El Veredicto…’La Piel Fria’

Por: Jesús Angulo

La Piel Fría es una cinta de drama y horror, dirigida por Xavier Gens. Basada en la novela homónima de Albert Sánchez Piñol, trata sobre un hombre misterioso que opta por el aislamiento, dirigiéndose a una extraña isla donde conoce a un veterano quien vive en dicho lugar desde hace  un tiempo, y se ven amenazados por unas peligrosas criaturas marinas que salen durante la noche.

No estoy familiarizado con la novela y, a decir verdad, desconocí el lanzamiento de esta película que fue hace dos años, pero en lo que si tengo experiencia es en ver películas que unen los géneros de drama y horror, y también algo de supervivencia, lo cual es interesante y genera muchas expectativas de tener cierto potencial, o en el peor de los casos, destacar en solo uno de ellas.

Sin embargo, sentí que esta película utiliza solo el concepto más básico de estos géneros, por lo menos en la primera mitad, puesto que en su segunda parte, introduce también un tono de misterio, pero no logra funcionar ya que la historia se torna predecible llegando pronto al desenlace de esta.

Afortunadamente, la cinta resalta bastante en los aspectos técnicos. Tiene una excelente cinematografía y manejo de cámara. Muestra cada parte de la isla de una manera majestuosa, y también puede notarse en varios casos el uso de iluminación natural, lo cual es algo muy arriesgado, pero que funciona muy bien para la presentación.

El diseño de sonido está muy bien realizado, el estruendo de las olas y del aire, forman una gran presencia para la película, y su banda sonora , en ocasiones, es magnífica. Provoca un gran sentimiento de aventura, aunque cuando se trata de las escenas de terror, suele escucharse muy genérico.

En cuanto a los personajes, los dos personajes son bastante básicos y tan poco interesantes, y no me molestaría eso de no ser por el hecho de que la película intenta demasiado en mostrar que tan profundos y complejos son ellos dos, pero al final, se sienten estereotipados. Los diálogos se sienten fuera de lugar y hay casos donde la interacción de estos parece extraída de la novela misma, utilizando expresiones y mensajes que estarían bien en el ámbito literario, pero no en un guion cinematográfico.

En conclusión, la novela muestra un gran potencial para una adaptación al cine, sin embargo, siento que esta película intentó ser algo más genérico y simple para llegar a otros públicos. No hay duda que la presentación es excelente, visual y auditivamente, pero eso no se aprovecha al momento de crear momentos dramáticos o de tensión. Por el contrario, en vez de eso, hay varios clichés envueltos como jump scares que perjudican mucho a la cinta. Para los amantes del cine de terror y el drama, es recomendable pero no esperen algo muy original o autentico.

Calificación: 3 de 5

Advertisements

El Veredicto…’Máquinas Mortales’

Por Jesús Angulo

Máquinas Mortales es una cinta de ciencia ficción que se sitúa en un futuro apocalíptico, donde las ciudades pueden transportarse sobre ruedas, vagando por la Tierra, persiguiendo y devorando ciudades más pequeñas para así tener sus recursos. Una fugitiva llamada Hester Shaw, llega a Londres a vengarse de la muerte de su madre a manos de Thaddeus Valentine, un historiador que dirige dicha ciudad en búsqueda de un tecnológica antigua con el fin de crear un arma tan poderosa para conquistar el mundo.

El gran Peter Jackson deja a un lado los cuentos y leyendas de la Edad Media, y promete sorprendernos con una adaptación de la novela homónima de Philip Reeve, donde el concepto suena bastante interesante: grandes ciudades con la capacidad de trasladarse de un lado a otro, en busca de recursos para sostenerse. Apuesto a que Jackson logrará convertir esta gran historia en una exitosa franquicia……. Espera, ¿El la dirige? No, él se encarga de la producción y guión, junto a Fran Walsh y Philippa Boyens, quienes lograron adaptar exitosamente la franquicia de “El Señor de Los Anillos” y “El Hobbit”, lo cual se generaron enormes expectativas hacia Máquinas Mortales.

Sin embargo, dichas esperanzas poco a poco empezaron a declinar luego de que se anunciara que el cargo de director lo ocuparía Christian Rivers, un hombre quien trabajó con Jackson en casi todas sus películas, como diseñador de StoryBoards y en el departamento de efectos especiales, y que esta película marca su debut como director. No estoy seguro que él sea capaz de llevar una gran historia a la pantalla grande de la forma que Peter Jackson lo hizo a inicios del 2000s, pero tampoco hay que ser de mente cerrada, ya que películas como “Huye” o “El Legado del Diablo”, fueron grandes debuts cinematográficos, lo cual podríamos esperar lo mismo de esta película, quizás.

Entonces, ¿Esta cinta logra ser lo suficientemente buena como poder sacar una franquicia de ella? La verdad, no sé qué franquicia podría sacarse de esta película, ya que es un completo y aburrido desastre desde el momento que inicia. Primero que todo, hay que mencionar lo bueno. Los efectos especiales, en varias ocasiones, son muy buenos, el diseño de las ciudades móviles y cómo logran desplazarse por el terreno, se ven geniales, y el ambiente apocalíptico si está presente en toda la película.

Sobre los personajes y las actuaciones, son pésimas. Primero, nos encontramos con la fugitiva “Hester Shaw” (Hera Hilmar), quien por alguna extraña razón usa una bufanda porque el villano le hizo un corte en la cara cuando mató a su madre y ella trata de cubrirla, pero luego cuando vemos su rostro completo, notamos dos cosas: uno que la cicatriz apenas se le nota en la cara, es como si estuviera pintada con maquillaje, y segundo, la trayectoria de la cicatriz no concuerda con la forma en la que el villano le cortó la cara cuando ella era niña. Para muchos no tendrá relevancia, pero para mí, realmente me distrajo mucho. Y si, su actuación es tan cliché como casi la mayoría de los personajes: primero actúa como si fuera una anti-heroína, y luego decide luchar por su pueblo porque es la protagonista, y no hay otra persona más.

Luego, tenemos a su amigo “Tom Natsworthy” (Robert Sheehan), quien es el que más me agrado entre todos, pero cuando hablaba de sí mismo y de sus aspiraciones, luego se arruina porque la mayoría de sus diálogos, son de exposición. De hecho, las líneas de casi todos los personajes consisten en explicar de lo que se trata el mundo, sus artefactos, la tecnología; hasta usan términos de física y química, citando a varios personajes relacionados a esas áreas. Gracias a eso, la película se torna absolutamente aburrida, haciendo que ignores completamente de lo que está pasando o va a pasar en ella.

El villano “Thaddeus Valentine” (Hugo Weaving) (y es el último a quien voy a nombrar, pues no recuerdo el nombre de ningún otro personaje), es uno de los más genéricos que he visto, y lo peor es que empieza decentemente como una especie de guía para los habitantes de Londres, y por otro lado, es un personaje capaz de manipular a la gente, pero toda esa complejidad se va a pique, cuando revela su plan que no tiene ningún sentido, peor aún, no se explica por qué lo hace, convirtiéndose en un villano cliché, salido del universo de DC.

La película trata duramente de hacer sentir a la audiencia simpatía por los personajes y sus relaciones, pero ¿Cómo sentir simpatía cuando no existe ninguna química entre nadie del elenco? En serio, no me convenció para nada la relación de Hester y Tom, porque toda esa “amistad” ocurre de la nada para que luego se convierta en un romance que no se lo creería nadie. Ningún personaje se comporta como un ser humano, solamente está como motor para que la película siga avanzando, y luego introducen más y más personajes, sin arco o nada que los haga resaltar.

Y si, supuestamente hay una guerra ocasionada por el villano gracias a su arma mortal, y resulta que la solución siempre estuvo en las narices de la protagonista…o así parece, por que la cinta termina abruptamente, lo que significa que, en vez de pensar en realizar una buena película, ya estaban pensando en crear una franquicia, que estoy muy seguro de que nadie lo verá, porque actualmente este filme ha sido todo un fracaso en la taquilla.

Honestamente, no creo que Christian Rivers sea la causa del fracaso de esta cinta, aunque, si hay varios aspectos de la dirección que no salieron bien, como la química entre los actores, la notoria pantalla verde en varias escenas y la pésima edición de la cinta. No, el mayor problema ha sido el guión y los diálogos. Son completamente insoportables e incompetentes y es totalmente inaceptable viniendo del trio que nos trajo la franquicia de ‘El Señor de Los Anillos’, pero lo que hicieron aquí fue un absoluto desastre y ojalá que un futuro, logren adaptar mucho mejor un producto nuevo, y no usen el nombre de Peter Jackson como medio para atraer a la audiencia ya que estoy seguro que a partir de esta ahora, eso ya no funcionará.

Calificación: 2.1 de 5

El Veredicto…’Bumblebee’

Por: Cesar Cortez

En el 2006, cuando empezaron a circular las primeras noticias acerca de la tan esperada película de Transformers, me imagine muchas cosas que aquí podría ver, empezando por los personajes con los que crecí en mi niñez y más. Pero, a medida que iban revelándose los detalles y sobre todo imágenes de los robots, había algo que ya no cuadraba. Pues bien, dicho y hecho, porque llegaron las cintas y, si bien la primera respeto un poco la historia, las que la siguieron fueron cualquier cosa, o como se dice en mi pueblo “un arroz con mango”. Lamentable, porque como fan del clásico dibujo animado, ya no me interesaba saber más de las películas y solo las veía por curiosidad, aunque si no las veía no pasaba nada. Soy fiel al golpe, que puedo decir.

Han pasado doce años y tenemos cinco películas de Transformers y la pregunta que los ejecutivos se hacían es “¿Y ahora qué?”, sabiendo que la última entrega había sido un fracaso económico (la crítica ya no importaba a estas alturas). Alguno en la reunión debe haber sugerido “Hagamos un reinicio. Un spin-off”, y la respuesta cayó por sí sola, el elegido…Bumblebee. ¿Acaso el aguerrido y más joven miembro de los Autobots podía cargar en su espalda con todo lo malo que se había hecho antes? Déjenme decirles que sí, porque estamos ante la mejor entrega del Universo Transformers, o si desean eliminar todo lo anterior, ante la película que todo fan esperaba ver.

El factor negativo, o mejor dicho, el que le cayó todo el peso de lo mal que habían sido tratadas las películas de ‘Transformers’ recayó en Michael Bay, aunque es un hecho que hay más junto con él, pero como él es la cara visible, era el perfecto “chivo expiatorio” el cual había que sacarlo de raíz. Ahora, el que se iba a hacer cargo de la dirección sería Travis Knight, el mismo que nos entregara ‘Kubo Y La Búsqueda Del Samurai’ en el 2016, siendo Bumblebee su segunda película al mando, y al parecer, como experto en animación, y fan en el fondo,  entendió perfectamente que estaba mal y lo que deseaba ver el público, y no se equivocó.

La historia esta vez nos presenta a los Transformers en plena guerra en el planeta Cybertron (una secuencia que de por sí sola hace olvidar a las cinco películas anteriores), y mientras esto sucede, Bumblebee es enviado a la Tierra en una misión de reconocimiento. Una vez en el planeta, luego que se le averiara su sistema de voz en un accidente, adquiere la forma de un clásico Volkswagen Beetle (como siempre debió ser) y conoce a “Charlie Watson”, una adolescente que adquiere el auto pero luego se da cuenta que es algo más. Ellos se convierten en grandes compañeros, pero el peligro está latente, porque dos Decepticons han llegado a la Tierra en su búsqueda. Ahora nuestro planeta, sin querer, será el campo de batalla de una nueva pelea de los Transformers.

La mejor de las ideas ha sido ubicar la trama en los años 80s, específicamente hablando en 1987, la época donde el mundo conoció a los Transformers y cuyos recuerdos habrán regresado a la mente de muchos al ver lo que se nos ofreció. Como se había visto en el tráiler, estábamos listos para ver un reencuentro de muchos de los personajes de la llamada “Generación 1” que se iban dar cita en el filme, ya que vimos las figuras clásicas de “Shockwave”, “Soundwave”, “Ravage”, “Starscream”, el propio “Optimus Prime” y algunos más que no voy a mencionar para que sea sorpresa. Es un gran fan-service dirán muchos, pero que no desentona ni se siente innecesario, y es que en el momento que estos salen, justo en el inicio, es uno de los grandes momentos que filme (y qué momento).

Otro punto a favor es la presencia de Hailee Steinfeld como “Charlie Watson”, quien hace olvidar las ridículas acciones de Shia LeBeouf como “Sam”, al imprimirle una buena personalidad y quien vive un tormento en su vida por una lamentable pérdida, pero al conocer a “Bumblebee” todo cambia ya que es como una liberación y su manera de volver a retomar su camino de la vida. Las acciones que viven ambos hacen recordar a películas como ‘E.T., El Extraterrestre’ o ‘El Gigante de Hierro’, ya que deben vivir escondidos y alejados del peligro, y es que el ser humano es codicioso o no entiende muchas veces lo extraño, y puede convertirse en un arma letal. Se nota ese aura de las películas ochenteras con el sello de Steven Spielberg (por algo es uno de los productores ejecutivos) y al parecer, que esta vez sí ha contribuido con su granito de arena al sugerir ciertas cosas en la historia y no solo aportar en lo económico.

La inocencia de Bumblebee es lo que la hace tan especial, y es que además de regresarlo a los 80s, también notamos cómo eran narradas las cintas de la época, la vieja escuela como la llaman algunos, algo que últimamente se nota en el cine actual, porque la nostalgia vende y bastante. El efecto “Stranger Things” también se siente en esta cinta, ya que para los que nacimos y vivimos en esta década, fue un deleite escuchar por ejemplo música de la época a cargo de bandas como The Smiths, Duran Duran, Tears For Fears entre otros, además de un tema emblemático en la historia de los Transformers, que con solo escucharla fue como sentirse niño otra vez, efecto que viene a pleno con la película.

Es así entonces que Bumblebee cumple con todo lo que los fans deseábamos ver desde el 2007, con robots semejantes a los que vimos en la serie animada, juguetes o comics, con una historia que respete la mitología de los Transformers y sobre todo, que nuestros amigos de la infancia siguen presentes en la mente de aquellos que crecimos junto a ellos. Sin duda es la mejor película del Universo Transformers que cumple con los cánones dentro de su categoría (tampoco esperamos que se haga de diez Oscares ni mucho menos). Inocente sin ser para nada pretenciosa ni mostrar cosas de mas, solo lo justo y lo que manda el libro. Que este sea el inicio de una reconciliación del fan con la franquicia. Al menos ya comenzó dando un gran paso.

Calificación: 3.4 de 5

El Veredicto….’Jurassic World: El Reino Caido’

Por: Cesar Cortez

Steven Spielberg (creo) jamás pensó que en el 2018 seguiríamos hablando de la saga de ‘Jurassic Park’, que dicho sea de paso, este año cumple sus 25 aniversario. Hay que ser realistas que los dinosaurios siguen gustando al público y una muestra de ello fue el regreso de la franquicia en el 2015 con ‘Jurassic World’, que se convirtió además en una de las cintas más taquilleras de la historia. Ahora, ha llegado el turno de admirar Jurassic World: El Reino Caído, que llega con ciertos elementos que hacen de esta, a mi parecer, la mejor secuela de toda la saga.

La historia presenta ahora a Claire (Bryce Dallas Howard) como una defensora de los derechos de los dinosaurios quienes corren un gran peligro al detectarse que un volcán hará pronto erupción en la Isla Nublar. Debido a esto se hace presente Eli Mills (Rafe Spall) quien la convoca para que sea parte de un grupo que ira a la Isla para salvar a la mayor cantidad de dinosaurios posibles y trasladarlos a otro lugar (seguro a los amigos de PETA les habrá gustado ese aspecto). Para lograrlo, se reúne con Owen (Chris Pratt) quienes viajan al lugar pero la tarea no será tan sencilla, ya que la situación no será cosa de juego. Lo malo de todo esto, es que el plan, en el fondo, tendrá intenciones un tanto lucrativas y despiadadas.

Lo primero que hay que tener bien en claro es que te tienes que creer lo que ves. Todos somos conscientes que estamos viendo una película donde el atractivo es ver a los dinosaurios y la historia es lo secundario. Esto lo tenían bien en claro los guionistas Colin Trevorrow y Derek Connolly quienes debían ir mas allá para lograr un producto convincente, y para lograrlo necesitaban de alguien que les diera esas herramientas, como es el caso del director español Juan Antonio Bayona, quien le ha provisto su gran capacidad y originalidad.

Si ‘Jurassic World’ se asemejaba a ‘Jurassic Park’, esta tenia, por regla, parecerse a ‘El Mundo Perdido’, porque se explora el tema de sacar los dinosaurios de la isla y llevar el peligro fuera de estos confines. Spielberg lo había logrado con cierto éxito en la cinta de 1997, pero ahora eso se iba a indagar más, es decir, colocar no solo a aun dinosaurio sino a otros más en la civilización, más específicamente hablando, en una mansión donde la idea es utilizarlos como armas. La codicia y el poder de la humanidad no tiene límites. Si ya habían jugado a ser Dios al crearlos, también podían cumplir el mismo papel para controlarlos como si fueran simples mascotas. Hay que acotar que, si en ‘Jurassic World’ la atracción fue el “Indominus Rex”, esta vez es el turno del “Indoraptor”, una nueva y despiadada máquina de matar.

La atmosfera que crea Bayona es de resaltar, y no esperaba menos del realizador de ‘El Orfanato’, ya que en los momentos de acción,  sabe manejar la tensión y convertir a los dinosaurios en verdaderos monstruos. Este aspecto difiere al que mostro Trevorrow en la película anterior y no logro el mismo efecto que aquí sí pudo el español. En su defensa, no logro cumplirlo a cabalidad, tal vez porque su película pintaba más para el espectáculo y esta va por otro camino.

Por supuesto que todo esto es un solo lado de la moneda, ya que al ser un blockbuster debe poseer sus momentos ridículos y que llamen la atención, como la escena cumbre de la Isla donde todos deben correr hacia un solo lado (sin que les pase nada) o que el hombre aun no sepa que “no debe jugar con fuego”, pero aun no logramos controlar nuestras sed de poder.

A pesar de alguna que otra inconsistencia, el filme sale airoso mostrando, además de los dinosaurios, viéndose un gran trabajo de post-producción para aplaudir, y transmite al público un par de mensajes para tomar conciencia. Fue una buena experiencia y, tengo que decirlo, ya estoy contando los días para la tercera parte o sexta película como quieran llamarla. Como dijo Jeff Goldblum, quien volvió como el “Dr. Ian Malcolm” “Bienvenidos a Jurassic World”.

Calificación: 3.4 de 5

El Veredicto…’Zona Mortal’ (Radius)

Por: Karen Pérez León

Zona Mortal es un thriller de ciencia ficción canadiense, escrito y dirigido por Caroline Labrèche y Steeve Léonard. Narra la historia de Liam, quien tras haber sufrido un accidente de auto, va en busca de ayuda en un pequeño pueblo. Sin embargo, pronto se da cuenta que un extraño virus está matando a las personas.

¡ALERTA DE SPOILERS! La trama resulta ser bastante interesante y genera intriga en un principio, aunque la presentación se alarga demasiado en cierto punto, sin tener una explicación clara de los sucesos. Primero, se habla de un virus que posiblemente esté en el aire o de una probable guerra química de la que se desconoce el origen. No obstante, poco a poco van revelando que es Liam el causante de todo y se le acusa de ser un terrorista armado con un arma química altamente poderosa.

Al ser un filme de bajo presupuesto, tiene unos efectos especiales respetables, pero no muy elaborados. Los ambientes son simples y las situaciones entre los personajes son para nada complejas, pecando de ser frías en muchos momentos. Toda la acción la llevan los dos personajes principales, Liam y Jane / Rose quienes, al haber estado juntos en el accidente de tránsito, pierden la memoria y van recuperándola de a pocos en el trascurso de la cinta.

En cuanto a las actuaciones, son buenas, pero dejan algunos puntos por trabajar, pues la mayor parte del tiempo ambos están muy rígidos y pocos desenvueltos. Se nota una falta de riqueza emocional en ambos personajes, que se recupera hacia el final de la historia. Esto también puede deberse a un guión o a una dirección simple y floja que no permite el adecuado desarrollo de los protagonistas.

El giro que se le da a la trama en el clímax es impactante, logra sorprender y llegar a un final bien merecido, sin mayores complicaciones y sin estirar el argumento innecesariamente, como sucede en muchas otras películas. Por ello, Zona Mortal, logra cumplir su cometido y mantener en vilo al espectador, a pesar de sus carencias y falta de carisma.

Calificación: 3.5 de 5

El Veredicto…’Han Solo: Una Historia de Star Wars’

Por: Cesar Cortez

Desde el primer momento que Disney y Lucasfilms anunciaron que el segundo spin-off que le seguiría a ‘Rogue One’ seria Han Solo, creo que toda la familia ‘Star Wars’, hablo de los fans sobre todo, sintieron una gran alegría al saber que veríamos los primeros pasos de este pirata espacial previo a su llegada como héroe de guerra luego de su participación para derrotar al Imperio Galáctico. Interrogantes como ¿Cómo consiguió el Halcón Milenario? O ¿Cómo conoció a Chewbacca? Iban a ser algunos de los principales ingredientes para este plato. Lo que también era algo por saber es si este iba a ser “agrio” o “dulce”.

El viaje de Han Solo a la gran pantalla no iba a empezar bien, porque luego de haber escogido en primer lugar a la dupla de directores, Phil Lord y Christopher Miller, los mismos de ‘La Gran Aventura Lego’, la producción decidió cambiarlos luego de casi un 70% de rodaje, aduciendo ya una típica frase de Hollywood para no levantar polémica como es “diferencias creativas”. Tras esta drástica decisión, se pensó en traer a alguien con más experiencia (o porque no tenía nada más que hacer) como es el caso de Ron Howard, un viejo conocido de Lucasfilms al haber trabajado con ellos en ‘Willow’ en 1988, pero su tarea iba a ser titánica, porque el guión se estaba reescribiendo lo que demandaba hacer, prácticamente, todo el rodaje desde cero, y lo que es peor, se iba a mantener la misma fecha de estreno, así que fue una dura lucha contra el tiempo.

Es sabido, en la mayoría de veces, las producciones que tienen estos serios problemas pocas veces resultan ser un gran éxito, pero Han Solo tiene el aval de pertenecer a Star Wars, así que por ese lado no corría peligro (¿O sí?). Disney sabe el potencial y lo que representa este personaje dentro de la saga y quería hacerlo lo más memorable posible, pero sus problemas se iban a reflejar y eso es lo que pasa con esta película, que al querer hacerla de esa manera, especialmente conservando la fecha original de estreno, opta por fórmulas conocidas y no fue más allá, algo que tal vez si se atrevían Miller y Lord dejando flotando la pregunta ¿Qué tal si ellos se hubieran quedado? Quizá habríamos visto algo fresco y novedoso, pero se mantuvo una estética clásica que no aporta nada nuevo a la franquicia. Una oportunidad desperdiciada.

En el proceso también se mencionó mucho al elenco, empezando por Alden Ehrenreich, el escogido para asumir el gran reto de convertirse en el joven “Han Solo” recordando claro que tenía que llenar los zapatos dejados por el icónico Harrison Ford. En principio, luego de ver las tomas de la “película” de Phil Lord y Christopher Miller, se dijo que este iba a ser cambiado, pero Ron Howard tuvo confianza en él y lo mantuvo. Lo primero es que ponerse en el lugar de Harrison Ford es casi imposible, y Ehrenreich hizo su mayor esfuerzo pero no fue suficiente y queda lejos de una muy buena interpretación. No supo capturar la esencia del personaje y se queda a medias en el proceso teniendo altibajos en su interpretación. Lo mismo sucede con el personaje de “Qi’ra”, cuyo rol cayo en Emilia Clarke, conocida por ‘Juego de Tronos’, quien no inyecta mucho carisma a su interpretación. A pesar de esto, resulta más interesante su backstory que la del propio “Han Solo”, especialmente por ese toque final que le da. Me da curiosidad saber más de ella.

El encuentro con “Lando Calrissian” era otro de los ingredientes importantes de la cinta, y debo decir que Donald Glover no decepcionó como tal. Un personaje extravagante y seguro de sí mismo en todo lo que hace, con una confianza al extremo pero que al mismo tiempo te da la sensación que podría traicionarte hace de el uno de los personajes más interesante del filme. Igualmente debo añadir a su compinche, la robot (si es mujer) L3-37, un androide feminista (que sorpresa) que defiende a cabalidad los derechos de los otros androides que son utilizados como esclavos o como simple armatostes. Debo decir que tanto esta como “K-2SO” de ‘Rogue One’ son de los más interesante que nos han dejado estos dos spin-off. Suena contradictorio que estos personajes hechos en CGI opaquen por su personalidad a actores de carne y hueso. No se puede dejar a hablar de Chewbacca. Si bien uno sabe cómo es su comportamiento, lo que queríamos saber era su encuentro con Han Solo y creo que no decepcionó.

No se puede hablar de una película de Star Wars si no se menciona las escenas de acción, y aquí fue de los mejor que se vio y que logran sacar el proyecto a flote, y una de las escenas clave fue la legendaria nota de El Corredor de Kessel donde el mítico Halcón Milenario la recorre en 12 parsecs. Por otro lado, la partitura de John Powell no fue de los mejor que hemos escuchado en la saga haciéndonos extrañar más que nunca al maestro John Williams. Finalmente, no puedo dejar de lado un cameo en el último cuarto de la película que dejará a más de uno queriendo saber más de ello.

Han Solo no pasara a la historia como una de las mejores cinta de Star Wars porque deja la sensación que se pudo hacer las cosas mejor si Disney hubiera optado en principio por retrasar el estreno para Diciembre como lo viene haciendo desde la llegada de ‘Star Wars: El Despertar dela Fuerza’ en el 2015. Por otro lado, luego de ese final abierto que deja la historia, también puedo decir que fue intencional o “les salió de suerte”, ya que deja la puerta abierta para un posible ‘Han Solo 2’ o una historia nueva que conecte con esta. Por el momento, ‘Rogue One’ sigue como la número uno en spin-off dentro de ‘La Guerra de las Galaxias’.

Calificación: 3.1 de 5

El Veredicto…’Avengers: Infinity War’

Por: Luis Augusto Venegas Gandolfo

Tan sólo recordar la escena post-créditos de la primera película de ‘Los Vengadores’, se sabía que iba a llegar este momento tarde o temprano. El personaje más esperado de éste universo cinematográfico, Thanos, por fin tiene un papel principal y, con todo lujo, presenta su vida y su objetivo.

Seguramente para muchos ha sido una película excelente e increíble pero, hay que aclarar, que esta película solamente ha presentado el conflicto de la verdadera historia. El fin de este artículo no es para “spoilear” a los que aún no lo ven, pero desde un principio, Mark Ruffalo ya había mencionado el final de esta película hace un par de años atrás.

Cómo se sabe, Thanos tiene el objetivo de conseguir las gemas del infinito a toda costa (sacrificando a sus seres queridos y a los que no tanto). Esto lleva a la conclusión que el es el eje principal de la historia y no los “chicos buenos”. Además, es el personaje que aparece más en escena que el resto del elenco. Algo positivo de ésta película es la “proporción” de importancia de los actores de la película, sintiendo que ninguno ha estado allí “pintado”, por lo que han realizado un buen trabajo en cada acción que aparece en el guión.

Pero, ¿qué ofrece Infinity War? Además de un gran reparto y efectos especiales, esta película nos presenta una historia incompleta. Eso no significa que sea mala, pero deja al espectador con una sensación de final de telenovela que, lamentablemente, no continuará al día siguiente.

Algunos elementos que se presentan en la película (y más si eres fan de los comics) te darán grandes esperanzas de ver más héroes en una cuarta etapa de películas. La historia es sorprendente y evita que te aburras, creando tantas escenas y tantos acontecimientos que hay una concentración tan profunda que nadie puede interrumpirte, aún te griten al oído. En el caso de la musicalización, ha sido poca pero suficiente, los arcos argumentales cumplen y los desenlaces deja al espectador enmudecido frente al caos que provoca este personaje tan caótico.

Ahora, ¿qué ocurrirá después? Ya se están viendo algunos héroes nuevos próximamente y probablemente habrá una nueva saga con más películas para enfrentarse a un nuevo enemigo poderoso (¿Skrulls?, ¿Annihilation?, ¿Galactus?). Sea cual fuese, el Universo de películas de Marvel seguirá creciendo.

Algo que en mi opinión me dejó desilusionado (pero era más que obvio) es el héroe que mencionan en la escena post-créditos. En un principio sentí que podrían haber puesto un “4” en el Beeper de Nick Fury y habría tenido más acogida y escándalo que cualquier otro héroe.

Sin duda, esta película tendrá mucho que hablar durante un buen tiempo. Por lo que esperaremos saber un poco más de los héroes que no participaron en ésta película y cómo se incluirán en la segunda parte.

Calificación: 4.2 de 5