El Veredicto… ‘Godzilla: City on the Edge of Battle’

Por Luis Augusto Venegas Gandolfo

godzilla-kleposter

Y continuamos con la segunda parte de esta trilogía lenzada por Netflix de nuestro kaiju favorito. En la primera entrega (que más parecía una OVA) teníamos un planeta Tierra abandonado por los humanos debido a las catástrofes y de Godzilla y la impotencia de no vencerlo.

Luego de muchos años, el capitán Haruo se infiltra nuevamente a su planeta natal junto a sus soldados para derrotar al inmenso monstruo y recuperar lo que les pertenece. Sin embargo, luego de su gran victoria (incluyendo muchas bajas), descubren que hay un Godzilla de 300 metros de altura, mucho más grande y mortífero que destruye todo a su paso.

En estos momentos, se podría haber considerado el fin de esta aventura sin embargo, la llegada de esta segunda entrega , nos presenta que el capitán Haruo y muchos de los guerreros que se enfrentaron al  “pequeño” Godzilla seguían con vida. Esto se debió a que fueron rescatados por una “evolución” de los seres humanos que se quedaron en el planeta (sobrevivientes) y que poseen algunos genes de esta nueva especie de monstruos que se apoderaron del planeta. En este caso, los humanos evolucionados (conocidos como houtua) tienen más conexión con los insectos, así como su modo de vivir (como en un hormiguero) y tener una conexión con mayor misticismo con la naturaleza.

godzillacityontheedgeofbattle-1280-1531176861270_1280w

Cabe resaltar que, en este contexto, los humanos están acompañados por dos especies de extraterrestres donde una está ligada a la religión y la otra a la tecnología. Junto a ellos descubrirán que “Mechagodzilla” (si es que conocieron a este personaje de las películas antiguas) sigue existiendo pero transformado en una base enorme. Por lo que la misión de Haruo aún no termina y decidirá con el resto de sobrevivientes en acabar con el inmenso kaiju de una buena vez por todas con esta avanzada tecnología que  estuvo durmiendo años.

Más que nada, la película cuenta con un contexto “post-apocalíptico” y bastante frustrante, considerándose una lucha a lo imposible pero mostrando una pequeña luz de esperanza. La definición de las especies  presenta muchos de los comportamientos humanos que se viven en la actualidad, por lo que tenemos a nuestros favoritos y a los que no nos inclinamos tanto.

Sin embargo, es una película (como su antecesora) llena de acción y aventura, por lo que no muestra una gran trama pero ésta se refuerza por la situación en la que se vive, además de crear consciencia de cómo los humanos estamos destruyendo el planeta.

1525283222103

La animación es mucho más limpia que su antecesora y hay un gran esfuerzo en el uso de materiales (en especial de Godzilla) y las texturas del bosque, el nanometal y demás elementos. El apartado musical no es muy llamativo y se pierde a veces con el gran apartado visual, teniendo una etapa de recordación muy leve en el caso sonoro.

Es una película muy recomendada para entretenerse, ver algo de acción y drama (pues tiene una microscópica escena romántica) y pensar si es una buena opción que los humanos vuelvan a ser los “monstruos” dominantes.

Y, aunque no lo crean, hay escena post-créditos que para los fanáticos de Godzilla habrá una sorpresa.

godzilla-city-edge-battle_2

Calificación: 3.5 de 5

 

Advertisements

El Veredicto…’Hotel Transylvania 3′

Por: Luis Augusto Venegas Gandolfo

Hotel-Transilvania-3-Nuevo-poster-con-los-monstruos-estilo-playero

Una tercera entrega de esta saga ha llegado, que mezcla la tecnología de la animación en 3D y la nostalgia del cartoon clásico. Nuevamente nos presentan a los monstruos más estrafalarios y “flexibles” de la animación en un viaje en búsqueda del amor.

La trama es particularmente la misma a sus antecesoras, la lucha por la igualdad y rechazar la discriminación (sin importar si eres humano, monstruo o unicornio…), pero tiene la exclusividad que no ocurre en el famoso hotel de monstruos.

Drácula se siente solo ante la presencia del amor entre parejas y, como era de esperarse, busca de algún modo alguien para poder llenar ese vacío que hay en su corazón. Desde este punto inicia una serie de gags con mucha sazón y, si lo aprecia en el idioma latino, podrá sentir una jerga bastante divertida y familiar.

Los personajes, tanto de la primera película y la segunda, vuelven a aparecer dentro de este crucero que los llevará a la mítica Atlántida, junto a una capitana del viejo linaje Van Helsing (recordando el apellido del famoso doctor que desea derrotar a Drácula y al resto de monstruos).

El humor estará presenta en todo momento, sin embargo… ¿qué hay de nuevo en esta película?

Lo primero que podemos apreciar es la introducción a la familia Van Helsing que, antes de iniciar la historia general de la película, se realiza un flashback para dar a conocer que este personaje ya existía en este universo.

42283-hotel-transylvania-3

Lo segundo que atrae en este caso es la poca participación de Dennis y Vlad (el nieto y el padre de Dracula), esto hace que nos centremos más en los personajes clásicos y nos sintamos más “a gusto” con las situaciones que ocurren.

El tercer elemento es la escena del clímax donde el humor y la música van de la mano ante un enfrentamiento entre lo “moderno” y lo “clásico”.

Sin embargo, la película mantiene el mismo mensaje que las otras dos y no ofrece muchas novedades, salvo una nueva localización y algunos monstruos de relleno que llaman la atención (un kitsune de nueve colas, la llorona, etc.).

En el caso de los efectos y la animación, se mantiene una gráfica impecable y bastante exquisita frente a tantas texturas de cada personaje. Por otra parte, la animación llegó a un punto de exagerar el tipo de caminatas y de traslados de los personajes, haciéndolos un poco más toscos de lo habitual. No es malo apreciar eso, pero se desearía que se mantuviese el estilo no tan brusco que tuvieron sus antecesoras.

HotelTransylvania3_Kraken_breakdown_final-1280x600

Una película imperdible, sin duda, y para pasarla en grande con la familia, los amigos, la pareja o solo.

Calificación: 4 de 5

 

 

 

El Veredicto…’Rascacielos’

Por: Karen Pérez León

Rascacielos (Skyscraper) cuenta la historia de Will Sawyer (Dwayne Johnson), un experto en seguridad que va a Hong Kong junto a su familia para inspeccionar “La Perla”, el edificio más alto del mundo. El problema es que el arquitecto, Zhao Long Ji (Chin Han) tiene problemas con un criminal ruso que desea cobrar venganza. Por esta razón, Sawyer se verá envuelto en un lío y tendrá que salvar a su esposa Sarah (Neve Campbell) y a sus dos hijos, quienes se verán atrapados en un misterioso incendio dentro de la edificación.

¡Perfecto! Dwayne Johnson vuelve a la pantalla grande para salvar a su familia, después de haber salvado al mundo al lado de su amigo gorila gigante en ‘Rampage’ (2018). ¡Genial! Espera… Esto me huele a ‘Terremoto: La Falla de San Andrés (2015)’ en donde salva también a su familia… ¿Qué está sucediendo? ¿Por qué La Roca… Perdón, no le gusta que lo llamen así… ¿Por qué Dwayne está haciendo tantas películas repetitivas?

Al parecer el ingrediente secreto que tanto gustaba de las cintas de Johnson, ha perdido fuerza. Ya no basta solo con ponerle corazón a la trama (la familia es primero) para justificar ver a un actor realizando acciones temerarias y totalmente irreales, de las que obviamente va a salir bien librado por ser el héroe. Creo que en este punto exageraron demasiado porque, no solo colocaron al personaje con una prótesis en la pierna, sino que había que llevarlo al EXTREMO. Podríamos haber visto a Dwayne caminar por una cuerda floja a mil metros de altura, cargando a un elefante y saber que iba a lograr llegar del otro lado, sin ningún problema. Esto, llega a aburrir al espectador, pues pronto todo se vuelve predecible, sobretodo el final.

Lo más crítico es que este filme pretendía ser el nuevo “Duro de Matar (1988)” y la verdad es que no estuvo ni cerca de lograrlo, ya que el guión escrito por el mismo director de la cinta, Rawson M. Thurber, es muy flojo. Ningún personaje es notable y el propio Johnson pierda fuerza y carisma, además de que no se aprecia ningún trabajo de construcción de personaje por su parte, sino que sigue siendo el mismo héroe en diferentes películas. No profundiza en sus rasgos de personalidad, como sí lo hizo Bruce Willis en su papel como el ya legendario “John McClane”.

Lo que se puede rescatar de este filme es el cambio de escenario, que por fin deja de ser Estados Unidos para pasar a ser Hong Kong y la participación de Neve Campbell, quien lejos de hacer el rol de damisela en apuros, se muestra como una mujer capaz de luchar también por su familia, teniendo la oportunidad de formar parte de la acción.

Espero de todo corazón que Johnson comience a elegir bien en qué proyectos va a participar, porque él tiene el suficiente carisma para realizar productos mucho más entretenidos y memorables. Pero, si lo que tú estás buscando es solo pasar el rato en familia y entretenerte, entonces, esta es la cinta que estabas esperando.

Calificación: 3.5 de 5

El Veredicto…’Leatherface: La Máscara del Terror’

Por: Cesar Cortez G.

Cuando se estreno en el  2013 ‘Masacre en Texas: Herencia Maldita’, parecía que iba  a ir por un camino distinto a las anteriores (peque de inocente) al mostrar lo que sucedía inmediatamente después del final del clásico filme de 1974, y me dije “esta parece ser la película que muchos hemos esperado ver”, algo que solo duro unos minutos, porque, lamentablemente, después sería mas de lo mismo.

Ahora, luego de haber visto Leatherface: La Máscara del Terror, me provoca el mismo efecto porque parecía que en la previa, y no les miento, así se notaba, veríamos un filme con una tónica seria sobre el despiadado Leatherface. Sin embargo, parece que tanto los productores como guionistas, director y demás, no ven este producto como algo para explotarlo y darle una chance, aunque sea mínimo, de tratarlo con la seriedad del caso, sino explotarlo, valga la redundancia, como un producto bajo, sin muchas pretensiones cuyo fin es seguir manteniendo con vida, y así será, a este clásico personaje de terror.

La trama esta vez se ubicara en los años de infancia del pequeño “Leatherface”, cuya familia al parecer no es nada amigable al tener costumbres un tanto retorcidas acerca de “vivir en familia”. El comisario del pueblo, tomara las medidas correspondientes y llevara al muchacho a un centro juvenil de rehabilitación con tal de salvarlo. Han pasado unos años, y el sigue viviendo en este lugar junto a otras personas que también vienen de hogares disfuncionales. Un día sucede lo insospechado, y los internos toman el lugar, aprovechando otros de fugarse, entre ellos nuestro querido “Leatherface”, para dar rienda suelta de sus maldades.

Cuando se empezaba a hablar sobre lo que sería esta cinta, debo confesar que pensé que iba a ver algo digno de respetarse al ubicar la trama en los años de juventud del personaje, que distaba por ejemplo, de lo que fue ‘La Masacre en Texas: El Inicio’ del 2006, donde lo vimos convertirse en el asesino de la sierra como adulto. Lo primero que había que saber era el comportamiento que tenía el menor con su familia, donde se nota que esta es totalmente disfuncional y nada racional ya que tiene unas reglas muy fuera de foco sobre “respetar a la familia”, algo que Leatherface empezaba a notar a su corta edad. Este tema pudo tratarse de una mejor manera, pero eso iba a ser “perder el tiempo”, porque el público lo que quiere ver cuando vemos un título que dice “Leatherface” o “Masacre en Texas”, es toda una y brutal carnicería donde la sangre y vísceras no pueden faltar.

Lo que más llama la atención es que tuvimos en la dirección a los franceses Alexandre Bustillo y Julien Maury, responsables de esa sangrienta pero interesante peliculita llamada “A l’interieur” y en la previa me podía imaginar que la cinta estaba en buenas manos. Lamentablemente, ellos no lo pensaron de esa manera, y se contentaron en dirigirla porque son fans de la franquicia y eso bastaba. Un nombre como ese en tu curriculum es muy bueno, siempre y cuando hagas un producto a la altura de tus pretensiones. Este, obviamente, no fue el caso.

Es una lástima cuando se intenta hacer algo distinto con estas cintas de slasher, tratándolas de volverlas “serias”, solo para seguir viendo lo que ya es una retórica de este mundo: sangre, vísceras y full gore. La pregunta que me hago es ¿Veremos, realmente, una película inteligente sobre estos títulos? Sinceramente, creo que en particular la saga de “La Masacre en Texas”, tiene un buen potencial por explotar, pero hay que hacerlo de manera seria y consciente, y eso demanda también una buena historia e inversión, algo que dudo que suceda. Pero, no abrigo mis esperanzas que eso realmente suceda algún día. Por ahora, seguiré esperando sentado.

Calificación: 2.7 de 5

El Veredicto….’Jurassic World: El Reino Caido’

Por: Cesar Cortez

Steven Spielberg (creo) jamás pensó que en el 2018 seguiríamos hablando de la saga de ‘Jurassic Park’, que dicho sea de paso, este año cumple sus 25 aniversario. Hay que ser realistas que los dinosaurios siguen gustando al público y una muestra de ello fue el regreso de la franquicia en el 2015 con ‘Jurassic World’, que se convirtió además en una de las cintas más taquilleras de la historia. Ahora, ha llegado el turno de admirar Jurassic World: El Reino Caído, que llega con ciertos elementos que hacen de esta, a mi parecer, la mejor secuela de toda la saga.

La historia presenta ahora a Claire (Bryce Dallas Howard) como una defensora de los derechos de los dinosaurios quienes corren un gran peligro al detectarse que un volcán hará pronto erupción en la Isla Nublar. Debido a esto se hace presente Eli Mills (Rafe Spall) quien la convoca para que sea parte de un grupo que ira a la Isla para salvar a la mayor cantidad de dinosaurios posibles y trasladarlos a otro lugar (seguro a los amigos de PETA les habrá gustado ese aspecto). Para lograrlo, se reúne con Owen (Chris Pratt) quienes viajan al lugar pero la tarea no será tan sencilla, ya que la situación no será cosa de juego. Lo malo de todo esto, es que el plan, en el fondo, tendrá intenciones un tanto lucrativas y despiadadas.

Lo primero que hay que tener bien en claro es que te tienes que creer lo que ves. Todos somos conscientes que estamos viendo una película donde el atractivo es ver a los dinosaurios y la historia es lo secundario. Esto lo tenían bien en claro los guionistas Colin Trevorrow y Derek Connolly quienes debían ir mas allá para lograr un producto convincente, y para lograrlo necesitaban de alguien que les diera esas herramientas, como es el caso del director español Juan Antonio Bayona, quien le ha provisto su gran capacidad y originalidad.

Si ‘Jurassic World’ se asemejaba a ‘Jurassic Park’, esta tenia, por regla, parecerse a ‘El Mundo Perdido’, porque se explora el tema de sacar los dinosaurios de la isla y llevar el peligro fuera de estos confines. Spielberg lo había logrado con cierto éxito en la cinta de 1997, pero ahora eso se iba a indagar más, es decir, colocar no solo a aun dinosaurio sino a otros más en la civilización, más específicamente hablando, en una mansión donde la idea es utilizarlos como armas. La codicia y el poder de la humanidad no tiene límites. Si ya habían jugado a ser Dios al crearlos, también podían cumplir el mismo papel para controlarlos como si fueran simples mascotas. Hay que acotar que, si en ‘Jurassic World’ la atracción fue el “Indominus Rex”, esta vez es el turno del “Indoraptor”, una nueva y despiadada máquina de matar.

La atmosfera que crea Bayona es de resaltar, y no esperaba menos del realizador de ‘El Orfanato’, ya que en los momentos de acción,  sabe manejar la tensión y convertir a los dinosaurios en verdaderos monstruos. Este aspecto difiere al que mostro Trevorrow en la película anterior y no logro el mismo efecto que aquí sí pudo el español. En su defensa, no logro cumplirlo a cabalidad, tal vez porque su película pintaba más para el espectáculo y esta va por otro camino.

Por supuesto que todo esto es un solo lado de la moneda, ya que al ser un blockbuster debe poseer sus momentos ridículos y que llamen la atención, como la escena cumbre de la Isla donde todos deben correr hacia un solo lado (sin que les pase nada) o que el hombre aun no sepa que “no debe jugar con fuego”, pero aun no logramos controlar nuestras sed de poder.

A pesar de alguna que otra inconsistencia, el filme sale airoso mostrando, además de los dinosaurios, viéndose un gran trabajo de post-producción para aplaudir, y transmite al público un par de mensajes para tomar conciencia. Fue una buena experiencia y, tengo que decirlo, ya estoy contando los días para la tercera parte o sexta película como quieran llamarla. Como dijo Jeff Goldblum, quien volvió como el “Dr. Ian Malcolm” “Bienvenidos a Jurassic World”.

Calificación: 3.4 de 5