‘Viernes 13’: 35 años dejando un legado de terror

Por: Cesar Cortez G.

Martes 13, como se estreno aquí, o, mejor dicho, Viernes 13, cumple 35 años entregándonos su concepto de puro terror que ha trascendido fronteras y despertando la admiración de mucha gente alrededor del mundo. Celebremos este día, dándote a conocer algunos detalles que, de seguro, no sabias de el.

(Poster Internacional de Martes 13)

Año: 1980

Director: Sean S. Cunningham

Un bosque, cabañas de campamento, un grupo de jóvenes, sangre y diferentes maneras de morir, ¿Qué obtenemos? Nada más que una simple película de terror dirán muchos. Pero luego de 30 años, estas mismas ideas hicieron de Martes 13, un film icónico de muchas generaciones y el punto de partida para un nuevo género de cine de terror: el slasher.

Sean S. Cunningham, director y productor de la cinta, jamás imaginó el éxito que despertaría en la audiencia una simple película de terror y que con los años le dediquen documentales, reuniones y todo tipo de merchandising al respecto. Y pensar que por poco, casi no ve la luz, pero a veces los riesgos, si que valen la pena. Claro que también su realización ha estado envuelta en escándalos, malas críticas, hasta los religiosos y puristas, entre más. Pero el tiempo le ha dado la razón a Martes 13, poniéndola en la cima como la primera de su estilo y un ejemplo a seguir para las películas que le siguieron. ¿O acaso creen que Scream, Saw, Sangriento San Valentín o Se lo que hicieron el Verano Pasado, salieron del aire? Martes 13 les mostró el camino y ellos lo hicieron a su manera.

Muchos atribuyen, que el éxito de Martes 13, no se hubiera hecho sin tener antes una referencia, que se llama Halloween. Aparte, está el hecho de que fue todo un éxito de taquilla en el año de 1978. Eso fue lo que impulsó mas a hacer algo como esto, ya que Hollywood tiene la mentalidad del “yo también”. Y realmente fue así, a pesar que siempre han salido a defender el producto como original, pero en el fondo, si ese fenómeno no se hubiera dado, esto jamás hubiera existido.

La historia nace un 9 de mayo de 1980, y como dato adicional, en Perú lo hizo el 27 de noviembre, fue un éxito instantáneo, tal vez la sorpresa del año, llenando las salas de cine donde era exhibida, recaudando nada más que unos 40 millones de dólares en Estados Unidos. En la actualidad, esa cifra no dice mucho, pero en ese entonces, podía considerarse un taquillazo. Y si hacemos una simple conversión de haberse estrenado en nuestros tiempos, bordearía los 90 millones de dólares aproximadamente. Nada mal para una película de terror.

Pero como dije anteriormente, no todo fue felicidad dentro de este cuento, sino que la atacaron por todos lados. Las críticas la tildaron de sucia, pervertida y un festín de sangre como nunca antes visto. Eso va agregado, al hecho de incentivar a la gente a querer ver más y cambiarle su forma de pensar y dejar la moralidad de lado. Lo única que trataba de hacer, era dar un espectáculo más sin hacer daño a nadie. Pero cuando algo sale bien, siempre hay algunos que no comparten eso y tratan de hundir algo que a su parecer no va con ellos. Pero el fondo sigue siendo el mismo: es solo una película.

La trama de la película gira en torno a unos asesinatos cometidos en el campamento Crystal Lake en el año 1958. Nadie supo quién los cometió, llamando al lugar “Campamento Sangre”. En 1980 es reabierto por un grupo de jóvenes, que ignoran lo que pasó ahí. Pero al cabo de unos días, la leyenda renace trayendo consigo, una nueva ola de muerte y sangre, y el misterio de los crímenes del 58, también es revelado, ya que todo fue, por la muerte de uno de los niños de ese campamento, por descuido de los guías del lugar. Pero al final, siempre el bien prevalece….pero lo que uno no sabe es si así para siempre.

Hay mucho por decir sobre Martes 13, pero hay una cosa que hasta la fecha, la gente no aprende, así que aquí lo voy a hacer: Jason no fue el asesino sino su MADRE, si señores aunque no lo crean. El aparece recién en la segunda parte. Espero que ahora si esté más que entendido. Además, hasta este momento, no sé porque se le denominó “Martes 13”, si su título es “Friday the 13th”. Si hubiera sido “Tuesday the 13th”, de hecho se entiende, pero no sé porque cambiar el día. Algo inexplicable en verdad.

No podemos terminar sin antes mencionar la maravillosa melodía de Harry Manfredini, que de solo escucharla, sabemos a que se refiere. Inclusive algunos la tienen como ringtone de celular. Simplemente, fantástica, además de haber trascendido la línea del tiempo. En segundo término, el excelente trabajo de maquillaje por parte del genial Tom Savini. A él le debemos, los diferentes asesinatos de la cinta, y las innovaciones de sus creaciones, para futuras cintas del género. Diez puntos para él. Y como dato final, podemos citar a Kevin Bacon dentro del film, como una de sus primeras actuaciones antes de ser reconocido como estrella de cine.

Martes 13 no será una gran película, pero su legado es inmenso. A él le debemos casi todo el terror que vemos, y eso no es poco. Ya está dentro de la historia del cine y perdurará por siempre, aunque a algunos les duela, pero así es la realidad, y sin querer, se hizo para quedarse.

Calificación: 3 de 5

(Poster de Martes 13 en Estados Unidos)

Advertisements