El Veredicto…’La Morgue’ (The Autopsy of Jane Doe)

Por: Cesar Cortez

Una de las películas de terror que más se comentó en el último tercio del 2016 fue The Autopsy of Jane Doe, conocida en nuestro territorio como La Morgue, cinta que fue muy aclamada en su paso por los festivales, siendo reconocida, por todo lo alto, en el famoso festival de Sitges, celebrado en Octubre en Cataluña, así que venía con todos los pergaminos suficientes como para no decepcionarnos, y luego de, por fin, haberla visto, hay que decir que es una de las cintas de horror más importantes que se hayan estrenado en nuestra cartelera en lo que va del 2017.

La trama se centra en un padre e hijo, ambos médicos forenses, que tienen a su cargo una morgue en el pueblo. Todo transcurre con normalidad, hasta que el comisario del condado llega con el cuerpo de una joven, cuyo nombre se desconoce, y la nombran “Jane Doe”. En principio, el cadáver no presenta ninguna seña de maltrato, golpes, lesiones o algo como para ir descartando opciones, pero será cuando empiezan a examinar el interior donde se llevaran la gran sorpresa de su vida cuando noten que su muerte no fue por alguna causa natural sino por alguna fuera de todo lo humana y medicamente conocido. ¿Qué será lo que esconde?

Luego de la experimental Trollhunter, el director noruego Andre Ovredal se embarca en una historia bastante original, algo que le selle el paso al mercado gringo, consiguiendo con esta producción, ese sueño de cruzar el charco, ya que esta no es una obra más, a pesar de ser un filme que no está financiada por un gran estudio, que resulta, usualmente un fiasco, pero que aquí esa palabra queda muy dejada de lado. Lo que hace es emplear un escenario como una morgue, ubicada en un frió sótano (lo suficiente como para salir corriendo para cualquiera), volverlo aún más tenebroso y claustrofóbico, al no tener luz y tener muy pocas salidas, luego de conocerse que el cadáver que les trajeron no es de una simple muchacha, sino de alguien que puede estar poseído por una fuerza desconocida para el ser humano.

Los personajes, el padre e hijo forense, interpretados por Brian Cox y Emile Hirsch respectivamente, poseen una buena química en pantalla, lo que permite que el espectador se comprometa con lo que está pasando en pantalla y que los sustos (y si que los hay) que esta por recibir no sean gratuitos sino que es como si lo viviera en persona, con el agregado de converger con la oscuridad que embarga estar en un lugar tenebroso como ese. Ambos cumplen con el objetivo de apoyarse cuando se requiere, que es casi en toda la película, y que a veces no hay tiempo siquiera de respiro, algo que celebro mucho cuando una película sabe lo que debe ofrecer. Si debo resaltar una escena que crece en tensión, es cuando ambos empiezan a hacer la autopsia al cuerpo y empieza un camino ascendente y tenebroso, por descubrir que es lo que encierra. Muy bien lograda.

Un aspecto que no puede dejar pasar, que no desmerece para nada lo visto ya que es un producto bien elaborado, es su homenaje al cine de John Carpenter quien, nuevamente, sirve de inspiración para una obra moderna de terror, en este caso con ciertos guiños hacia La Niebla, con una escena en particular donde se nota, claramente, que es extraída del filme y otra llegando casi a la parte final (no es spoiler).

Celebro la llegada de un filme como La Morgue, porque confirma que el cine de terror aun no alcanza su techo y está muy lejos de hacerlo, aun así muchos digan lo contrario, sino que puede ofrecer historias muy inteligentes e interesantes como esta. Estaré atento a la siguiente cinta de Ovredal, porque ha demostrado ser muy competente y puede ser, si sigue por el buen camino, otro buen representante del genero de estos tiempos.

Calificación: 3.7 de 5

El Veredicto…’Rápidos y Furiosos 8′

Por: Karen Pérez León

Rápidos y Furiosos 8 es una película de acción estadounidense dirigida por F. Gary Gray y escrita por Chris Morgan que se estrenó el pasado 13 de abril. Es la octava entrega de la franquicia Rapidos y Furiosos. Los actores que participan en la cinta son muy conocidos a nivel mundial: Vin Diesel, Dwayne Johnson, Michelle Rodriguez, Tyrese Gibson, Chris Bridges, Nathaniel Emmanuel, Jason Statham, Charlize Theron y Kurt Russell.

Si bien,los productores y el director de la primera cinta del 2001, Rob Cohen, decidieron retomar la mitología de las carreras ilegales, aunque con una trama algo mediocre, ésta consiguió ganar seguidores y simpatía con el público gracias a la química extraordinaria que había entre VinDiesel y Paul Walker, en medio de una historia que unía el camino y forjaba la amistad entre un policía infiltrado (Walker) y de un forajido impenetrable (Diesel) sumado a un escenario de mujeres con poca ropa y autos deportivos.

Ahora, los personajes han evolucionado y dan giros inesperados. Vemos a un Dominic Toretto (Vin Diesel) convertirse en villano de la mano de la bellísima y maravillosa Cipher (Charlize Theron) magistral y admirable como siempre, quien le da un tono de oscuridad y misterio al filme. Por supuesto, tanto aliados como la misma esposa de Toretto, Letty (Michelle Rodriguez) quedarán en total desconcierto al ver esta nueva faceta de Toretto.

Lejos de verse envuelta en el cansancio, con una trama floja o gastada, como se esperaba luego de varios años de la franquicia, esta película ha conseguido por mucho superar a sus predecesoras con un éxito y energía visual tremendamente creativa, que deja el camino bien puesto para las tres siguientes entregas que se han anunciado.

Sin embargo, hay que reconocer que la mayor parte de éste éxito se debe a la participación de los renombrados actores que aparecen y rescatan, por así decirlo, al filme. Además, la cinta peca de repetitiva, sin poder evitarlo y los efectos visuales llegan a ser demasiado surrealistas, algo a lo que sus seguidores están bastante acostumbrados.

Sin duda, esta película no decepciona, pero tampoco llega a ser extraordinaria y más bien deja con la interrogante de si realmente la historia logrará desarrollarse y entretejerse adecuadamente en las próximas tres entregas, sin caer en lo exagerado o absurdo, algo que desde ya representa un reto para sus productores y futuro director, así como para los actores que acepten tomar el riesgo de una carrera sin retorno.

Calificación: 3.5 de 5

El Veredicto… ‘Power Rangers’

Por Karen Pérez León

Power Rangers es una película de superhéroes estadounidense de 2017 dirigida por Dean Israelite y escrita por John Gatins, Kieran Mulroney, Michele Mulroney, Matt Sazama y Burk Sharpless. Es la tercera entrega cinematográfica de la franquicia del mismo nombre y está protagonizada por Dacre Montgomery, Becky G, Ludi Lin, Naomi Scott, RJ Cyler, Elizabeth Banks y Bryan Cranston.

A pesar de lo que muchos temían cuando recién se dio a conocer la producción de este remake, sobretodo cuando se anunció que tendría seis secuelas, la cinta cumple con su cometido de entretener a la audiencia. Llena de efectos especiales que son bastante buenos, al igual que los escenarios fantásticos y muy bien diseñados, Power Rangers nos trae un reebot con tecnología más avanzada que los anteriores.

Es muy interesante ver cómo se desarrolla o se da a conocer a cada uno de los personajes que integran a este nuevo y curioso grupo de superhéroes. Lo más interesante es que la homosexualidad de uno de ellos, no representa ningún inconveniente ni es un ingrediente incómodo en la trama, sino que más bien sitúa al espectador en un ambiente más actual y moderno.

Otro toque simpático es que estos juveniles miembros de los Power Rangers cuentan con súperpoderes como fuerza sobrehumana o increíbles saltos que ningún humano podría realizar, algo que ni en la serie ni en las películas anteriores se podía apreciar y que le da un ritmo muy interesante, fresco y jovial.

Sin embargo, llega un punto en que la presentación de los adolescentes se alarga demasiado y se pasa casi hora y media sin que se llegue a ver en acción ni en transformación a ninguno de ellos, momento crucial y muy esperado por todos. De hecho, esto solo sucede casi al final de la cinta, junto a la famosa frase musical de ¡Go Go Power Rangers!

En definitiva, Power Rangers no consigue ser una gran película, pero si cumple con su función de entretener y captar la atención de un público que no necesariamente debe ser fan de la serie de los noventas para poder disfrutarla. Es decir, este remake actual es bueno y vale la pena verlo porque te deja con ganas de conocer más de la historia. La buena noticia, como dije al inicio, es que hay Power Rangers para rato.

Calificación: 4 de 5

‘Viernes 13’: 35 años dejando un legado de terror

Por: Cesar Cortez G.

Martes 13, como se estreno aquí, o, mejor dicho, Viernes 13, cumple 35 años entregándonos su concepto de puro terror que ha trascendido fronteras y despertando la admiración de mucha gente alrededor del mundo. Celebremos este día, dándote a conocer algunos detalles que, de seguro, no sabias de el.

(Poster Internacional de Martes 13)

Año: 1980

Director: Sean S. Cunningham

Un bosque, cabañas de campamento, un grupo de jóvenes, sangre y diferentes maneras de morir, ¿Qué obtenemos? Nada más que una simple película de terror dirán muchos. Pero luego de 30 años, estas mismas ideas hicieron de Martes 13, un film icónico de muchas generaciones y el punto de partida para un nuevo género de cine de terror: el slasher.

Sean S. Cunningham, director y productor de la cinta, jamás imaginó el éxito que despertaría en la audiencia una simple película de terror y que con los años le dediquen documentales, reuniones y todo tipo de merchandising al respecto. Y pensar que por poco, casi no ve la luz, pero a veces los riesgos, si que valen la pena. Claro que también su realización ha estado envuelta en escándalos, malas críticas, hasta los religiosos y puristas, entre más. Pero el tiempo le ha dado la razón a Martes 13, poniéndola en la cima como la primera de su estilo y un ejemplo a seguir para las películas que le siguieron. ¿O acaso creen que Scream, Saw, Sangriento San Valentín o Se lo que hicieron el Verano Pasado, salieron del aire? Martes 13 les mostró el camino y ellos lo hicieron a su manera.

Muchos atribuyen, que el éxito de Martes 13, no se hubiera hecho sin tener antes una referencia, que se llama Halloween. Aparte, está el hecho de que fue todo un éxito de taquilla en el año de 1978. Eso fue lo que impulsó mas a hacer algo como esto, ya que Hollywood tiene la mentalidad del “yo también”. Y realmente fue así, a pesar que siempre han salido a defender el producto como original, pero en el fondo, si ese fenómeno no se hubiera dado, esto jamás hubiera existido.

La historia nace un 9 de mayo de 1980, y como dato adicional, en Perú lo hizo el 27 de noviembre, fue un éxito instantáneo, tal vez la sorpresa del año, llenando las salas de cine donde era exhibida, recaudando nada más que unos 40 millones de dólares en Estados Unidos. En la actualidad, esa cifra no dice mucho, pero en ese entonces, podía considerarse un taquillazo. Y si hacemos una simple conversión de haberse estrenado en nuestros tiempos, bordearía los 90 millones de dólares aproximadamente. Nada mal para una película de terror.

Pero como dije anteriormente, no todo fue felicidad dentro de este cuento, sino que la atacaron por todos lados. Las críticas la tildaron de sucia, pervertida y un festín de sangre como nunca antes visto. Eso va agregado, al hecho de incentivar a la gente a querer ver más y cambiarle su forma de pensar y dejar la moralidad de lado. Lo única que trataba de hacer, era dar un espectáculo más sin hacer daño a nadie. Pero cuando algo sale bien, siempre hay algunos que no comparten eso y tratan de hundir algo que a su parecer no va con ellos. Pero el fondo sigue siendo el mismo: es solo una película.

La trama de la película gira en torno a unos asesinatos cometidos en el campamento Crystal Lake en el año 1958. Nadie supo quién los cometió, llamando al lugar “Campamento Sangre”. En 1980 es reabierto por un grupo de jóvenes, que ignoran lo que pasó ahí. Pero al cabo de unos días, la leyenda renace trayendo consigo, una nueva ola de muerte y sangre, y el misterio de los crímenes del 58, también es revelado, ya que todo fue, por la muerte de uno de los niños de ese campamento, por descuido de los guías del lugar. Pero al final, siempre el bien prevalece….pero lo que uno no sabe es si así para siempre.

Hay mucho por decir sobre Martes 13, pero hay una cosa que hasta la fecha, la gente no aprende, así que aquí lo voy a hacer: Jason no fue el asesino sino su MADRE, si señores aunque no lo crean. El aparece recién en la segunda parte. Espero que ahora si esté más que entendido. Además, hasta este momento, no sé porque se le denominó “Martes 13”, si su título es “Friday the 13th”. Si hubiera sido “Tuesday the 13th”, de hecho se entiende, pero no sé porque cambiar el día. Algo inexplicable en verdad.

No podemos terminar sin antes mencionar la maravillosa melodía de Harry Manfredini, que de solo escucharla, sabemos a que se refiere. Inclusive algunos la tienen como ringtone de celular. Simplemente, fantástica, además de haber trascendido la línea del tiempo. En segundo término, el excelente trabajo de maquillaje por parte del genial Tom Savini. A él le debemos, los diferentes asesinatos de la cinta, y las innovaciones de sus creaciones, para futuras cintas del género. Diez puntos para él. Y como dato final, podemos citar a Kevin Bacon dentro del film, como una de sus primeras actuaciones antes de ser reconocido como estrella de cine.

Martes 13 no será una gran película, pero su legado es inmenso. A él le debemos casi todo el terror que vemos, y eso no es poco. Ya está dentro de la historia del cine y perdurará por siempre, aunque a algunos les duela, pero así es la realidad, y sin querer, se hizo para quedarse.

Calificación: 3 de 5

(Poster de Martes 13 en Estados Unidos)

Hace 25 años ‘Las Tortugas Ninja’ dieron el salto al cine

tmnt 1

Por: Cesar Cortez G.

Como pasa el tiempo, sobretodo cuando se habla de lo que uno vio o pasó en su niñez y adolescencia, época que vuela en un dos por tres, pero del cual se tiene gratos y momentos únicos. Para el que escribe, esa etapa la disfruté mucho, especialmente porque surgieron unos cuatro personajes curiosos y llamativos que me empezaron a llamar la atención…y además eran uno reptiles verdes. Si acertaron diciendo Las Tortugas Ninja, pues están en lo cierto, ya que el día de hoy se celebra el aniversario numero 25 de su primera aparición en el cine.

Cuenta la leyenda, que estas saltaron a la televisión a finales del año 1987, donde empezaron a captar adeptos muy rápidamente, y si hacemos memoria, la competencia en ese entonces era de temer ya que se enfrentaban a titanes como Transformers, Thundercats o He-Man, y ellas supieron salir más que bien libradas de esa “guerra”. En esos años, se empezaba a sentir una nueva fiebre que era el “Turtle Power” o “Poder Tortuga” con todo lo que implicaba, en su mayoría juguetes o juegos de vídeo, ademas que el dibujo animado era uno de los favoritos de la audiencia alcanzando picos altos en rating. Esto solo se refiere al mercado gringo o japones, ya que el mundo entero recién los conocería en 1990, con la llegada de la película hecha en carne y hueso.

Cuando surgió la idea de llevarlos a la gran pantalla, al principio no estaban muy ansiosos de hacerlo, pero luego vieron el potencial que esta podría generar y se arriesgaron y al final ganaron. Claro que el mayor obstáculo que tuvieron fue que ningún estudio de Hollywood quería involucrarse en el proyecto. Fue rechazada por todos, o casi todos mejor dicho, ya que al final el que la distribuyó fue la casa independiente “New Line Cinema” pero, claramente, los productores se inclinaban por alguien con el sello de Paramount, Fox o Warner. Ni siquiera Disney se interesó en el, y eso que ya estaba más que comprobado que la serie de televisión era todo un éxito. Nada de eso sirvió al final, pero las ganas de hacerlo fueron mas fuerte y lo lograron. Inclusive contrataron a un genio de la animación como Jim Henson para que colaborara con ellos. Claro que su adición aumentó el presupuesto original, cosa que al principio no gusto pero se hizo igualmente.

Llego el día del estreno, y los productores no pensaban en la sorpresa que se llevarían con la recepción, ya que ellos aducían que si recuperaban la inversión, que fue de 14 millones de dolares, estaban mas que contentos, ya que una película de este corte no suele recaudar mucho dinero. Ese 30 de marzo quedara grabado para siempre, no solo para los involucrados, sino para el cine mismo donde se aplica la frase “Hollywood no sabe nada”, cuando sucede algo que no estaba en los planes de nadie, y este fue uno de ellos, ya que en ese entonces competia con “pesos pesados” como ‘Mujer Bonita’, ‘La caza al Octubre Rojo’ o la reciente ganadora del Oscar de entonces ‘Conduciendo a Miss Daisy’. Nadie se preocupo por una “peluculilla” sobre unas tortuguitas. La recaudación que tuvo en su primera semana fue de infarto, en el buen sentido, ya que obtuvo unos nada despreciables 32 millones de dolares, cifra que si la ajustamos a la actualidad seria prácticamente el doble. Un “monstruo” había nacido, y nadie se había dado cuenta antes. Como se deben de haber arrepentido al rechazarla en su momento, ya que luego de su debut, las mismas personas que le bajaron el dedo, llamaron a los productores para expresarles las felicitaciones del caso, ademas de querer estar involucrados en la inminente secuela, pero fueron todos rechazados ya que se les dijo “Muchas gracias, pero eso lo harán los que confiaron en nosotros desde un principio que son los de New Line Cinema”. Punto.

La película fue numero uno por cuatro semanas seguidas, para llegar al final de su periplo en las salas a una suma total de 135 millones de dolares. Accidentes así no suceden todos los días, pero para ellos ese fue el momento. Este fue el trampolín que necesitaban Leonardo, Donatello, Rafael y Miguel Ángel para “adueñarse” del mundo, y el Perú no estuvo alejado de esto, ya que su estreno en nuestro país fue en la Navidad de 1990, y junto con el, empezó a llegar toda la avalancha de cosas que solo alguien que fue niño en esa época lo puede nombrar y recordar.

A pesar que la critica internacional la consideraba sosa, sin sentido por no decir que no tenia “ni pies ni cabeza”, para muchos es un clásico que perdurará por siempre porque “nos marcó”. Nada de lo que digan podrá opacar lo que vimos y sentimos la primera vez que la tuvimos en frente. Las Tortugas Ninja fueron únicas y, al menos en mi caso, nunca podrán decir lo contrario, y si así fuera, como nos explicamos que hasta el día de hoy tenemos una nueva serie animada, además de una nueva adaptación cinematográfica que tuvo un gran éxito a nivel mundial. ¿Acaso se necesitan mas pruebas?

25 años parece mucho, pero es poco para lo que este universo aún nos tiene que ofrecer. Los tienen más que bien cumplidos.

tmnt 2                                                                        (Poster Promocional del filme)

 

 

Freddy vs. Jason

freddy vs jason 1

(Poster oficial de la película)

Año: 2003

Director: Ronny Yu

Por: César Cortez G.

“1980, el miedo nació; 1984, la pesadilla empezó”. Con esta frase, hace diez años, se daba el punto de partida a una de las películas más esperadas, no solo por los amantes del cine de terror, sino de toda una generación, “Freddy vs. Jason”.

La idea de hacer esta película no surgió hace una década, sino que ya en el año 1986, se estaba empezando a ver, la manera de juntar a estos dos “titanes” del cine, en una historia atractiva de terror. El tiempo pasaba y no se llegaba a un acuerdo entre los estudios “Paramount” que tenía los derechos de “Viernes 13” y “New Line Cinema” los de “Pesadilla”, sino que estaban más interesados, en sacar, el máximo provecho, a estos personajes sacando un film, prácticamente, cada año y ganar cuantiosos ingresos. Pero como todo en la vida, la popularidad decayó y ellos ya no eran rentables. Así, fue como nuevamente, se empezó a hablar sobre la posibilidad de hacer este ambicioso proyecto sobre ellos, sobretodo luego de que “Paramount” le cediera los derechos a “New Line Cinema” a principios de los 90´s. Ahora, esta compañía, tenía en su haber a Freddy y Jason juntos para hacer con ellos “lo que quisieran”. Menos mal que la década del 90, no fue ese momento y se decidió esperar un tiempo, digamos, prudente para hacerlo, sino, tal vez, hubieran destrozado ambas franquicias haciendo lo primero que se les hubiera venido a la mente.

Tanto Freddy Krueger, como Jason Voorhees, tienen una gran “mitología” a cuestas. El primero posee una filmografía de siete secuelas, donde alcanzó los máximos picos de popularidad en los años 1987 y 1988,  cuando se estrenaron “Pesadilla en Elm Street 3 y 4”, recaudando 42 y 49 millones de dólares respectivamente. Actualmente, esas cifras rozarían los 100 millones de dólares, y para una película de terror, eso es como tocar “el cielo con las manos”. Con “Viernes 13” sucede algo similar, aunque con matices distintos. Sus mayores ingresos por película, se dieron hasta el año 1984, cuando se estrenó el “supuesto” “Último Capítulo” o “Viernes 13 parte 4”, recaudando cerca de 32 millones de dólares. Luego, salieron seis secuelas, sin mucho exito financiero. Pero lo más anecdótico de esto, es que el personaje se había convertido en toda una celebridad, lo malo era que el argumento de las películas era el mismo, “matar a la gente con lo primero que  tenga en la mano”, sin arriesgarse a hacer algo más y mostrar algo distinto en sus historias. Igualmente, se daba esto último en las películas de “Pesadilla” donde Freddy era un remedo de sí mismo.

Los noventas llegaron, y en su intento por hacer cosas nuevas, New Line Cinema sacó en 1993 “Jason va al Infierno”, mostrando una idea nueva y fresca de Jason Voorhees que, personalmente, me gustó mucho ese giro de tuerca en la historia. Freddy tampoco se quedaría atrás, ya que al año siguiente se estrenó “La Nueva Pesadilla”, mostrando una historia convincente e interesante sobre la idea de tener a Freddy Krueger fuera de la película y estar en la vida real. Obtuvo muy buenas críticas y es muy recomendable. ¿Y Freddy Vs. Jason?  Aún por estos años eso seguía en stand by. Solo estaba el título más no había trama o algo aparente. El nuevo milenio llegó y salió “Jason X” en el 2002 recaudando solamente 14 millones de dólares con críticas de muy bajo nivel, mientras que los medios daban por hecho que en el 2003, “Freddy vs. Jason” vería la luz sí o sí. Con esto último, ¿seguía siendo buena idea seguir con el proyecto? Pues no había vuelta que darle, “el que no arriesga no gana” y New Line Cinema así lo entendió.

El director escogido para tamaño evento sería Ronny Yu, que en su haber tenía el “privilegio” de haber resucitado la franquicia de Chucky con su obra “La Novia de Chucky”. Él, al igual que los productores y ejecutivos de New Line Cinema, no querían una simple historia de terror, sino más bien, que esto sea un homenaje para ambos personajes por lo que le han dado, mal que bien, al cine. Y con los años, esto también lo he aprendido de esa manera, ya que mucha gente, hasta este momento, no ha aceptado el film como se merece. El verdadero secreto de la película, es el título, ya que ese “VS”, es el que dirige la trama y el desarrollo. Es una pelea, y eso es lo que íbamos a ver, no la mayor película de terror de la historia, sino el enfrentamiento entre dos Leyendas del cine, ni más ni menos. Pero, igualmente la historia debía ser fresca y moderna, digna del siglo 21. Claro que no podían dejar de lado la sangre, los desnudos y las muertes, sino de que estaríamos hablando también.

La trama, por si “alguien”, no lo sabe es la siguiente, Freddy Krueger quiere regresar a sembrar el terror en la ciudad de Springwood, pero al parecer, la gente ha hecho todo lo posible para que eso no vuelva a ocurrir. Para ello, el ha revisado en las profundidades del infierno, un ayudante para lograr ese ansiado regreso, y no encontró mejor empleado que Jason Voorhees. Este, hará recordar a la gente lo que es el miedo, asesinando a cuanta persona se encuentre en su camino, hasta que llegará un momento en que se saldrá de control y Freddy no tendrá más remedio que enfrentarse a él cuerpo a cuerpo para detenerlo de la “masacre” que él debería estar cometiendo. Así, que estaremos en presencia de una batalla épica, donde solo ganará aquel que sea “más malo”.

El desafío del film era enorme, ya que si lo hacían mal, no solo iba a ser un gran desastre económico, sino que podían echar al tacho, en ese entonces, 23 años de historia y miedo. El elenco debía ser el adecuado y que supieran, que estaban ante algo “histórico” entre manos. Menos mal respondieron a las expectativas. Afortunadamente, todo salió mejor de lo que se esperaba. En su primera semana obtuvo el primer lugar de la taquilla con 36 millones de dólares y volvió a repetirlo en la siguiente recaudando 24 millones, llegando al final de su proyección a sumar unos 82 millones de dólares. Digamos, que esto es el resultado de algo que se empezó, y se sigue haciendo bien. Esto fue para el público, y ellos respondieron como se debía.

Diez años no pasan en vano, y los fans más acérrimos aún no se les “cocina” que hayan dejado fuera a Kane Hodder del proyecto. Él hizo de Jason desde la parte siete, y ya estaba identificado con el personaje, y por ende esta debía ser “su” película, más no fue así. Una verdadera lastima en verdad, ya que, creo, que ésta es una de esas manchas que no se puede borrar así nada más, sobre todo si se habla de un film como este.

“Freddy vs Jason” no pasará a la historia por ser una película innovadora, inteligente, o de terror, sino para los que sabemos la importancia de estos personajes dentro del cine, de haber sido partícipes de esta aventura, fresca, divertida y nostálgica. Por eso es que funciona, digan lo que digan.

Calificación: 3 de 5

freddy vs jason 2

(Teaser Poster de la Película)

Puerta al Infierno 2 (Hellbound: Hellraiser 2)

hellraiser 2

 

Año: 1988

Director : Tony Randel

Por: Cesar Cortez G.

En 1987, Puerta al Infierno, estremeció a la audiencia por traer un nuevo concepto de cine de horror. Temas sobre el infierno, desmembramientos, y los placeres mas “escondidos” del ser humano, eran el plato fuerte de la cinta. Ahora, un año después nos llega su segunda parte, “Hellbound: Hellraiser 2”, o simplemente “Puerta al Infierno 2”.

La historia, prácticamente, inicia donde terminó la primera. Nuestra heroína, Kirsty Cotton (Ashley Laurence) despierta en una clínica psiquiátrica y relata lo vivido a un detective. Como es obvio, este no le cree su “increíble historia” de los cenobitas. Pero el médico que la atiende, si lo hace, ya que él sabe la existencia del “cubo del infierno”. Por tal motivo, hace que lleven el colchón donde murió Julia (Claire Higgins) a su casa, ya que su alma reside en el, solo necesita sangre para ser revivida. Y como paso con Frank, esta revive, al llevar el doctor, primero, un paciente esquizofrénico a su casa, y luego, otras personas para que complete el proceso de regeneración. Pero eso no es todo, ya que lo que más desea el Dr. Channard (Kenneth Cranham), es conocer el infierno, y para ello llevará a Tiffany (Imogen Boorman), una paciente con adicción a los rompecabezas, para que descifre el cubo y abra la puerta al infierno una vez más.

Clive Barker, “el padre del criatura”, y director de la primera parte, esta vez solo hace las veces de productor y le cedió la posta a Tony Randel. A mi parecer, creo que Barker debió dirigir la segunda parte también, ya que se ve que el presupuesto fue mayor y podía tener más herramientas para su “visión del infierno”. Pero, como George Lucas hizo con “Star Wars”, prefirió mantenerse alejado de la dirección y ver los réditos que le daba su “obra maestra”. Algunos aseguran que esta secuela es mejor que su antecesora, pero yo opino lo contrario. No está muy por debajo, pero no se le iguala.

Al igual que la primera, el inicio es lento y pausado. Uno va conociendo a los personajes y poco a poco nos vamos imaginando su papel dentro de la trama. Tal vez lo que más llama la atención es como “Pinhead” se convirtió en tal personaje. Claro que esto no pasa de los tres minutos y en teoría aporta poco a la historia, ya que ese no es el fin de la película, sino que va por otro camino. Kirsty, mal que bien, cumple con su papel teniendo los mismos resultados que en su debut. Le sigue faltando esa expresividad de pavor y terror, y es como si se hubiera acostumbrado a esa vida. La adición de Tiffany a la historia es como la invitada “indeseada” a una fiesta. Aparte de descifrar el cubo, daba igual su desenlace. Nada que ver con ella.

En toda historia, tiene que haber un antagonista, y como sabemos, los cenobitas son los que cumplen con ese papel. Luego de su impresionante debut en la primera, uno se imaginaba que aquí, se les podría apreciar más, pero no fue así. Recién aparecen a los 3/4 de hora del film y luego sus apariciones son contadas. Desaprovechados al máximo. Lo único que si se dio, fue la confirmación de Pinhead como el líder y nueva figura del cine de terror. Inclusive, ahora ellos tendrían el mismo enemigo que amenaza a Kirsty y Tiffany casi al final de la cinta. Pensé que “ellos” lo eran. Que irónico. Julia cumple su parte y luego se revela porque regresó. Eso es destacable. Por último, se nota que la censura estuvo siguiendo a la producción al máximo, ya que no atestiguamos esas escenas de destripamientos ni muchos galones de sangre.

Después de leer todo esto, creo que la mayoría se dirá, ¿Que tiene de bueno entonces? Pues lo bueno, es que vemos el infierno, no como todos lo retratan, sino con pasajes interminables y puertas que significan las cosas que tiene cada ser humano en su ser. Es decir, cada uno crea su “propio infierno” y lo arma a su gusto. No pierde su esencia y el porqué de su existencia. Es un “gran rompecabezas”, que Tiffany igualmente, no podrá descifrar.

Esta es la última película de “Puerta al Infierno” donde se retrata el infierno mismo antes de poner a Pinhead como “terrestres”, y así, empezar a “matar” a la serie. Esta es una historia compleja y no una simple película de terror, que se debía agarrar con pinzas, y no convertirla en un “Viernes 13” por así decirlo. Esto no es un “slasher”, y tuvieron que darle el respeto que se merecía a una trama tan original. A veces el alma de las cosas vale más que el dinero, pero en este mundo funciona al revés.

Calificación: 2.9 de 5