El Veredicto…’Midsommar: El Terror No Espera A La Noche’

Por: Jesús Angulo

Midsommar es una cinta de terror dirigida por Ari Aster, segunda luego de su debut del año anterior con ‘El Legado del Diablo’. Esta vez, la historia nos presenta a una pareja de jóvenes, Dani (Florence Pugh) y Christian (Jack Reynor), quienes pasan por una situación muy critica en su relación, y para remediarlo, deciden irse a pasar las vacaciones de verano en una comunidad en Suecia, junto a sus amigos Pelle (Vilhelm Blogrem), Josh (William Jackson Harper) y Mark (Will Poulter). Pero, dichas vacaciones pronto se convertirían en una violenta y desgarradora experiencia en las manos de un culto siniestro.

Luego del éxito de su primer filme, los fanáticos del terror no pudieron esperar para ver que es lo que Ari Aster traería en su siguiente cinta, y para su sorpresa, esta no demoraría mucho en llegar, pero, aparentemente no fue como ellos lo planearon. Quizás, el impacto que causó su primera película, dio a la conclusión que Aster se enfocaría en realizar cintas de posesiones o cosas paranormales, pero en líneas generales, ‘El Legado del Diablo’ y Midsommar van por terrenos muy diferentes.

Bajo mi perspectiva, aún se podría resaltar ciertos aspectos que caracterizan el estilo único de Aster. Al igual que su primera película, el aspecto dramático sobresale más que el aspecto terrorífico mostrando a sus personajes, cada uno con diferentes características pero suficiente como para verse reales y convincentes, y más fácil de relacionarse con ellos. También, la manera en que se insertan detalles visuales minúsculos que poco a poco se vuelven importantes durante el desarrollo de la historia.

En cuanto al aspecto técnico, la película tiene una excelente cinematografía, que muestra cada aspecto de la comunidad, en muchos casos de una manera majestuosa, pero en otros casos, intrigante. Igualmente, la forma en que estas tomas están entrelazadas para poder crear escenas de tensión o misterio, junto con la puesta de sonido y la música, fueron muy bien logradas.

La actuación de todo el elenco fue excelente, sobresaliendo la de Florence Pugh, quien es el centro de la película. La relación, la perspectiva y la reacción que tiene con su amigos y con el ambiente fue de lo mejor parte de la cinta, y funciona gracias a que el director les brinda libertad a sus actores para poder desenvolverse y desarrollarse en cada escena, con su respectivo dialogo y actuación. No hay compresión, nada es forzado, todo surge fluidamente.

Tal vez lo negativo que aquí se presenta, podría ser el uso de la trama, vista anteriormente, refiriéndome a la clásica ‘The Wicker Man’ cuya narrativa también presentaba a un culto siniestro en una comunidad aislada.  Además el darnos, nuevamente, el típico cliché en el que un grupo de amigos van a un lugar y resulta estar maldito, poseído, invadido por asesinos o caníbales, etc. Pero aquí la diferencia es la presentación. El filme tiene la osadía que la gran parte de su metraje transcurre de día, y no necesita de la noche o escenarios oscuros para darnos incomodidad, tensión y sustos gratuitos. También tiene personajes muy bien establecidos, con aspectos y objetivos determinados, y no personajes vacíos, esperando a morir fácilmente de la mano del antagonista.

Sin embargo, algo que podría resultar incómodo podría ser la duración de la película, donde se establece muy lentamente a sus personajes, el contexto y el culto siniestro, tomándose su tiempo para poder llegar a los momentos de tensión y de terror. Pero en lo personal, fue interesante ver, detalladamente, como vamos conociendo poco a poco a los protagonistas, su llegada a esta comunidad pagana, su reacción frente a esta manifestación cultural muy distinta a la que no están acostumbrados, y como luego todo, lo que parecía el paraíso se convierte en un verdadero infierno cuyo regreso, podría no estar garantizado.

A pesar que muchos prefieren ‘El Legado del Diablo”, personalmente logré relacionarme más con Midsommar. El drama y la tragedia alrededor del personaje principal fue algo que no esperaba que me impactara emocionalmente. La forma en que el director logra combinar el terror con el drama es algo magistral, contando temas sobre la amistad, la familia, la resignación, etc., y es algo no tan común ver en una película de terror, y eso es lo que lo hace interesante e intrigante, algo que un director con gran talento como lo es Ari Aster logró realizar.

Calificación: 4.5 de 5

El Veredicto: ‘Sebastiana: La Maldición’

Por: Karen Pérez León

Después de algún tiempo puedo ver una película de terror peruana… Esperen, ¿terror? Bueno vamos a detenernos aquí un momento. Desde hace algunos años generar susto o terror al público ha dejado de ser una difícil tarea y todo el mundo parece recurrir hasta el hastío al típico susto por subidas de volumen cuando aparece el ser paranormal, ¿verdad? O el típico espectro de color azul con cabello lacio largo con una expresión espantosa. Pues, en esta cinta, más que terror, es una aventura paranormal.

En esta oportunidad, tenemos una nueva muestra de cine de terror peruano con Sebastiana, La Maldición, cuya historia es basada en el relato “Mujer y Tigre”, extraído de las “Tradiciones Peruanas” del gran Ricardo Palma. Cuando empezaron a salir a la luz los primeros detalles de su realización, y más aún confirmándose que la dirección iba a estar a cargo de Augusto Tamayo, me aventuré a pensar que por fin vería una obra nacional de género bien estructurada, una historia sólida, y con toda la experiencia de su realizador al frente. Sin embargo, estamos nuevamente, ante otra propuesta desperdiciada en mostrar un producto de calidad con sabor nacional.

La historia presenta a un grupo de amigas universitarias, quienes se aventuran a ir a una antigua hacienda a las afueras de Lima para descubrir el secreto de una antepasada de ellas. Una vez en el lugar, todo parece transitar de lo más normal hasta que poco a poco se empieza a manifestar una extraña fuerza envolviendo su estancia en una completa pesadilla.

Luego de leer estas líneas, muchos pensarán que es más de lo mismo o que ya se ha visto en otras producciones, y razón no les falta porque es cierto. Pero, lo que en verdad preocupa, y fastidia, es que sabiendo eso, no se haya querido arriesgar en mostrar algo de calidad con este proyecto. Si bien se nota que está bien cuidada en los detalles y aspectos técnicos, eso no basta si es que a tu relato no le imprimes fuerza y más aún, que el público se comprometa con lo que ve, que a estas alturas, al menos cuando se presenta una cinta de género nacional, resulta cada vez más difícil.

No voy a negar que el guión inicia de manera interesante, pero va perdiendo fuerza en el camino, convirtiéndose en una suerte de sucesos flojos y divagantes. Lo peor es que hay un salto temporal en el que sin mucho sustento las amigas toman una mala decisión que desata una serie de eventos sobrenaturales. Asimismo, no se desarrollan adecuadamente las historias paralelas que quedan sin cuajar y sin tener confrontaciones reales o viscerales como debería suceder ante los hechos.

Ya que tomamos el tema del grupo de amigas, a pesar que se sobre entiende que la historia gira en torno al personaje de “Nani” (Silvana Cañote), por varios lapsos no se siente que tuviera el peso de cargar con la historia y parece que fuera un personaje más. Por otro lado, el resto tampoco desempeña un gran trabajo, a pesar que se nota qué identidad le han impreso a sus personajes. Si se hubiera trabajado más en ese aspecto, junto con una mejor historia, estaríamos hablando al menos de buenas actuaciones, más no es así.

Finalmente, después de correr en círculos y no tener nada innovador que ofrecer, la cinta termina, se podría decir, de forma apresurada, como ya ha ocurrido con muchas producciones del género que no tienen más que ofrecer que intentos de susto.

Si estás buscando aventuras paranormales para pasar el rato o si te gustan los sustos de sobresalto, esta película es para ti, aunque dudo que la consideres como tu primera opción.

Calificación: 2 de 5

El Veredicto…’Intruso’

Por: Karen Pérez León

Canchita, luces apagadas, butaca cómoda, comienza la película…y en alrededor de 15 minutos, ya te diste cuenta que ya sabes todo lo que va a ocurrir en la trama. Con tristeza descubres que no es más que otro refrito que ya se ha visto en cartelera hasta el cansancio. Sin embargo, esto no quita el hecho de que puede llegar a ser entretenida, para pasar el rato, pero no como para ir al cine a verla.

Pero, ¿Qué es realmente lo que la hace tan mala? En primer lugar, cuando el personaje de “Charlie Peck” (Dennis Quaid), empieza a ir muy seguido a una casa que ya vendió, sin invitación y sin pedir permiso a los nuevos dueños, resulta absurdo que la esposa, “Annie” (Meagan Good), lo reciba como si fueran los mejores amigos de años. Es irritante verla conversar con él y dejarlo cortar su césped, sin consultarle, como si de algo normal se tratara. Como es de esperarse, su esposo “Scott” (Michael Ealy) sí nota su raro comportamiento. Es más, discuten en varias ocasiones por este motivo, pero ella lo defiende diciendo: “Pobrecito, no tiene a nadie”. Espera, espera mujer, si él mismo al inicio del filme dice que se va a mudar a Florida…

Seamos sinceros, si encuentras dentro de tu cocina a alguien que acabas de conocer,  ¿No te asustarías? Pues, yo sí, peor sabiendo que esa fue su casa y que todo parece indicar que conserva copia de todas las llaves.

Otro factor absurdo es la pareja de esposos, quienes tienen una relación aparentemente muy buena porque se  al parecer tienen una relación muy fuerte, se llenan de placer, etc. Además, que el esposo compra la casa a un precio que insulta los bolsillos de nosotros los pobres mortales, solo para complacer a su esposa… Y de la nada, descubrimos un secreto de su pasado que fue luego el motivo de su matrimonio. Pero, nada más, no se ahonda en el tema, y no sabemos a ciencia cierta que sucedió. Demasiado superficial todo.

Por otro lado, sobre nuestro “intruso”, nunca se llega a saber nada sobre su origen. ¿Por qué es un asesino? ¿Por qué se obsesionó con la casa? Son preguntas que jamás obtendrán respuesta. Al menos eso quiero creer porque volverse loco como perder un negocio, no lo veo como un detonante para volverse un psicópata. En mi opinión, hubiera sido muy interesante conocer el origen del problema mental del personaje de Quaid. Qué lástima tener que quedarnos con las ganas de saberlo.

Entonces, ¿Qué podemos rescatar de la película? Dos cosas: Los paisajes y ver cómo se defienden finalmente los protagonistas y cómo acaban con el “mal”. Sí, porque es imposible imaginarse otro final, ya que viene cantado desde el principio.

¿Algo más que agregar? Ahhh sí, los personajes secundarios son pésimos y huecos, en lugar de ayudar a darle peso a la historia, la hunden más.

Lamentablemente, una cinta más para pasar el rato. Un fin de semana que estés aburrido y no tengas nada mejor que hacer.

Calificación: 2 de 5

El Veredicto…’Infierno En La Tormenta’ (Crawl)

Por: Sergio Radicy

Sinceramente, cada vez los cines se invaden más y más de películas de terror genéricas, hasta las grandes productoras cada cuanto sacan una película mediocre que nos cuenta más de lo mismo y sinceramente cuando entré a las sala no estaba muy seguro de que esperar e inesperadamente me encontré con una película que me sorprendió, de una buena forma.

Además, que ponen en pantalla un villano no tan esperado en cintas como los cocodrilos, más relegados a cintas de serie B, pero esta vez ha sido tomado de una manera más seria. La verdad que me sorprendieron de una manera muy gratificante, nunca me hubiera esperado que sea un enemigo tan escalofriante.

La historia empieza un poco lenta, que podría ser la única parte floja de la historia, sin embargo nos plantea rápidamente cuál va a ser el principal conflicto, que es la proximidad de un tornado y nuestra protagonista debe encontrar a su padre, que esta desaparecido, antes que esta arrase con el pueblo donde se encuentran. La premisa es súper sencilla, pero mientras va avanzando la trama, hay un crescendo en la tensión, se siente un peligro latente y es aquí donde la película empieza a brillar y dónde, a mi parecer, comienza la historia. Todo el segundo acto se tratará de cómo la hija y su padre tendrán que escapar de cocodrilos que, los tienen rodeados y sin posibilidad de escapar y para agregar más suspenso, el tornado está cada vez más cerca y este hace que todo se inunde, ellos que están en el sótano, sin opciones de escapar tanto por los depredadores y sin mucho tiempo por la tormenta, se verán obligados a encontrar una forma de huir.

Lo que me gustó de la historia en sí, es que logra esa sensación de desesperanza en cada momento, cada intento de escapar tiene una pequeña estructura, que es casi como una mini historia en sí misma. Se les presenta una oportunidad para escapar, deben llegar hasta cierto punto para lograr escapar de los cocodrilos y de la inundación, pero ocurre algo que destroza completamente sus probabilidades de escape y en el transcurso de la película hay varios de estos momentos con este tipo de estructuras. Al principio lo aceptamos, porque obviamente la película debe durar, sin embargo están son situaciones que se seguirán repitiendo, lo cual podría considerarse como algo malo, y tal vez llegar a aburrir, pero aquí lograron emplearlo tan bien, que no es el caso. Es más, enriquece la cinta, puesto que ese sentimiento de desesperanza que mencioné anteriormente, te mantiene al borde del asiento con cada intento de escape, que piensas, “¿Y ahora qué harán? ¿Lograrán escapar? ¿Esta historia tendrá un buen final?”

Sobre la actuación de los protagonistas, Kaya Scodelario y Barry Pepper., son muy buenas, especialmente el trabajo de Scodelario, que te ayuda a meterte en la piel de la protagonista y estar en una constante tensión, logrando que simpatices muy bien con todo lo que ella está pasando.

Tengo que decirlo: lo que más disfruté de la película, es el gore que se emplea. El director no se retrae a mostrar escenas con mucha sangre, desmembramientos y muertes terriblemente sobrecogedoras y es que al estar producida por alguien cómo Sam Raimi, que es reconocido por películas cómo Evil Dead, puedes darte esas libertades y tener esa ayuda o guía de un director que es un experto en el área. Sin duda uno de los aspectos que le agregan un plus tremendo al filme.

Finalmente, la película es muy entretenida y con muchos momentos que te pondrán expectante de que es lo que va a pasar luego. Este es su fuerte y es lo que la hace muy recomendable si es que quieres pasar un buen momento de tensión.

Calificación: 3.7 de 5

El Veredicto…’El Convento’ (St. Agatha)

Por: Karen Pérez León

¡Por fin una película de terror sobre monjas que no toca temas sobrenaturales!

Cuando la fui a ver pensé que me toparía con la típica cinta sobre novicias y madres superioras que rezan intensamente porque están siendo atacadas por un ser oscuro. Pero, aquí viene lo interesante de esta historia: No tiene nada que ver con una maldición o un misterio que acaba con la vida de las habitantes del convento una a una.

En esta cinta se muestra la maldad pura del ser humano, que puede ser más aterradora que la presencia de entidades oscuras, como lo dice la conocida frase: “Hay que tener miedo de los vivos, no de los muertos”. Algo que se cumple al ser testigos de la crueldad de la que una persona puede ser capaz con tal de verse beneficiada económicamente.

Si bien no existe un terror real como lo indica el género de esta producción, sí hay horror por las torturas impuestas. Se ve mucha sangre, momentos realmente desagradables que pueden revolverte el estómago y acciones que te obligan a cerrar los ojos por lo impactantes que son. En más de una ocasión, tuve que voltear la mirada o lanzar un grito por el espanto.

El guion es flojo y predecible, aunque al inicio este problema no es tan notorio. Es en la segunda parte en que la narración decae totalmente e incluso aburre por ser repetitiva, aunque, se levanta con fuerza en la tercera parte. No obstante, para mí no fue sorpresa el descubrimiento de Mary. Siendo sincera, yo ya sabía de qué iba la historia y el porqué del comportamiento de las monjas.

La escenografía y el vestuario de los años 50s son bastante adecuados para la época, con tonos oscuros y lúgubres; lugares desgastados y simples. Ingredientes perfectos que son acompañados magistralmente por el trabajo fotográfico de Joseph White, quien propone tonalidades entre azules y grises para generar la sensación de desesperanza y encierro inevitable a la audiencia.

En cuanto a la actuación de Sabrina Kern como “Mary”, se puede decir que es penetrante por tener gestos que transmiten el horror y la angustia que está viviendo el personaje. Además, en los momentos de alta tensión, su actuación luce impecable al punto de creer realmente que no hay escapatoria del terrible convento. Todo gracias a la maravillosa guía de Darren Lynn Bousman, director de la segunda, tercera y cuarta parte de ‘El Juego de la Muerte’ (Saw) y ‘Repo’ (2008)

Pero es Carolyn Henesse, quien interpreta a la Madre Superiora, la que se roba el protagonismo, de tal manera que llegas a odiarla y a desear que pague por todos sus “pecados”. Lamentablemente, para el esperado enfrentamiento entre Sabrina y Carolyn, no sucede interacción alguna entre ellas, lo que deja al público insatisfecho y decepcionado.

¡SPOILER! El final es para nada atractivo, ya que no se explica qué sucede después de que Mary logra escapar del convento, ni qué sucede con la Madre Superiora. Por ello, mi consejo es que si buscas una cinta que te haga perder el sueño, esta no es para nada tu película. Pero, si eres de los que aman la sangre y las escenas de tortura, entonces debes verla. No te la puedes perder.

Calificación: 2.7 de 5

El Veredicto…’Cementerio Maldito’ (2019)

Por: Cesar Cortez

El género de terror sigue siendo la “victima” fácil de los remakes porque ahora le tocó el turno a Cementerio Maldito, o ‘Cementerio de Mascotas’ para algunos, un título que no esperaba que llegara a los cines en este momento, pero que sabía en el fondo que esto se iba a dar. La cuestión es que no se ha descubierto aun la fórmula para hacer de estos productos algo bueno y que no se recuerde o compare con la versión original, algo que este filme no ha podido lograr.

Muchos (tal vez) se preguntan, ¿Era necesario hacer una nueva película?. Su llegada a los cines era inminente. No sé si hoy o dentro de cinco años, pero la primera razón es el “efecto It”. La cinta de “Pennywise” comprobó con sus más de trescientos millones de dólares, que alguien como Stephen King sigue siendo rentable en el cine, o tal vez, es ese efecto de nostalgia el que ayudo a lograrlo. Cementerio Maldito va por ese camino aunque en una menor medida por su historia. En cambio ‘It’ con Pennywise, permanece aún en la memoria de muchos que vimos la versión de 1990 cuya presencia se nos quedó grabada en la mente porque, realmente, fue escalofriante. Este el clásico efecto del “me too”, y Paramount no lo pensó dos veces. Tenía que hacerse.

En lo personal, la versión original de Cementerio Maldito la habré visto tantas veces que ya perdí la cuenta, y confieso que es mi segunda cinta favorita del ranking “de terror” de las historias de Stephen King. Por tal miraba esta versión con mucho interés pero creo que queda debiendo en su narración. Como se sabe, la familia Creed llega a su nuevo hogar en el pueblo de Maine para alejarse del bullicio de la ciudad. Con lo que no cuenta, es que dentro de su propiedad, se encuentra con un misterioso y peculiar cementerio de animales donde las personas van y entierran a sus queridas mascotas. Lo malo de esto, es que este es solo el principio del camino hacia un lugar maldito donde la muerte y la vida convergen, pero no como uno se lo imagina.

Debo confesar que cuando llegó el segundo tráiler de la cinta, me dije “¿Es en serio?” “¿Spoilearon la trama?” Por supuesto, estoy hablando de la parte donde se ve que “Ellie Creed” es la que muere y regresa luego solo para traer más muerte y dolor. Paramount parece que le aterra tanto el que sus películas no generen dinero que no le importa lanzar el tremendo giro de la cinta. Lo mismo pasó con ‘Terminator Génesis’ en su momento. Un súper error. Es como si un cómico te dijera el final de un chiste porque teme que nadie se ría. Es el mismo efecto. Por otro lado, también me dije “Esta bien, lo hicieron, pero tal vez hay una subtrama que lo compense”. Si bien hay una, es muy pequeña o para nada importante como para que se nos quede grabada en la mente. Gracias Paramount.

Además de mostrar a  “Ellie Creed” (buena actuación de Jete Laurence) como la enemiga en esta película, se le ha dado mucho énfasis a la presencia de “Church”, el gato de la familia. Si bien es importante dentro de la trama, aquí prácticamente pasa a ser un estelar, lo cual desde cierto punto de vista es correcto. Tiene escenas atemorizantes y ese es un plus. Por otro lado, sobre todo “Louis Creed” (un inexpresivo Jason Clarke) y “Rachel” (Amy Seimetz) no tienen una gran conexión como si la tuvieron en su momento Dale Midkiff y Denise Crosby.

Muchos consideran que hacer una nueva versión es, a veces, quitar ciertas cosas de la película original. Lo malo, o al menos en este caso, son algunos detalles que han obviado o se ven en menor medida. El caso más llamativo podría ser el de “Jud”, quien en la cinta original tuvo una presencia fundamental, ya que logró forjar una gran amistad con “Louis Creed”, pero aquí solo parece que lo lograra en un 50%. Otro caso llamativo, es el personaje de “Pascow”, quien resultaba ser como un “guía” o “ángel de la guarda” para la familia Creed, pero aquí si aparece un par de veces es todo.

La finalidad de Cementerio Maldito, o de los remakes, es que las audiencias de ahora descubran los títulos de antaño, pero en realidad no creo que esta asuste o cause un gran impacto porque no hay un elemento original o nuevo que la respalde. Si la quieres pasar bien, eso sí, sin esperar nada más de lo normal, podrías verla sin duda. Por lo menos me voy satisfecho con que hayan mantenido la referencia a The Ramones, sobre todo en los créditos finales como en la cinta original.

Calificación: 3 de 5

El Veredicto…’Feliz Dia De Tu Muerte 2′

Por: Cesar Cortez

En el 2017 se nos presentó una película llamada Feliz Día De Tu Muerte, cuya premisa mostraba a una chica que repetía el día que moría una y otra hasta descubrir el porqué se deba esta situación. En resumen, estábamos ante un ‘Hechizo Del Tiempo’ versión terror. El resultado, una original propuesta dentro del campo del horror con toques cómicos que hicieron de esta una muy buena opción.

Dos años después tenemos entre nosotros su segunda parte producto de las buenas críticas, y especialmente la taquilla, porque en realidad fue un gran triunfo de Blumhouse al haber recaudado quince veces su presupuesto, y eso en palabras de Hollywood, te asegura por todo lo alto realizar una secuela. La pregunta ahora seria, ¿Cómo hacer esta película? ¿Se iba a repetir la misma fórmula o se iba a añadir otros elementos? Pues en realidad, hay un poco de todo.

La historia, en un principio, daba la impresión que iba a centrarse en “Ryan”, el compañero de cuarto de “Carter”, porque vemos como repite el día de su muerte un par de veces. Sin embargo, cuando relata lo que le sucede, “Tree” piensa que le va a ocurrir lo mismo que a ella. Sin embargo hay un elemento agregado a la historia: “Ryan” es el causante de lo sucedido con “Tree” porque el, junto con unos compañeros, han creado una máquina que distorsiona el tiempo, y la única solución es terminando con ella. Lamentablemente, ocurre un problema y el universo se ve alterado pero con un nuevo incidente: “Tree” nuevamente se ve atrapada en el día de su “muerte” y deberá morir una y otra vez hasta que la maquina vuelva a funcionar y todo pueda regresar a la normalidad.

En la mayoría de casos, cuando sale una secuela que trata de hacer comprender porque se dieron las acciones del filme anterior, resulta ser que la idea que tienen entre manos suele irse por “entre las ramas” y el interés generado no logra captar al espectador. Sin embargo, el tema que se presenta aquí pueda ser la excepción aunque también puede darse en el caso de hacerse la pregunta ¿Por qué hicieron esto?

Sin duda que la trama tenía que cambiar, porque solo el hecho de repetir lo mismo iba a ser un fracaso, algo que parecía que iba a suceder con el personaje de “Ryan” como bien se mencionó antes, así que se tenía que hacer un giro necesario. Así lo entendió el director, y también guionista en esta ocasión, Christopher Landon, en darle una identidad a esta segunda parte, porque no solo el elemento de ‘Hechizo en el Tiempo’ iba a servir, sino que ahora debía emplearse otros concepto, y el que salta a la vista es el de ‘Volver Al Futuro 2’, en lo que es la cuestión de alterar el tiempo y las realidades. Si ya se tomó una referencia cinematográfica para la primera, ¿Por qué no hacerlo para la segunda también no? El concepto empleado puede parecer interesante pero por otro lado, puede ser algo ridículo, aunque eso es lo que trata de vender la cinta al no tomarse por ratos, muy en serio.

Si hablamos del gran error que tiene la cinta es que al tratar de centrarse en la reparación de la “máquina del tiempo”, se deja de lado el elemento de horror, que era lo interesante, y primordial del primer filme, y sea aquí el gran “talón de Aquiles”, porque no se emplea de la misma manera, lo que la convierte, tal vez, en solo una comedia de humor negro. Trata de recuperarlo un poco en el último cuarto del metraje pero es solo eso, un poco.

Por otro lado, si hay alguien por mencionar que es el motor de la película es claramente Jessica Rothe como “Tree”, quien al no estar centrada solo en ser la victima que muere una y otra vez a manos de su asesino, la vemos realizando otras situaciones donde se le ve más desenvuelta, y con más experiencia. Realmente, en esta oportunidad, vale pagar el precio de la entrada para verla. Las escenas en que muere una y otra vez, son de lo más divertidas.

A pesar de su cambio de ritmo y de su nueva premisa, esta cinta no es superior a su antecesora, que mostro un concepto distinto y original dentro del campo del terror. Más bien, ahora que se sabe la verdadera causa del porque sucedió lo que sucedió con “Tree”, podría hasta desmerecerse un poco la primera pelicula. No obstante, si solo pides pasar un momento agradable y no darte muchas vueltas en la cabeza, entonces es una muy buena opción para no descartarla.

Ah se me olvidaba, hay escena post-crédito, así que estén en su asiento porque esta nos dice que no hemos visto lo último de ‘Feliz Día De Tu Muerte’.

Calificación: 3.1 de 5