In Memoriam…’George Romero: El Padre de los Zombis’

Por: Cesar Cortez

1993, ese fue mi primer encuentro con George Romero, es decir, la primera película que vi de el que fue Creepshow, de la que había oído varias veces ya sea por algún familiar o amistad y tenía mucha curiosidad por ver que ofrecía. Lo primero que me atrapó fue su metraje, hecho como si fuera un cómic y luego sus historias, con la que me quedo hasta el día de hoy con “El Día del Padre” y su clásica frase “donde esta mi pastel, Bedelia”.

Por supuesto que por ese entonces yo solo tenia once años y no existían medios a la mano (al menos yo no los tenia) para saber más al respecto, es más, no sabía tampoco quien era George Romero, hasta que con el pasar del tiempo y el gusto que le empece a tener al género del terror, con la llegada del internet, me acordé de el y lo investigué y los fans que le escribían, prácticamente, lo colocaban en la “cima” de la montaña, especialmente, por una cinta llamada ‘La Noche de los Muertos Vivientes’. Tuvieron que pasar once años de mi primer filme de Romero para ver el segundo, que fue justamente ‘La Noche…’ y, lo digo con toda la sinceridad del mundo, me atrapó de principio a fin, desde su música ambiental, pasando por los mismos zombis claro está y por colocar como protagonista a un actor negro llamado Duane Jones en el papel de “Ben”, cuando todavía en los años 60s se vivían momentos de un elevado racismo. Ese fue su “grito de guerra” en contra del sistema.

Pasarían algunos años para, por fin, ver más sobre el director, ya que pude obtener cintas como The Crazies, Monkey Shines, Day of the Dead y, la que para mi es su gran obra y, tal vez, mi película de terror favorita, Dawn Of The Dead. Si ya había estado hablando maravillas de ‘La Noche…’, pues con esta, el efecto fue el doble (o triple). Todo me parecía un cóctel bien servido y en su punto, el maquillaje (gracias Tom Savini), las escenas de acción, los desmembramientos y la trama por supuesto que te captura de principio a fin y el mensaje que le da al mundo, con aire visionario, que la humanidad iba a estar sujeta a lo superficial, en este caso a los centros comerciales, lugar del consumismo en su máxima expresión. Sinceramente, no se equivocó, ya que en estos tiempos, ahora con la llegada de la tecnología, especialmente de los smartphones, nos sentimos esclavos del sistema y “sometidos” como si de un hechizo se tratara. El lo vio así y lo incorporo en los zombis, un fiel reflejo de nosotros mismos.

(La trilogía de la “Muerte”: ‘La Noche de los Muertos Vivientes’ – ‘Dawn of the Dead’ y ‘Day of the Dead’)

Este es el legado que nos deja George Romero, quien partió de este mundo este 16 de Junio, quien en mas de una oportunidad, cuando le preguntaban del tema de los zombis, solo se refería como algo que se le ocurrió un día y quiso cambiarlo, sin pensar que lo que estaba haciendo era historia porque esta imagen de los “muertos vivientes” sería la que predominara en el mundo. Muchos le deben estar agradecidos ya que su creación inspiró a varios industrias, como los videojuegos (Resident Evil), películas de terror (28 Días Después), libros de sobrevivencia zombi (Guerra Mundial) y, por supuesto, la serie de televisión emblema, ‘The Walking Dead’, que se ha dado el gusto de colocar cameos basados en los zombis de Romero como “Flyboy” de ‘Dawn of The Dead’ o “Dr. Tongue” y “Bud” de ‘Day of the Dead’.

George Romero inspiró a muchos, ese es mas que obvio, pero solo habra uno como el y el futuro no se ve muy inspirador o mejor dicho, alguien que este a ese nivel en las nuevas generaciones (a no ser que me equivoque). Su partida deja un gran vacío en el cine de terror. Muchos se han sumado en las condolencias, como Stephen King, con quien trabajo en Creepshow y The Dark Half. También se suman a este grupo el maquillador Greg Nicotero, para quien Romero es su mentor y maestro, ya que el le dio su primera gran oportunidad en el cine siendo parte del equipo de maquillaje en Day Of The Dead en 1985.

La lista es larga y sigue, pero eso es muestra de lo mucho que lo respetaban e idolatraban. Tal vez muchos no lo entiendan porque un gran sector no les gusta el horror, pero para los que lo AMAMOS, su partida será muy difícil de digerir, al igual que la de Wes Craven, otro capo del genero que falleció en el 2015. Solo me queda decir que disfruté mucho de sus películas y lo seguiré haciendo porque aquí no se acaba su obra, sino que ahora se volverá inmortal, y nos corresponde a nosotros (los fans del terror) mantenerlo así. Descansa en paz maestro y gracias por todos los sustos que me hiciste pasar (si que fueron muchos).

George Romero (1940-2017)

 

 

 

El Veredicto…’Spider-Man: De Regreso A Casa’

Por: Cesar Cortez

Este año se cumplen quince años del estreno del primer filme del Hombre Araña que fuera dirigido por Sam Raimi y que derivara en una trilogía finalizada en el 2007, con un final que no gusto a muchos. En el 2012, se dio una segunda adaptación iniciando de cero con un nuevo elenco e historia, dando pie dos años después a su secuela que obtuvo criticas diversas. Sony decidió no continuar con la historia hasta que llegara a su rescate “su” superhéroe llamado Marvel.

En el 2016, se decidió integrar a El Hombre Araña al Universo de Marvel, y así hizo su estreno en ‘Capitán América: Guerra Civil’, participando de la gran batalla entre Los Vengadores. Luego de este suceso, nos encontramos ahora en el verdadero inicio de una nueva aventura del famoso “trepamuros”, lo que sería la tercera adaptación del superhéroe en pantalla, algo que para algunos alegra bastante y para otros, imaginamos, ya han visto suficiente de El Hombre Araña en su vida.

La idea que tuvieron ambas partes fue primero, darle un aire nuevo y fresco a la historia, y con su inclusión dentro de Universo Marvel (por fin) iniciando por tener a un mismo actor que lo interpretara por varios años, como es el caso de Tom Holland quien cumplió hace poco 21 años, en comparación a sus colegas Tobey Maguire y Andrew Garfield que en su primera película ya pasaban los 25 años. Igualmente, si este era joven, también lo iba a ser su entorno, como el caso de Marisa Tomei como “Tía May”, que a sus 52 años puede presumir que los tiene muy bien llevados.

La historia coloca a un Hombre Araña que, a pesar que dice tener estos poderes desde hace unos meses, aun no los ha explotado de la mejor manera, y eso se nota en la falta de escenas donde antes se le veía columpiarse por los rascacielos y aquí eso se ha perdido por ejemplo, o tal vez para no volverlo todo un acróbata como si lo hizo Sam Raimi, aunque eso no perjudico el argumento que tuvo en su momento. Lo que aquí se trata de reflejar (y lo resalto) es ver, paso a paso, los inicios de Peter Parker como el famoso superhéroe, sus obstáculos que tiene en su camino (la adolescencia, los amigos y demás) y que no desde el primer día tuvo a un peligroso enemigo en su camino, y eso se ve en que trata de ser algo al estilo de los boy-scouts: proteger a la gente y ser alguien servicial para la comunidad. Todo eso está bien hasta que llega su primera gran prueba: Adrian Toomes, mejor conocido como “El Buitre”.

Cuando se anunció a Michael Keaton como “El Buitre” (¿Se habrán inspirado en Birdman?), debo reconocer que me entusiasme mucho, ya que era la oportunidad de verlo en un papel no tan común porque, mayormente, ha realizado papeles de ser el bueno de la película y no hay que rebuscar mucho en su filmografía, sino nombrar su rol más emblemático: Batman. Dicho esto, no creo que haya dado la talla como tal al igual que Bokeem Woodbine como “Shocker” (también esperaba mucho de el) que solo aparece unos cuantos minutos, haciéndome recordar a “Electro” de ‘El Sorprendente Hombre Araña 2’ que parecía un simple adorno. Por otro lado a Keaton le falto ser más convincente, pero el guion no se lo permitió, y es que los encargados tuvieron miedo de crear alguien realmente temible (¿Acaso “Batman” no puede ser malo?). No sé si esto hubiera ocurrido si otro hubiera sido el actor pero quiero pensar que sí.

Por último, no sé si me estoy arriesgando en decirlo, es que hemos visto un nuevo grupo de héroes que “podría” darse a conocer en el futuro, como es el caso de los amigos de escuela de Peter (si los reconocieron, sabrán de quienes estoy hablando). Sobre el caso Zendaya (algo que no me disgusta) si es o no, en el fondo Mary Jane Watson, creo que eso lo sabremos en la secuela.

El director Jon Watts trato de darnos su visión del Hombre Araña, que no esta mal, pero creo que le falto darle fuerza a las actuaciones, especialmente, a los villanos. Su reto no era el mismo de Sam Raimi y Marc Webb, sino mayor, porque tiene en su espalda la mochila del Universo Marvel y debía mantener un nivel (y reputación), algo que no pudo hacerlo compeltamente, sino por partes, en las más de dos horas que dura la cinta. Parece esas situaciones que uno quiere hacer algo pero solo se arriesga un poco por miedo a perder. Esto ha tenido que servirle de prueba, en especial, si desea continuar en la franquicia. Veremos que sucede con él en el futuro.

Calificación: 3.3 de 5

El Veredicto…’La Maldición de la Casa del Terror’ (Don’t Knock Twice)

Por: Cesar Cortez

Las películas de casas embrujadas es uno de los subgéneros del terror que más gustan al espectador, aunque aquí, hay que ser honestos, no se ve mucho de dicha casa, pero si existe una maldición que posee y eso es lo que importa hasta el final del filme, que dicho sea de paso, no estuvo mal, pero si hubiera sido hecho por un gran estudio de Hollywood con un presupuesto acorde, hubiera sido sin dudas, una de las mejores del género en lo que va del año.

La historia narra como Jess quiere recuperar a su hija Chloe, quien vive en un centro juvenil, luego de haber superado su adicción a las drogas y ha reiniciado su vida, pero esta la rechaza. Un día, Chloe con su amigo Danny van a una antigua casa donde vivía una señora anciana que la tildaban de bruja, que tiene su propia leyenda donde si tocas la puerta dos veces, su espíritu te perseguirá. Los chicos hacen caso omiso a la advertencia y la tocan. Esto, solo será el inicio de algo terrorífico en sus vidas, ya que la leyenda es verdadera.

Lo que propone el director Caradog James es darnos primero una historia dramática de una hija que le reprocha a su madre por no haberla tenido a su lado cuando la necesitaba para luego pasar a un cuento macabro donde una maldición se desata. Chloe empieza a sentirse insegura de sí misma e ira donde ahora vive su madre para sentirse protegida y, tal vez, pensar que esto es un “castigo” por haberla rechazado y quiere redimirse de ello. Los demonios juegan con esas incertidumbres y la harán ver culpable de muchos actos que realice, tanto así que esto aparecerán en este hogar, pero nadie le cree su “fantástica” historia (y quien lo haría).

Los momentos de tensión, es decir, las partes donde aparece el demonio están bien elaboradas y las sensaciones lúgubres hacen lo suyo. Tal vez la parte que se quedó a medias fue justamente el final, donde creemos que veremos una gran escena, pero terminamos quedándonos con preguntas que debieron ser respondidas. Esto es por culpa de un guion que no desarrollo bien esta parte, y en general, algunas otras también porque se notan algunos vacíos en la trama. Como dije en un principio, si hubieran tenido un presupuesto de un filme de un gran estudio, otra cosa hubiera salido, espero para bien, porque había material.

Las actrices, Katee Sackhoff y Lucy Boynton como “Jess” y “Chloe” respectivamente, cumplen con las exigencias del caso al dar vida a madre e hija. La textura en la que el filme estuvo elaborada es buena porque le dio un tono frío y áspero, haciendo recordar a El Conjuro o a la cinta Profecía Sangrienta.

La Maldición de la Casa del Terror no pasara a la historia como una de las mejores películas de terror pero si la recomendaría para pasar un rato distinto o si desean hacer una maratón de filmes de este tipo.

Calificación: 3 de 5

El Veredicto…’La Momia’ (The Mummy: 2017)

Por: Cesar Cortez

Luego de varios meses de harta publicidad, tenemos entre otros a La Momia, una nueva versión del clásico de horror y título que inaugura el “Universo Oscuro” (Dark Universe) basado en los monstruos de los estudios Universal de los años 30. Lo que me asombro en la previa (y es algo que no suelo hacer) es leer algunas frases muy negativas del filme, y cuando escuchas lo mismo de distintas personas es porque algo de cierto debe haber. Debo admitir que cuando estaba en la sala me sentía medio incomodo por saber si estos comentarios eran verdaderos, pero quise tener mi propia opinión (como debe ser) y ahora que la he visto debo decir que estoy un 60% de acuerdo pero aun así pienso que no es el bodrio que nos quieren vender y, créanme, que he visto peores cosas con un presupuesto muchísimo mayor al de esta producción.

Con lo expuesto, tampoco estoy diciendo que es “la película”, que quedara en la historia del cine o en la mente de la gente por siempre, porque tiene sus falencias pero creo que es normal cuando se inicia algo de esta manera, como un nuevo universo cinematográfico, a lo que yo llamo “películas para ver que pasa”, para saber si se inició bien o hay que mejorar (y si hay mucho que mejorar) si la idea es hacer películas de este tipo.

La historia se desarrolla en nuestros días presentándonos a Nick Morton (Tom Cruise) un saqueador de tumbas quien junto a su ayudante Chris (Jake Johnson) se encuentran en Irak buscando ruinas por robar. Luego de un enfrentamiento contra un grupo extremista, se descubre que existen ruinas enterradas en el lugar donde bajaran junto con la arqueóloga Jenny Halsey (Annabelle Wallis) a explorar. En ella se encuentra enterrada  la tumba de Ahmanet, quien estaba destinada a gobernar Egipto pero traiciono a su pueblo y fue condenada a morir momificada. Ellos cargan la tumba que será transportada a Londres, pero en el viaje algo extraño ocurre y el avión se estrella con Nick dentro quien, milagrosamente, sobrevive. Esto se dio porque ha quedado “marcado” por la momia y será el encargado de llevar su misión. Ahora el junto con los demás, trataran de defender al mundo antes que sea demasiado tarde.

Las comparaciones siempre son odiosas, pero no puedo evitar mencionar a ‘La Momia’ de 1999, que supera a esta por cierto, y los productores han querido tomar ciertas referencia (en los efectos sobre todo) para hacer su versión pero la primera tiene muchas cosas más que dar que esta película de Alex Kurtzman, la que es apenas su segunda incursión detrás de cámaras, y se nota porque le gusta más ser productor, porque no hay un apego ni entre los mismos actores ni estos con el público. Si uno piensa que va a ver a Tom Cruise haciendo lo mismo que Brendan Fraser, pues vaya pensando en algo muy distinto, porque para empezar la trama es otra, no se ubica en Egipto sino en Inglaterra y Cruise no tiene ese carisma para hacer reír, o sentir cariño o lastima por más que lo intente. Lamentablemente, el buen Tom Cruise esta lejos de otras actuaciones que se le recuerde.

Debo admitir que uno de los personajes que esperaba ver con ansias era el del “Dr. Jekyll”, interpretado por Russell Crowe, que dirige una organización secreta llamada “Prodigio”, encargada de capturar a los monstruos que habitan en el mundo antes que estos se apoderen de ella. Por esta parte todo bien, pero no se ha explicado el origen de su transformación en el Sr. Hyde. Es decir, uno sabe que estos existen por historia pero me hubiera gustado que aquí se desarrollase su origen. Espero que en la siguiente película sepamos más sobre él. Lo mejor de la película sin duda es la presencia de Sofia Boutella como “Ahmanet”, y es que cuando ella está presente la historia levanta vuelo. Se deja de lado la teoría y empieza la acción. Ya que tocamos este término no puedo dejar de mencionar la muy buena escena del avión.

(Este párrafo es Spoiler, así que…¡Cuidado!)

Hay ciertas curiosidades que no puedo dejar de lado, y es que han tocado temas de otros filmes que los han inspirado como el personaje de Jake Johnson, una copia de ‘Un Hombre Lobo Americano en Londres’, pero tal vez sea la muy breve aparición de “El Libro de los Muertos”, el mismo que vimos en La Momia de 1999, el que se robe las miradas y, tal vez, nos deje pensando por qué está ahí. Si me lo preguntan, yo opto por decir que esta es una secuela (no autorizada) de dicha cinta.

Estoy seguro que Universal ha visto los errores que ha cometido en el filme, pero está un poco lejos de ser la peor película del año como algunos ya la han señalado. Si buscas pasar el rato viendo una película de acción y momias, entonces esta podría ser tu opción, pero no pidas nada más.

Calificación: 2.9 de 5

El Veredicto…’La Mujer Maravilla’

Por: Karen Pérez León

La Mujer Maravilla es una película estadounidense de superhéroes basada en el personaje de DC Comics del mismo nombre. Es la cuarta entrega del Universo extendido de DC Comics y está dirigida por Patty Jenkins. El guión estuvo a cargo de Allan Heinberg y Geoff Johns, quienes se basaron en una historia de Heinberg y Zack Snyder. Protagonizada por Gal Gadot, Chris Pine, Robin Wright, Danny Huston, David Thewlis, Connie Nielsen y Elena Anaya.

Por fin llegó el momento en que el universo de DC Comics acabe con su mala racha y las malas críticas que recibieron sus filmes anteriores de parte de la audiencia. Esto, por no centrarse solo en contar la historia del personaje principal y querer abarcar más subtramas, llegando a confundir o dejar cabos sueltos en el argumento, como sucedió con Batman Vs. Superman (2016)

La historia de Diana, la princesa amazona, es increíble y muy bien narrada, pues se respeta su mitología y sus orígenes, de acuerdo a lo presentado en los cómics. Además, el perfil del personaje construido por Gal Gadot, está muy bien definido y consigue simpatizar con el público, dejando atrás definitivamente las dudas sobre su capacidad para interpretar a la aguerrida superheroína.

La relación con el piloto Steve Trevor, interpretado por el actor Chris Pine, está bien presentada. Primero, porque ambos actores tienen buena química y segundo porque permite ver a una Diana inocente, que siente curiosidad por el mundo de los hombres y que desconoce totalmente sobre sus costumbres, historia y demás.

Por otro lado, las coreografías logran impresionar por los perfectos movimientos que desarrollan los actores y por la forma en que se consigue enaltecer a la superheroína, mostrándola fuerte, inteligente y decidida, como debía ser al recibir desde muy pequeña el entrenamiento más riguroso de Temiscira. Asimismo, la música que acompaña estas escenas es épica y excitante, es el complemento perfecto.

En cuanto a los efectos especiales utilizados, se puede decir que están muy bien combinados con las actuaciones y que en ningún momento tratan de ser el centro de atención, sino más bien que están perfectamente justificados, sobretodo en la batalla final… ¿Dioses peleando? Obviamente, caos por todos lados.

Para concluir, cabe destacar que la película no ha podido salir en un mejor contexto social que este. Tanto se está luchando por los derechos de la mujer, que es un orgullo ver este gran producto a manos de una mujer directora como Patty Jenkins, que ha llevado a la pantalla grande la historia de una fémina guerrera, que lucha por sus convicciones y que puede vencer a todos los obstáculos, dejando atrás al estereotipo de bomba sexy o damisela en rescate al que la industria cinematográfica tiene acostumbrada a la sociedad.

Sin duda esta cinta está llena de gratas sorpresas, ha dejado a la audiencia con ganas de más y ha devuelto la fe de los fans por el universo de DC Comics. Se espera que hayan más secuelas y que esta buena racha continúe sorprendiendo a todos.

Calificación: 4 de 5

El Veredicto…’La Morgue’ (The Autopsy of Jane Doe)

Por: Cesar Cortez

Una de las películas de terror que más se comentó en el último tercio del 2016 fue The Autopsy of Jane Doe, conocida en nuestro territorio como La Morgue, cinta que fue muy aclamada en su paso por los festivales, siendo reconocida, por todo lo alto, en el famoso festival de Sitges, celebrado en Octubre en Cataluña, así que venía con todos los pergaminos suficientes como para no decepcionarnos, y luego de, por fin, haberla visto, hay que decir que es una de las cintas de horror más importantes que se hayan estrenado en nuestra cartelera en lo que va del 2017.

La trama se centra en un padre e hijo, ambos médicos forenses, que tienen a su cargo una morgue en el pueblo. Todo transcurre con normalidad, hasta que el comisario del condado llega con el cuerpo de una joven, cuyo nombre se desconoce, y la nombran “Jane Doe”. En principio, el cadáver no presenta ninguna seña de maltrato, golpes, lesiones o algo como para ir descartando opciones, pero será cuando empiezan a examinar el interior donde se llevaran la gran sorpresa de su vida cuando noten que su muerte no fue por alguna causa natural sino por alguna fuera de todo lo humana y medicamente conocido. ¿Qué será lo que esconde?

Luego de la experimental Trollhunter, el director noruego Andre Ovredal se embarca en una historia bastante original, algo que le selle el paso al mercado gringo, consiguiendo con esta producción, ese sueño de cruzar el charco, ya que esta no es una obra más, a pesar de ser un filme que no está financiada por un gran estudio, que resulta, usualmente un fiasco, pero que aquí esa palabra queda muy dejada de lado. Lo que hace es emplear un escenario como una morgue, ubicada en un frió sótano (lo suficiente como para salir corriendo para cualquiera), volverlo aún más tenebroso y claustrofóbico, al no tener luz y tener muy pocas salidas, luego de conocerse que el cadáver que les trajeron no es de una simple muchacha, sino de alguien que puede estar poseído por una fuerza desconocida para el ser humano.

Los personajes, el padre e hijo forense, interpretados por Brian Cox y Emile Hirsch respectivamente, poseen una buena química en pantalla, lo que permite que el espectador se comprometa con lo que está pasando en pantalla y que los sustos (y si que los hay) que esta por recibir no sean gratuitos sino que es como si lo viviera en persona, con el agregado de converger con la oscuridad que embarga estar en un lugar tenebroso como ese. Ambos cumplen con el objetivo de apoyarse cuando se requiere, que es casi en toda la película, y que a veces no hay tiempo siquiera de respiro, algo que celebro mucho cuando una película sabe lo que debe ofrecer. Si debo resaltar una escena que crece en tensión, es cuando ambos empiezan a hacer la autopsia al cuerpo y empieza un camino ascendente y tenebroso, por descubrir que es lo que encierra. Muy bien lograda.

Un aspecto que no puede dejar pasar, que no desmerece para nada lo visto ya que es un producto bien elaborado, es su homenaje al cine de John Carpenter quien, nuevamente, sirve de inspiración para una obra moderna de terror, en este caso con ciertos guiños hacia La Niebla, con una escena en particular donde se nota, claramente, que es extraída del filme y otra llegando casi a la parte final (no es spoiler).

Celebro la llegada de un filme como La Morgue, porque confirma que el cine de terror aun no alcanza su techo y está muy lejos de hacerlo, aun así muchos digan lo contrario, sino que puede ofrecer historias muy inteligentes e interesantes como esta. Estaré atento a la siguiente cinta de Ovredal, porque ha demostrado ser muy competente y puede ser, si sigue por el buen camino, otro buen representante del genero de estos tiempos.

Calificación: 3.7 de 5

El Veredicto…’Rápidos y Furiosos 8′

Por: Karen Pérez León

Rápidos y Furiosos 8 es una película de acción estadounidense dirigida por F. Gary Gray y escrita por Chris Morgan que se estrenó el pasado 13 de abril. Es la octava entrega de la franquicia Rapidos y Furiosos. Los actores que participan en la cinta son muy conocidos a nivel mundial: Vin Diesel, Dwayne Johnson, Michelle Rodriguez, Tyrese Gibson, Chris Bridges, Nathaniel Emmanuel, Jason Statham, Charlize Theron y Kurt Russell.

Si bien,los productores y el director de la primera cinta del 2001, Rob Cohen, decidieron retomar la mitología de las carreras ilegales, aunque con una trama algo mediocre, ésta consiguió ganar seguidores y simpatía con el público gracias a la química extraordinaria que había entre VinDiesel y Paul Walker, en medio de una historia que unía el camino y forjaba la amistad entre un policía infiltrado (Walker) y de un forajido impenetrable (Diesel) sumado a un escenario de mujeres con poca ropa y autos deportivos.

Ahora, los personajes han evolucionado y dan giros inesperados. Vemos a un Dominic Toretto (Vin Diesel) convertirse en villano de la mano de la bellísima y maravillosa Cipher (Charlize Theron) magistral y admirable como siempre, quien le da un tono de oscuridad y misterio al filme. Por supuesto, tanto aliados como la misma esposa de Toretto, Letty (Michelle Rodriguez) quedarán en total desconcierto al ver esta nueva faceta de Toretto.

Lejos de verse envuelta en el cansancio, con una trama floja o gastada, como se esperaba luego de varios años de la franquicia, esta película ha conseguido por mucho superar a sus predecesoras con un éxito y energía visual tremendamente creativa, que deja el camino bien puesto para las tres siguientes entregas que se han anunciado.

Sin embargo, hay que reconocer que la mayor parte de éste éxito se debe a la participación de los renombrados actores que aparecen y rescatan, por así decirlo, al filme. Además, la cinta peca de repetitiva, sin poder evitarlo y los efectos visuales llegan a ser demasiado surrealistas, algo a lo que sus seguidores están bastante acostumbrados.

Sin duda, esta película no decepciona, pero tampoco llega a ser extraordinaria y más bien deja con la interrogante de si realmente la historia logrará desarrollarse y entretejerse adecuadamente en las próximas tres entregas, sin caer en lo exagerado o absurdo, algo que desde ya representa un reto para sus productores y futuro director, así como para los actores que acepten tomar el riesgo de una carrera sin retorno.

Calificación: 3.5 de 5