El Veredicto…’Verdad O Reto’

Por: Karen Pérez León

Verdad o Reto narra la historia de unos estudiantes universitarios quienes después de ir de vacaciones a México, son perseguidos por un espíritu sobrenatural que los acecha para obligarlos a continuar con el famoso juego “verdad o reto”.

La cinta está dirigida y escrita por Jeff Wadlow, director de ‘Kick Ass 2’, quien claramente, no tiene mucha experiencia con el género del terror, ya que la trama de esta película es muy simple y floja, ofreciendo un típico thriller adolescente en el que un grupo de amigos cae víctima de un villano del cuál no pueden escapar.

En cuanto a las actuaciones, son pobres y ninguna resalta. Lo más inquietante son los cambios abruptos de estado de ánimo, los personajes pasan de estar enojados a asustarse o conversar como si nada hubiera pasado, en cuestión de segundos. Además, ninguno de los involucrados logra trascender con su interpretación e incluso caen en el cliché del más bueno y el más malo.

Sumado a ello, las situaciones de terror, si es que se le puede llamar como tales, jamás llegan y la animación de los rostros poseídos es más graciosa que terrorífica. Este efecto no solo no logra el objetivo de asustar a la audiencia, sino más bien se coloca algo de suspenso muy predecible y pobremente trabajado. Los ambientes no ayudan, la banda sonora resulta repetitiva, consiguiendo que la cinta se haga larga y tediosa.

En conclusión, Verdad o Reto es un largometraje para pasar un momento de extremo aburrimiento, sin ningún aporte mayor o trascendencia para este año.

Calificación: 2 de 5

Advertisements

El Veredicto…’Los Extraños: Cacería Nocturna’

Por: César Cortez

En el 2008 se estrenó un interesante filme de terror titulado ‘Los Extraños’, en la que una pareja, mientras se quedaba en una casa de campo, se veía acosada por un trio de enmascarados que volvieron su vida en una completa pesadilla. Ahora, diez años después tenemos su secuela, Los Extraños: Cacería Nocturna, donde la esencia de su antecesora no se ve para nada reflejado en esta cinta, entregándonos un producto muy por debajo de las expectativas.

Esta vez la historia (creo) se ubica exactamente diez años después del filme original presentándonos a una familia quienes salen de viaje para llevar a su hija a una nueva escuela en el interior del país. Como el viaje es largo, llegada la noche se quedan hospedados en un desolado lugar para acampar. No obstante, su estancia no será como lo habían planeado porque, nuevamente, el malvado trío de encapuchados hará de las suyas con ellos. Ahora lo único que cuenta es salir con vida a como dé lugar.

El director Johannes Roberts se está convirtiendo en un nombre frecuente dentro del cine de terror en estos últimos tiempos ya que también a él le debemos cintas como ‘Del Otro Lado De La Puerta’ o ’47 Metros de Profundidad’, pero se nota que aún no sabe explotar su verdadera capacidad como realizador. Sinceramente, pensé que con esta cinta íbamos a ver algo cercano a lo que logró Bryan Bertino (que aquí cumple la función de productor) hace diez años atrás, donde se trabajó una historia  que se tomaba su tiempo y construía una atmósfera de tensión y claustrofobia  donde no sabías en qué momento se iba a dar la acción.

En lo que respecta a esta segunda parte, no se nota ese concepto, ya que la idea de los realizadores es mostrar a una familia acechada y presta a ser las víctimas de este trío de asesinos seriales cuya idea es matarlos con un cuchillo, hacha o con algún objeto que se tenga disponible en el momento. Es decir, todos los ingredientes que construyen un típico slasher. Nada más y nada menos. Lo único que importa ahora en la trama es mostrar la sangre, algo que en la película del 2008 era lo de menos. Como se nota también, que el guión estuvo falto de ideas al colocar referencias de ciertos clásicos de terror para poder completar la historia. Es un método que últimamente se hace notar, y en lo personal, no aporta nada a la realización, sino solo el hecho de “homenajear” de mala manera a películas que uno tiene entre sus favoritas.

Los Extraños: Cacería Nocturna se convierte entonces  en una secuela muy por debajo de lo que pretendía, especialmente si viene de un título que supo plasmar miedo y tensión en la pantalla. Tampoco estoy afirmando con lo dicho que la primera es una joya u obra maestra del cine de terror, pero esperar una década y ver este resultado, sinceramente, es una decepción. Una verdadera lástima, porque esta realización no se merecía esta clase de final.

Calificación: 2.5 de 5

El Veredicto…’Instinto Satánico’

Por: Sheyla Pacheco

Tenemos entre nosotros la cinta de terror Instinto Satánico, remake de la francesa  ‘À L’Intérieur’ del 2007, la cual llevó nuevamente a muchos críticos de cine a preguntarse si en verdad se podía realizar filmes de terror sobre embarazos.

Al igual que el filme original, se presenta a una mujer llamada Sarah (Rachel Nichols), quien se encuentra en la última etapa de embarazo con un estado emocional bajo luego de haber perdido a su novio en un accidente automovilístico y lidiar con la soledad en que se encuentra viviendo. Una noche de Navidad, recibe la visita inesperada de una mujer con siniestras intenciones. El complemento adicional que el director Miguel Ángel Vivas añade a esta nueva versión, es convertir a la protagonista en una persona sorda comparada con la de la versión original. Esto le permite al espectador entrar en un ambiente de suspenso, ya que, sabemos más datos que la misma protagonista e imaginamos cuál puede ser su fatal final.

‘À l’intérieur’, obtuvo excelentes críticas en su momento llegando a considerarse una de las más audaces en el género de terror. Sin embargo, esta versión hollywoodense no llega a superarla. Cuando uno ve una cinta de terror espera sentir ese “miedo” en toda la proyección del filme, pero Instinto Satánico no lo causa, claro que te hace saltar del asiento debido a los clásicos sonidos fuertes y cortes rápidos de escena.

Pero no desmerezcamos la labor realizada por Vivas, ya que su trabajo si funciona muy bien como suspenso, más no como terror. Aunque tenga los típicos clichés de las películas de terror actuales, el director trato que la historia no “caiga” en los silencios que existen en la mayoría de las escenas.

Por otro lado, no quisiera spoilear mucho pero el final me pareció muy decepcionante. Si bien la cinta francesa es más cruda y tosca, funcionó para generar esa sensación de miedo hasta nos lleva a pensar que llega al gore, sobre todo el con final espantoso. En cambio, la versión hollywoodense siempre debe terminar con un final feliz ¿Por que?

Como se mencionó anteriormente, funciona como un filme de suspenso y es perfectamente recomendable a todo aquel que espera siempre los finales felices. Y si esperabas ver un acontecimiento satánico o monjas asesinas descártalo. Esta película es un gran ejemplo de que las traducciones de los títulos al castellano no siempre se relacionan con el contenido.

Calificación: 2.5 de 5

El Veredicto…’Un Lugar En Silencio’

Por: César Cortez

Un filme donde la premisa es estar en silencio, prácticamente todo el metraje, es una tarea ardua, porque no solo es estar mudo todo el tiempo, sino como te vas a desenvolver y producir esos “ruidos” que aquí vendrían a ser los gestos y ademanes atractivos e inteligentes para la audiencia. Afortunadamente, eso lo entendió muy bien el director y protagonista de Un Lugar En Silencio, John Krasinski al darnos una obra llena de emociones y una alta carga de tensión.

La historia se ubica en un futuro, o presente post-apocalíptico, en la que el mundo, prácticamente se ha quedado “sin voz” al verse invadido por unas extrañas criaturas que al menor sonido que se emite, te atacarán hasta matarte. En el habitan Lee y Evelyn Abbott junto con sus tres hijos quienes solo se comunican a través de señas tratando de mantener todo en silencio. Caminan descalzos, dejan la puerta abierta, comen en hojas, etc, es decir hacen de todo para no emitir sonido alguno. La pregunta es ¿Hasta qué punto podrán mantenerse en este silencio absoluto?

Es un poco extraño ver un filme de esta categoría, primero que nada llevado a cabo por un gran estudio cuando, por su tema, mas parece un filme independiente y experimental, y por otro lado en tiempos donde “si no se pone sangre, no me da miedo”. Esto ya lo demostró el año pasado la más que laureada y premiada ‘Huye’, y este podría ser un caso parecido, donde se pone de manifiesto que el terror es todo lo que nos rodea y que las ideas siempre están presentes. En el caso de Un Lugar en Silencio, la premisa salta a la vista: ¿Qué pasaría si se hace una historia donde no se diga ni una palabra? Donde tengas miedo de hablar sin ser mudo y que por más miedo que tengas, hay que contenerse de no gritar a pesar que hay algo que siempre te está acechando. Como para volverse loco sinceramente.

John Krasinski, quien desde hace un tiempo ha dejado de lado su faceta cómica para embarcarse en proyectos más serios, coloca a la familia protagonista como una de tantas que deben existir en este mundo, donde tiene que hacer lo imposible para mantenerse con vida. Sin embargo, no todo es tensión y miedo ya que también se da tiempo de mostrar el entorno familiar, tal vez dando una lección a las nuevas generaciones donde ciertas costumbres de antaño se han ido perdiendo por causa de la tecnología y otros aspectos modernos. Aquí la familia lo es todo, porque cada uno se apoya para que a ninguno le pase nada. De más está decir que todo debe hacerse en un silencio sepulcral, y cuando este se produce, bueno están listos para tener sobresaltos desde sus butacas.

John Krasinski y Emily Blunt, hacen de los padres de familia, y como se sabe, son pareja en la vida real y tal vez eso le da un plus a sus actuaciones donde se ve el compromiso de ambos como tales. Si bien el primero cumple como padre y defensor de la familia, Blunt resalta un poco más su actuación, especialmente de la mitad hacia adelante por un detalle más personal y que se convertirá en la mayor dificultad de esta familia (no lo voy a mencionar obviamente). Por el lado de los hijos, sobresale la actuación de Millicent Simmonds, quien es sordomuda en realidad y se nota por sus gestos lo mal que lo está pasando, al igual que Noah Jupe, recordado por su actuación en ‘Extraordinario’, quien vive aterrado pero debe sacar todas las fuerzas posibles para seguir viviendo, aunque a veces tienda a desesperarnos un poco.

Un Lugar En Silencio se convierte en uno de los estrenos más interesantes del 2018, colocando al cine de terror en un lugar de privilegio luego de la consagración de ‘La Forma del Agua’ en la última ceremonia del Oscar. Los fans del género, ni tampoco lo que están fuera, se decepcionaran. Eso se los puedo garantizar.

Calificación: 3.9 de 5

El Veredicto…’60 Minutos Para Morir’

Por: César Cortez

¿Qué es lo que sucede si juntas las películas ‘El Juego’ de David Fincher y ‘El Juego del Miedo’ (Saw)? Pues seguramente te podría dar como resultado 60 Minutos Para Morir (Escape Room), filme que podría considerarse como el hijo “bastardo” de esta unión porque es un filme paupérrimo que no hace más que querer imitar a los títulos mencionados de una manera muy plana y sin sentido. De hecho, no hay muchos factores para salvarla, y eso es un grave problema.

La trama presenta a un grupo de amigos que se reúnen para celebrar el cumpleaños de Tyler (Evan Williams) y mientras todo transcurre de lo más normal, su novia Christen (Elizabeth Hower) tiene un gran regalo para él, o mejor dicho, para todos: ir a uno de estos “cuartos de escape”, que están muy de moda por cierto, donde por el lapso de una hora deberán descifrar las pistas para poder salir de ahí. Lo que no saben, es que lo que vivirán será algo real, y el objetivo es salvar en ese lapso de tiempo a Christen que se encuentra atrapada dentro de una jaula, y si no cumplen con lo que dicen, todos tendrán una muerte segura.

Creo que la trama no engaña a nadie y podemos deducir por donde va la historia, pero lo  malo es la manera como esta explicada. En principio se ve que hay un asesino que gusta torturar a sus víctimas y lo hace a través de acertijos, y si no respondes pues este te castigara y empezaras a sufrir lentamente hasta que ya no tengas más pistas y mueras en el intento. Por una parte me hizo acordar un poco a “Ghostface” de ‘Scream’ ya que el tenía el mismo móvil: “Si no respondes bien las preguntas, morirás”. Pero a comparación de él, este tenía  un motivo que le hacía hacer las cosas, en cambio en 60 Minutos Para Morir, no hay nada que nos diga por que lo hace, como escoge a sus víctima. Es solo el disfrute de verlos sufrir.

De hecho, si ya has deducido de que va la película, la parte que quieres que llegue es la del cuarto de escape para saber cómo ellos van a salir de esta y que trucos usara el asesino para ellos. Lamentablemente, este es un filme, y se nota, que tiene las mejores intenciones para entretener y trata de hacer lo mejor con el presupuesto que tiene, pero las trampas y la manera de elaborarlas son muy decepcionantes, muy básicas. Pensé que íbamos a ver cosas más elaboradas y que hagan desesperar a nuestros “héroes”, pero la cuestión es que las respuestas están a la mano y se sabe lo que hay que hacer. Quieren imitar a Jigsaw y sus trampas pero lo cierto es que aquí no hay por dónde cogerlo. Si el viera lo que hace, de hecho que se convertiría en una de sus víctimas y con mucha razón por ser un mal alumno.

Los actuaciones son muy planas y no convencen a nadie, es decir hacen lo que pueden y lo que el guion les ha indicado a cada uno lo que conlleva además a la personalidad que tiene cada uno. No hay una empatía con el público y jamás vemos que nos preocupemos por ellos en lo más mínimo. Inclusive algunos son irritantes, como la pareja de amigos que todo lo ve besos y abrazos y, voy a spoilear un poco, pero me alegre cuando murieron porque ya era “too much”.

Una decepcionante aventura fue ir a ver 60 Minutos Para Morir, un experimento salido de las páginas de ‘El Juego del Miedo’ que no sabe por dónde ir ni que hacer. Dudo mucho que se la recomiende a alguien, aun así no haya nada que ver. En estos casos, en tiempos que se dice que muchos ya no leen, es mejor que se consigan un libro. Lo pasaran mucho mejor.

Calificación: 1.9 de 5

El Veredicto…’No Sigas Las Voces’ (Mimic)

Por: Sheyla Pacheco

No Sigas Las Voces, filme coreano dirigido por Jung Huh, cuenta la historia de una misteriosa criatura conocida como ‘Jangsan Tiger’, que vive en la montaña y puede imitar a la perfección los sonidos de animales y humanos de familiares o personas allegadas a uno, de esa forma es que atrae a sus víctimas.

Critico mucho al terror asiático porque siento que tienen un mismo patrón, lo cual lo hace ser muy predecible. La cultura americana hace lo mismo con sus películas del género del terror, así lo vemos en ‘Actividad Paranormal’ entre otras, que han agarrado la tendencia de mostrar las escenas grabadas con cámara en mano o “found footage”. Agrego también que ambas culturas han optado por sembrar el terror solo por utilizar efectos de sonidos o mostrar un elemento sorpresa que haga saltar del asiento al espectador.

Es lo que pasa con No Sigas Las Voces, aunque resaltaré que la primera parte de la película estuvo muy buena. Si bien generaba susto con los sonidos, la historia de los dos primeros personajes que muestra, captó mi atención y de los demás espectadores. Podría decir que logró trabajar bien el suspenso en las primeras escenas.

Resalto también, la innovación de poner como tema central a una criatura que copie la voz y sonidos de los seres más queridos por nosotros (personas y animales), pues no he visto otro filme que utilice esta clase de demonio, normalmente nos muestran a entes que solo quieren hacer daño a los protagonistas, así que Huh tiene puntos a favor en este aspecto. Sin embargo la idea de la criatura con ese “don” de copiar voces tenía que ser complementada con un buen guión. El director mostró a muchos personajes con sus historias que se perdían y quedaban “sueltas” mientras iba avanzando la cinta.

Si se iban a centrar en una familia que les ocurre estos sucesos tenebrosos, entonces debieron dejar de lado a los demás personajes y no confundir tanto al espectador o no dejarlos con el sin sabor de ¿Qué paso con ellos? Desde la mitad de la película hacia el final, le perdí sentido e interés tornándose una trama aburrida. La idea de esta criatura y de su origen se presentó casi al final, y a mi parecer, debieron hacerlo desde el principio y desencadenar situaciones que impacten.

Siempre digo, no es necesario poner efectos o seres paranormales de sorpresa para generar terror. Veamos a Hitchcock y sus películas, era un terror psicológico con un guión que cautivaba y generaba miedo. Recuerdo que cuando termino la proyección en la sala, una persona mayor comentaba a sus nietos, no hay nada como las películas de terror antiguas, no necesitaban tantos efectos y no eran aburridas.

La película pudo haber sido mejor, pero creo que el director trato de mezclar muchos casos que fueron enredando al espectador.

Calificación: 2.5 de 5

El Veredicto…’El Despertar De Los Muertos Vivientes’

Por: Sheyla Pacheco

El Despertar de los Muertos Vivientes, remake de Day of the Dead (realizada en 1985 por George A. Romero), me genero mucha expectativa, esperaba su estreno con ansias, pues alguien que ama las películas de Romero espera que el remake este a la altura de quien fue en vida el gran maestro.

La historia que presenta el remake es sobre un grupo de sobrevivientes de un apocalipsis zombie, quienes están refugiados en una base militar y esperan por una cura por parte de una joven doctora. El argumento del filme de 1985 es similar, solo que ahora se añade una “historia de amor” entre los protagonistas. Desde mi punto de vista, este concepto no fue una buena idea, porque se centraron solo en Zoe (Sophie Skelton) y Baca (Marcus Vanco), quienes prácticamente luchan por estar bien ante todo obstáculo que se les presente, lo cual no da mucho dinamismo al filme. A diferencia del original donde Romero muestra sutilmente el amorío de dos protagonistas pero que están en conflicto constantemente sin tener un final feliz.

En la cinta de Romero, se presenta la idea más “filosófica” que los zombies pueden ser amaestrados; si uno ve toda la historia puede estar en esa incertidumbre de saber si eso servirá de algo o no para los sobrevivientes. Todo lo contrario a lo que planteo Vicens (director del remake), pues el zombie Max (Johnathon Schaech) quien “razona”,  está dirigido por la obsesión que tuvo en vida con Zoe. Creo que la película más se basaba en la vida de esta doctora joven que mostrar como los sobrevivientes luchan por llegar a un objetivo: salvarse.

Un aspecto que me pareció muy flojo, fue la idea de que salvar a una niña de una gripe y que los militares pongan en juego su vida, saliendo a los exteriores luchando con los zombies por recuperar medicinas de hace más de 5 años que pueden estar caducas y que no sirven de nada. El director debió centrarse en una idea más contundente para que todos se desesperen por buscar ayuda, como que los alimentos o servicios vitales empiecen a agotarse causando la desesperación de todos. Si no hubiese sucedido lo de la niña, el grupo hubiese continuado viviendo de lo mejor. Así vemos al principio, ellos no tienen la necesidad o urgencia por salir del refugio. No sentí que la historia “explotara” a nivel de guion, ni percibí en que momento la situación de la historia presentada diera un giro total, todo muy lineal.

Pero no todo es malo para la película de Vicens, mostrar más escenas de los zombies fue una buena propuesta. Si recordamos, Romero se centró mucho en los diálogos de los personajes mostrando prácticamente menos de 10 minutos a los zombies en todo el filme, lo cual puede llegar a ser muy tedioso para el espectador.  Aunque rescato que al mostrar como devoraban los zombies a los vivos o como exterminaban los sobrevivientes a los muertos vivientes de manera muy “gore” o “fría” fue mejor que la del remake. Vicens, apostó por poner las escenas de la devoración de los muertos hacia los vivos demasiado rápido, y no se pudo disfrutar bien ese festín de sesos y sangre.

El filme original tiene aspectos por mejorar, y esperaba que Vicens con este remake lo hiciera. Así como Tom Savini lo hizo con La Noche de los Muertos Vivientes, espera en verdad que estuviera a esa altura, pero hubo muchos fallos. No siempre es bueno acotar una historia de amor, sobre todo en una saga de zombies que merece nuevos elementos para que el movimiento que dejó Romero, siga siendo el mejor.

Calificación: 2.5 de 5