El Veredicto….’Jurassic World: El Reino Caido’

Por: Cesar Cortez

Steven Spielberg (creo) jamás pensó que en el 2018 seguiríamos hablando de la saga de ‘Jurassic Park’, que dicho sea de paso, este año cumple sus 25 aniversario. Hay que ser realistas que los dinosaurios siguen gustando al público y una muestra de ello fue el regreso de la franquicia en el 2015 con ‘Jurassic World’, que se convirtió además en una de las cintas más taquilleras de la historia. Ahora, ha llegado el turno de admirar Jurassic World: El Reino Caído, que llega con ciertos elementos que hacen de esta, a mi parecer, la mejor secuela de toda la saga.

La historia presenta ahora a Claire (Bryce Dallas Howard) como una defensora de los derechos de los dinosaurios quienes corren un gran peligro al detectarse que un volcán hará pronto erupción en la Isla Nublar. Debido a esto se hace presente Eli Mills (Rafe Spall) quien la convoca para que sea parte de un grupo que ira a la Isla para salvar a la mayor cantidad de dinosaurios posibles y trasladarlos a otro lugar (seguro a los amigos de PETA les habrá gustado ese aspecto). Para lograrlo, se reúne con Owen (Chris Pratt) quienes viajan al lugar pero la tarea no será tan sencilla, ya que la situación no será cosa de juego. Lo malo de todo esto, es que el plan, en el fondo, tendrá intenciones un tanto lucrativas y despiadadas.

Lo primero que hay que tener bien en claro es que te tienes que creer lo que ves. Todos somos conscientes que estamos viendo una película donde el atractivo es ver a los dinosaurios y la historia es lo secundario. Esto lo tenían bien en claro los guionistas Colin Trevorrow y Derek Connolly quienes debían ir mas allá para lograr un producto convincente, y para lograrlo necesitaban de alguien que les diera esas herramientas, como es el caso del director español Juan Antonio Bayona, quien le ha provisto su gran capacidad y originalidad.

Si ‘Jurassic World’ se asemejaba a ‘Jurassic Park’, esta tenia, por regla, parecerse a ‘El Mundo Perdido’, porque se explora el tema de sacar los dinosaurios de la isla y llevar el peligro fuera de estos confines. Spielberg lo había logrado con cierto éxito en la cinta de 1997, pero ahora eso se iba a indagar más, es decir, colocar no solo a aun dinosaurio sino a otros más en la civilización, más específicamente hablando, en una mansión donde la idea es utilizarlos como armas. La codicia y el poder de la humanidad no tiene límites. Si ya habían jugado a ser Dios al crearlos, también podían cumplir el mismo papel para controlarlos como si fueran simples mascotas. Hay que acotar que, si en ‘Jurassic World’ la atracción fue el “Indominus Rex”, esta vez es el turno del “Indoraptor”, una nueva y despiadada máquina de matar.

La atmosfera que crea Bayona es de resaltar, y no esperaba menos del realizador de ‘El Orfanato’, ya que en los momentos de acción,  sabe manejar la tensión y convertir a los dinosaurios en verdaderos monstruos. Este aspecto difiere al que mostro Trevorrow en la película anterior y no logro el mismo efecto que aquí sí pudo el español. En su defensa, no logro cumplirlo a cabalidad, tal vez porque su película pintaba más para el espectáculo y esta va por otro camino.

Por supuesto que todo esto es un solo lado de la moneda, ya que al ser un blockbuster debe poseer sus momentos ridículos y que llamen la atención, como la escena cumbre de la Isla donde todos deben correr hacia un solo lado (sin que les pase nada) o que el hombre aun no sepa que “no debe jugar con fuego”, pero aun no logramos controlar nuestras sed de poder.

A pesar de alguna que otra inconsistencia, el filme sale airoso mostrando, además de los dinosaurios, viéndose un gran trabajo de post-producción para aplaudir, y transmite al público un par de mensajes para tomar conciencia. Fue una buena experiencia y, tengo que decirlo, ya estoy contando los días para la tercera parte o sexta película como quieran llamarla. Como dijo Jeff Goldblum, quien volvió como el “Dr. Ian Malcolm” “Bienvenidos a Jurassic World”.

Calificación: 3.4 de 5

Advertisements

El Veredicto…’Zona Mortal’ (Radius)

Por: Karen Pérez León

Zona Mortal es un thriller de ciencia ficción canadiense, escrito y dirigido por Caroline Labrèche y Steeve Léonard. Narra la historia de Liam, quien tras haber sufrido un accidente de auto, va en busca de ayuda en un pequeño pueblo. Sin embargo, pronto se da cuenta que un extraño virus está matando a las personas.

¡ALERTA DE SPOILERS! La trama resulta ser bastante interesante y genera intriga en un principio, aunque la presentación se alarga demasiado en cierto punto, sin tener una explicación clara de los sucesos. Primero, se habla de un virus que posiblemente esté en el aire o de una probable guerra química de la que se desconoce el origen. No obstante, poco a poco van revelando que es Liam el causante de todo y se le acusa de ser un terrorista armado con un arma química altamente poderosa.

Al ser un filme de bajo presupuesto, tiene unos efectos especiales respetables, pero no muy elaborados. Los ambientes son simples y las situaciones entre los personajes son para nada complejas, pecando de ser frías en muchos momentos. Toda la acción la llevan los dos personajes principales, Liam y Jane / Rose quienes, al haber estado juntos en el accidente de tránsito, pierden la memoria y van recuperándola de a pocos en el trascurso de la cinta.

En cuanto a las actuaciones, son buenas, pero dejan algunos puntos por trabajar, pues la mayor parte del tiempo ambos están muy rígidos y pocos desenvueltos. Se nota una falta de riqueza emocional en ambos personajes, que se recupera hacia el final de la historia. Esto también puede deberse a un guión o a una dirección simple y floja que no permite el adecuado desarrollo de los protagonistas.

El giro que se le da a la trama en el clímax es impactante, logra sorprender y llegar a un final bien merecido, sin mayores complicaciones y sin estirar el argumento innecesariamente, como sucede en muchas otras películas. Por ello, Zona Mortal, logra cumplir su cometido y mantener en vilo al espectador, a pesar de sus carencias y falta de carisma.

Calificación: 3.5 de 5

El Veredicto…’Han Solo: Una Historia de Star Wars’

Por: Cesar Cortez

Desde el primer momento que Disney y Lucasfilms anunciaron que el segundo spin-off que le seguiría a ‘Rogue One’ seria Han Solo, creo que toda la familia ‘Star Wars’, hablo de los fans sobre todo, sintieron una gran alegría al saber que veríamos los primeros pasos de este pirata espacial previo a su llegada como héroe de guerra luego de su participación para derrotar al Imperio Galáctico. Interrogantes como ¿Cómo consiguió el Halcón Milenario? O ¿Cómo conoció a Chewbacca? Iban a ser algunos de los principales ingredientes para este plato. Lo que también era algo por saber es si este iba a ser “agrio” o “dulce”.

El viaje de Han Solo a la gran pantalla no iba a empezar bien, porque luego de haber escogido en primer lugar a la dupla de directores, Phil Lord y Christopher Miller, los mismos de ‘La Gran Aventura Lego’, la producción decidió cambiarlos luego de casi un 70% de rodaje, aduciendo ya una típica frase de Hollywood para no levantar polémica como es “diferencias creativas”. Tras esta drástica decisión, se pensó en traer a alguien con más experiencia (o porque no tenía nada más que hacer) como es el caso de Ron Howard, un viejo conocido de Lucasfilms al haber trabajado con ellos en ‘Willow’ en 1988, pero su tarea iba a ser titánica, porque el guión se estaba reescribiendo lo que demandaba hacer, prácticamente, todo el rodaje desde cero, y lo que es peor, se iba a mantener la misma fecha de estreno, así que fue una dura lucha contra el tiempo.

Es sabido, en la mayoría de veces, las producciones que tienen estos serios problemas pocas veces resultan ser un gran éxito, pero Han Solo tiene el aval de pertenecer a Star Wars, así que por ese lado no corría peligro (¿O sí?). Disney sabe el potencial y lo que representa este personaje dentro de la saga y quería hacerlo lo más memorable posible, pero sus problemas se iban a reflejar y eso es lo que pasa con esta película, que al querer hacerla de esa manera, especialmente conservando la fecha original de estreno, opta por fórmulas conocidas y no fue más allá, algo que tal vez si se atrevían Miller y Lord dejando flotando la pregunta ¿Qué tal si ellos se hubieran quedado? Quizá habríamos visto algo fresco y novedoso, pero se mantuvo una estética clásica que no aporta nada nuevo a la franquicia. Una oportunidad desperdiciada.

En el proceso también se mencionó mucho al elenco, empezando por Alden Ehrenreich, el escogido para asumir el gran reto de convertirse en el joven “Han Solo” recordando claro que tenía que llenar los zapatos dejados por el icónico Harrison Ford. En principio, luego de ver las tomas de la “película” de Phil Lord y Christopher Miller, se dijo que este iba a ser cambiado, pero Ron Howard tuvo confianza en él y lo mantuvo. Lo primero es que ponerse en el lugar de Harrison Ford es casi imposible, y Ehrenreich hizo su mayor esfuerzo pero no fue suficiente y queda lejos de una muy buena interpretación. No supo capturar la esencia del personaje y se queda a medias en el proceso teniendo altibajos en su interpretación. Lo mismo sucede con el personaje de “Qi’ra”, cuyo rol cayo en Emilia Clarke, conocida por ‘Juego de Tronos’, quien no inyecta mucho carisma a su interpretación. A pesar de esto, resulta más interesante su backstory que la del propio “Han Solo”, especialmente por ese toque final que le da. Me da curiosidad saber más de ella.

El encuentro con “Lando Calrissian” era otro de los ingredientes importantes de la cinta, y debo decir que Donald Glover no decepcionó como tal. Un personaje extravagante y seguro de sí mismo en todo lo que hace, con una confianza al extremo pero que al mismo tiempo te da la sensación que podría traicionarte hace de el uno de los personajes más interesante del filme. Igualmente debo añadir a su compinche, la robot (si es mujer) L3-37, un androide feminista (que sorpresa) que defiende a cabalidad los derechos de los otros androides que son utilizados como esclavos o como simple armatostes. Debo decir que tanto esta como “K-2SO” de ‘Rogue One’ son de los más interesante que nos han dejado estos dos spin-off. Suena contradictorio que estos personajes hechos en CGI opaquen por su personalidad a actores de carne y hueso. No se puede dejar a hablar de Chewbacca. Si bien uno sabe cómo es su comportamiento, lo que queríamos saber era su encuentro con Han Solo y creo que no decepcionó.

No se puede hablar de una película de Star Wars si no se menciona las escenas de acción, y aquí fue de los mejor que se vio y que logran sacar el proyecto a flote, y una de las escenas clave fue la legendaria nota de El Corredor de Kessel donde el mítico Halcón Milenario la recorre en 12 parsecs. Por otro lado, la partitura de John Powell no fue de los mejor que hemos escuchado en la saga haciéndonos extrañar más que nunca al maestro John Williams. Finalmente, no puedo dejar de lado un cameo en el último cuarto de la película que dejará a más de uno queriendo saber más de ello.

Han Solo no pasara a la historia como una de las mejores cinta de Star Wars porque deja la sensación que se pudo hacer las cosas mejor si Disney hubiera optado en principio por retrasar el estreno para Diciembre como lo viene haciendo desde la llegada de ‘Star Wars: El Despertar dela Fuerza’ en el 2015. Por otro lado, luego de ese final abierto que deja la historia, también puedo decir que fue intencional o “les salió de suerte”, ya que deja la puerta abierta para un posible ‘Han Solo 2’ o una historia nueva que conecte con esta. Por el momento, ‘Rogue One’ sigue como la número uno en spin-off dentro de ‘La Guerra de las Galaxias’.

Calificación: 3.1 de 5

El Veredicto…’Avengers: Infinity War’

Por: Luis Augusto Venegas Gandolfo

Tan sólo recordar la escena post-créditos de la primera película de ‘Los Vengadores’, se sabía que iba a llegar este momento tarde o temprano. El personaje más esperado de éste universo cinematográfico, Thanos, por fin tiene un papel principal y, con todo lujo, presenta su vida y su objetivo.

Seguramente para muchos ha sido una película excelente e increíble pero, hay que aclarar, que esta película solamente ha presentado el conflicto de la verdadera historia. El fin de este artículo no es para “spoilear” a los que aún no lo ven, pero desde un principio, Mark Ruffalo ya había mencionado el final de esta película hace un par de años atrás.

Cómo se sabe, Thanos tiene el objetivo de conseguir las gemas del infinito a toda costa (sacrificando a sus seres queridos y a los que no tanto). Esto lleva a la conclusión que el es el eje principal de la historia y no los “chicos buenos”. Además, es el personaje que aparece más en escena que el resto del elenco. Algo positivo de ésta película es la “proporción” de importancia de los actores de la película, sintiendo que ninguno ha estado allí “pintado”, por lo que han realizado un buen trabajo en cada acción que aparece en el guión.

Pero, ¿qué ofrece Infinity War? Además de un gran reparto y efectos especiales, esta película nos presenta una historia incompleta. Eso no significa que sea mala, pero deja al espectador con una sensación de final de telenovela que, lamentablemente, no continuará al día siguiente.

Algunos elementos que se presentan en la película (y más si eres fan de los comics) te darán grandes esperanzas de ver más héroes en una cuarta etapa de películas. La historia es sorprendente y evita que te aburras, creando tantas escenas y tantos acontecimientos que hay una concentración tan profunda que nadie puede interrumpirte, aún te griten al oído. En el caso de la musicalización, ha sido poca pero suficiente, los arcos argumentales cumplen y los desenlaces deja al espectador enmudecido frente al caos que provoca este personaje tan caótico.

Ahora, ¿qué ocurrirá después? Ya se están viendo algunos héroes nuevos próximamente y probablemente habrá una nueva saga con más películas para enfrentarse a un nuevo enemigo poderoso (¿Skrulls?, ¿Annihilation?, ¿Galactus?). Sea cual fuese, el Universo de películas de Marvel seguirá creciendo.

Algo que en mi opinión me dejó desilusionado (pero era más que obvio) es el héroe que mencionan en la escena post-créditos. En un principio sentí que podrían haber puesto un “4” en el Beeper de Nick Fury y habría tenido más acogida y escándalo que cualquier otro héroe.

Sin duda, esta película tendrá mucho que hablar durante un buen tiempo. Por lo que esperaremos saber un poco más de los héroes que no participaron en ésta película y cómo se incluirán en la segunda parte.

Calificación: 4.2 de 5

El Veredicto…’Devastación’ (Rampage)

Por: Luis Augusto Venegas Gandolfo

Tal vez haya sido de los pocos que se sorprendieron por la aparición de una película del videojuego de arcade ‘Rampage’, titulado para el cine como Devastación pero, como conocedor del juego y que haya tenido en algún momento una versión casera de éste, podría aún preguntarme si valía la pena una historia como ésta.

Luego de apreciar el tráiler hace un buen tiempo, recordé las grandes y “creativas” adaptaciones de juegos, desde un terrible “Super Mario Bros”, “Double Dragon” o un “Battleship”… esperando con ansias alguna versión de Monopoly…

La película busca darle una razón al videojuego, donde controlas a un monstruo gigante que destruye ciudades y come gente por simple diversión, creando un drama entre la amistad; la crueldad de la humanidad frente a los animales y, sobretodo… caos y destrucción de ciudades.

¿Se podría comparar con alguna película? Si hemos tenido la oportunidad de apreciar ‘Terremoto: La Falla De San Andrés’, veremos demasiada similitud. Ambas películas destruyen la ciudad de una manera apocalíptica por fuerzas impresionantes (un terremoto de 1000 grados en la escala de Richter o monstruos gigantes alterados genéticamente); un valor a la unión de amistades y familia; y la aparición de Dwayne Johnson como el héroe de turno que, tarde o temprano, subirá a un helicóptero. La película es un pretexto para ver cómo estas bestias colosales destruyen todo a su paso (¡claro! Igual al videojuego) y cómo “La Roca” lo resuelve utilizando el poder de la amistad.

A simple vista, se puede comparar con King Kong y eso hace que el público no quiera verla por ser lo mismo, sin embargo la película narra mucho más de lo que se aprecia como el valor a los animales, el no estar solos en el mundo y la amistad.

La musicalización de la película es bastante buena, es un acompañamiento adecuado a toda la acción que contiene. Por otra parte, se aprecia demasiado el esfuerzo en los efectos y animación de los monstruos, sin duda lo más acertado. Sin embargo, hay momentos donde la historia pierde su encanto. Momentos de diálogos algo extensos y personajes que no aportan mucho a la trama. También hay momentos entretenidos y con mucha acción que puede despertarle a cualquiera su espíritu aventurero.

Tal vez no aporte mucho al cine, en especial si ya tenemos películas de desastres y monstruos, pero Devastación es una película muy entretenida y cumple su misión principal: pasarla bien y divertirse.

Calificación: 3 de 5

El Veredicto…’Ready Player One’

Por: César Cortez

Cuando vi las primeras imágenes del tráiler de Ready Player One sabía que iba a ser testigo de algo grande, lleno de nostalgia y melancolía, cosa que ha resultado de esa manera, y es que, quien escribe estas líneas, es un nostálgico de aquellos, que vive con el recuerdo vivo de la década de los 80s y 90s y los mantiene presente como si nunca se hubieran ido. Ese es el efecto de haber visto esta película que me sumergió de nuevo en mi niñez y que llegó de la mano del único director que es tan Geek como uno y que entiende ese mundo: nadie más que el único y hasta ahora irrepetible Steven Spielberg.

Como en 1993, cuando Spielberg estrenó ‘Jurassic Park’ y ‘La Lista de Schindler’, este es el segundo estreno del director que a principios del 2018 llegó con la muy interesante ‘The Post: Los Secretos Del Pentágono’, que mereció mejor suerte en los premios, pero así es este deporte. Ahora, situándonos en Ready Player One, basada en la novela de Ernest Cline, nos presenta un mundo ubicado en el año 2045 donde las grandes corporaciones dominan el planeta y los habitantes solo tienen como diversión un juego virtual llamado “Oasis” como un escape de esta pobre y triste realidad.

Dentro de este grupo se encuentra Wade Watts, un chico común y corriente quien, como todo el mundo, se refugia en esta realidad alterna como el avatar “Parzival”, para descubrir las tres piezas escondidas que ha dejado en el juego su creador, James Halliday, y el premio para el que lo encuentre será el control total de Oasis valorizado en una fortuna de medio billón de dólares. Claro está que él no es el único detrás de esto, sino también una gran corporación que no escatima en escrúpulos y desea controlarlo a placer para lo que usará sus más bajos métodos de persuasión.

Lo que mas temía en un inicio era ver solo una película cargada de CGI (que sí los tiene y a placer) que en ver una cinta con un trasfondo que mantenga a la platea interesada. Spielberg es inteligente y sabe que un filme así, cuando estamos viviendo otras épocas, no va a llevar a la juventud corriendo a ver personajes que sus padres si veneran y los reconocen en un segundo. Es por eso que debió actuar y construir una trama como si de un videojuego se tratara, que en el fondo si lo es, pero que llame la atención del público al cual va dirigido. Sabemos que el adulto que tiene como mínimo 30 años irá al cine a ver a sus ídolos de antaño, pero no en demasía, ya que no es ese adolescente que iba corriendo a la sala cuando joven en compañía de su novia o grupo de amigos a disfrutar la última película de ‘Pesadilla en Elm Street’ o ‘Volver al Futuro’. Ellos ya no son el “target”.

La película funciona porque mantiene cierta tensión, o más que nada, curiosidad por descubrir en qué momento el protagonista se las ingenia para descubre los tres Easter Eggs que el fabricante dejó en el juego. Obviamente, flaquea en algunos momentos porque sostener un producto de esta envergadura por más de dos horas no es cosa sencilla y a veces debes llenar ciertos vacíos con algún personaje nostálgico, ya sea colocar una escena más del DeLorean o presentar un cameo de un famoso personaje como “Goro” de Mortal Kombat o “King Kong”. Lo cierto de esto es que estamos ante un director que sabe lo que hace y que a sus 71 años se las arregla de la manera más inteligente que puede. Si el filme, por ejemplo, hubiera sido dirigido por Michael Bay (mala referencia, lo sé) hubiera sido 100% CGI y nada de contenido. Eso es seguro.

Me parece algo raro hablar de las actuaciones cuando vemos que los actores se la pasan más en la realidad virtual como sus avatares que en la vida real, pero si debo destacar a alguien es a Ben Mendelsohn como el malvado “Sorrento” quien es el que quiere apoderarse de Oasis a toda costa. No quiero spoilear mucho sobre en qué personaje está basado, pero es la viva imagen de una película revolucionaria de principios de los 80s. Si lo descubren, son unos maestros. El otro seria el propio Mark Rylance como “James Halliday”, quien se ha convertido en el actor fetiche de Steven Spielberg. Si bien aparece poco, nos dice mucho. Tye Sheridan como “Wade Watts” y Olivia Cooke como “Artemis” no están trabajados a un nivel alto pero en una película donde su misión es solo entretener cumplen con su objetivo.

Que buena experiencia fue ver Ready Player One. Un placer culposo que no debe perderse por nada del mundo. Ver de nuevo a “Marty McFly” y su “Delorean”, “King Kong”, “El Tiranosaurio Rex”, “El Gigante de Acero”, “Jason Voorhees”, o el “Alien” pagan, merecidamente el precio de la entrada. Spielberg es un nerd y demuestra aquí que se divirtió como nunca habiendo la película y al igual que él, luego de verla, sabrás que la palabra “nerd” es sinónimo de ser “cool”.

Calificación: 3.6 de 5

El Veredicto…’Aniquilación’

Por: Lorenzo Bryce

Aniquilación es la nueva película de Alex Garland, director y escritor de Ex Machina. La película es protagonizada por Natalie Portman (Lena,) Jennifer Jason Leigh(Dra. Ventress) y  Oscar Isaac (Kane). En este filme Garland vuelve a tocar el tema que lo ha hecho saltar a la fama: el cuestionamiento de la vida humana. Aniquilación nos presenta este dilema desde el punto de vista de la naturaleza.

La película nos introduce “Al Resplandor”. Este funciona como una metáfora hacia el meteorito caído en Chicxulub (según los científicos este meteorito cayó en la Tierra y dio fin al período cretácico, pero dio inicio a la vida humana). Un meteorito cae la costa sur de Estados Unidos y forma un campo de energía que se extiende con el tiempo.  Después de varias expediciones fallidas, un grupo voluntario conformado por una  bióloga (Portman), una psicologa (Jason Leigh), una fisica (Tessa Thompson), una antropóloga (Gina Rodríguez) y una topografa-geologa (Tuva Novotny)  hacen una duodécima expedición al núcleo del “Resplandor”.

Lo que resalta del filme es el nivel de metáfora que llega a tocar. Su cuestionamiento de: “Qué pasa cuando se crea una nueva especie”,  la pregunta moral de que es vivir y si importa seguir. Esto funciona en el producto audiovisual por la forma de relevar información (es muy sutil), como este universo es un misterio para nosotros, el hecho que  el tiempo de la película sea no lineal es la clave para que los twists funcionen, todo cambio en la historia no se ve venir.

Dejando a lado las actuaciones de todas las actrices y actores de la película (porque fueron impecables), él desarrollo de personajes fue paupérrimo, no hubo una evolución clara en gran parte de los protagonistas. Aunque no se puede decir que el objetivo de Lena no se cumplió, la mayoría de los arcos principales no se llegaron a cerrar, o se concluyeron de una manera muy pobre, no al nivel de lo que se espera de un artista como Garland.

Los antecedentes del director se ven en toda la película. Más allá de los temas morales (que tienen similitudes a los de Ex Machina), se nota que Alex Garland ha trabajado en videojuegos, específicamente en su lenguaje visual. De por sí esto no es negativo, pero es válido mencionar que a un extremo, un lenguaje visual parecido al de un videojuego puede distraer al que ve el filme.

Alex Garland es un director muy peculiar, ha trabajado en varios medios del entrenamiento, ha escrito novelas, guiones y videojuegos, aparte de producir y dirigir películas. Sin duda alguna todo producto audiovisual bajo su nombre va a ser visto con una valla más alta de lo normal. Esto traerá cosas muy positivas para su carrera. Pero al mismo tiempo… El cine es un arte que es muy difícil de perfeccionar. Pocos directores tienen más de dos 5/5 en su carrera y esto siempre le va a jugar en contra.

Aniquilación no es una película perfecta. Me cuesta creer que en 10 años vamos a estar hablando de ella cómo hablamos de otras películas del género. Sin embargo, cuestiona preguntas morales que no solemos ver en la pantalla grande y su narrativa es compleja (de armar y ejecutar) pero efectiva. Dicho todo esto, no se debe dejar de mencionar que se esperó más de su trabajo de personajes. Igual estaremos atentos al siguiente trabajo de este prometedor cineasta.

Calificación 2.7 de 5