El Veredicto…’Transformers: El Ultimo Caballero’

Por: Cesar Cortez

Este año se cumple una década de la primera película de Transformers, y se han proyectado cinco películas incluido esta última que voy a comentar titulada Transformers: El Ultimo Caballero (Transformers: The Last Knight), la que Michael Bay ha declarado que es su última incursión en la franquicia y por lo visto, quiso hacerla grande, monumental e inolvidable, aunque esta la cambiaría por olvidable.

A estas alturas del camino, es muy pero muy difícil tomar en serio a una película de Transformers, incluida la primera parte, donde ha pasado de todo, más que nada hartos juegos artificiales, que es la marca registrada de Michael Bay por donde se le mire, y quiso, con esta última cinta a su cargo dejar en “alto” lo que demostró con las anteriores. El gran ganador de estas de estas cinco cintas sigue siendo Hasbro, ya que los niños, y coleccionistas, irán a comprar los juguetes a las tiendas, así que para ellos, que venga ‘Transformers 200’ si es posible. Si bien, debo admitirlo, me divirtió un poco más que ‘Transformers: La Era de la Extinción’, filme que no soporto verla, en especial por su excesivo metraje, y que la mantengo como la peor de la saga, esta al menos hizo un pequeño esfuerzo para no ser considerada como tal.

Como lo anunciaban los trailers, la trama iba a estar ubicada entre la época medieval, precisamente hablando, en la época del Rey Arturo y la actual, donde los Transformers han tenido una gran presencia con la raza humana durante toda la historia, ayudándonos en las distintas y famosas batallas, guerras y combates que el hombre ha tenido que pasar (wow). Puede sonar a algo muy impensado o muy increíble que sea cierto (sí que lo es), pero su llegada a la Tierra desde ese entonces tiene un significado, que no se los puedo revelar porque eso sería un súper Spoiler, pero se quedaran muy sorprendidos cuando sepan de quien se habla.

Al igual que en la cuarta película, regresa Mark Wahlberg como “Cade Yeager”, esta vez sin la presencia de su hija, quien se dedica a cuidar a los Autobots para que estos no sean capturados. Con lo que no contaba, era con la llegada de una pequeña pero aguerrida niña llamada “Izabella”, interpretada por la peruana (todos orgullosos) Isabela Moner, la que “adopta” por mientras ya que él ha sido escogido para una gran misión, por un caballero ingles cuyo linaje ha estado ligado a los Transformers desde la época medieval, cuyo fin será evitar la gran catástrofe que se avecina  a la Tierra, donde tendrá la ayuda del ejército, y los Autobots obviamente. Es decir, nada que no se haya visto antes.

El argumento, como siempre, esta vacío. Es un hueco en el que sigue cavando más y más profundo hasta encontrar la excelencia en la trama, algo que nunca llegara (al menos con Bay y compañía). Esto al lado de presentar una batalla donde las explosiones son el pan de cada día en la que botan chispas por doquier, donde sale una chica, en esta caso en la piel de la actriz Laura Haddock, quien a pesar de tener un gran acento inglés, lo único que provoca al verla son suspiros y otras clases de pensamientos, y ver que los Autobots se transforman en el auto de tus sueños pero solo te alcanza para uno a escala, es decir, en resumidas cuentas, el guion solo es una formalidad ya que hay que seguir los patrones de la producción y nada más.

Es una lástima ver como un título que me produjo las mayorías alegrías en mi infancia y que me emocione un montón cuando supe que llegarían las películas live-action, haya sido prostituido de tal manera por gente que solo vio lo lucrativo sin pensar en nada ni nadie más. A estas alturas el milagro por ver algo distinto ya se ha desvanecido (luego de ver la segunda parte podía esperar cualquier cosa). Michael Bay se va (ojala) y ahora, el que llegue ¿salvara la poca honra que le queda a la saga? ¿Cuál será su idea? No se me ocurre a nadie que lo haga. De momento, Hasbro pidió que ya era hora que la franquicia se expanda y convertirla en un universo cinematográfico con el ya anunciado spin-off de Bumblebee. Ojala que nuestro querido amiguito salga vivo de esta. La que le espera.

Calificación: 2.4 de 5

In Memoriam…’George Romero: El Padre de los Zombis’

Por: Cesar Cortez

1993, ese fue mi primer encuentro con George Romero, es decir, la primera película que vi de el que fue Creepshow, de la que había oído varias veces ya sea por algún familiar o amistad y tenía mucha curiosidad por ver que ofrecía. Lo primero que me atrapó fue su metraje, hecho como si fuera un cómic y luego sus historias, con la que me quedo hasta el día de hoy con “El Día del Padre” y su clásica frase “donde esta mi pastel, Bedelia”.

Por supuesto que por ese entonces yo solo tenia once años y no existían medios a la mano (al menos yo no los tenia) para saber más al respecto, es más, no sabía tampoco quien era George Romero, hasta que con el pasar del tiempo y el gusto que le empece a tener al género del terror, con la llegada del internet, me acordé de el y lo investigué y los fans que le escribían, prácticamente, lo colocaban en la “cima” de la montaña, especialmente, por una cinta llamada ‘La Noche de los Muertos Vivientes’. Tuvieron que pasar once años de mi primer filme de Romero para ver el segundo, que fue justamente ‘La Noche…’ y, lo digo con toda la sinceridad del mundo, me atrapó de principio a fin, desde su música ambiental, pasando por los mismos zombis claro está y por colocar como protagonista a un actor negro llamado Duane Jones en el papel de “Ben”, cuando todavía en los años 60s se vivían momentos de un elevado racismo. Ese fue su “grito de guerra” en contra del sistema.

Pasarían algunos años para, por fin, ver más sobre el director, ya que pude obtener cintas como The Crazies, Monkey Shines, Day of the Dead y, la que para mi es su gran obra y, tal vez, mi película de terror favorita, Dawn Of The Dead. Si ya había estado hablando maravillas de ‘La Noche…’, pues con esta, el efecto fue el doble (o triple). Todo me parecía un cóctel bien servido y en su punto, el maquillaje (gracias Tom Savini), las escenas de acción, los desmembramientos y la trama por supuesto que te captura de principio a fin y el mensaje que le da al mundo, con aire visionario, que la humanidad iba a estar sujeta a lo superficial, en este caso a los centros comerciales, lugar del consumismo en su máxima expresión. Sinceramente, no se equivocó, ya que en estos tiempos, ahora con la llegada de la tecnología, especialmente de los smartphones, nos sentimos esclavos del sistema y “sometidos” como si de un hechizo se tratara. El lo vio así y lo incorporo en los zombis, un fiel reflejo de nosotros mismos.

(La trilogía de la “Muerte”: ‘La Noche de los Muertos Vivientes’ – ‘Dawn of the Dead’ y ‘Day of the Dead’)

Este es el legado que nos deja George Romero, quien partió de este mundo este 16 de Junio, quien en mas de una oportunidad, cuando le preguntaban del tema de los zombis, solo se refería como algo que se le ocurrió un día y quiso cambiarlo, sin pensar que lo que estaba haciendo era historia porque esta imagen de los “muertos vivientes” sería la que predominara en el mundo. Muchos le deben estar agradecidos ya que su creación inspiró a varios industrias, como los videojuegos (Resident Evil), películas de terror (28 Días Después), libros de sobrevivencia zombi (Guerra Mundial) y, por supuesto, la serie de televisión emblema, ‘The Walking Dead’, que se ha dado el gusto de colocar cameos basados en los zombis de Romero como “Flyboy” de ‘Dawn of The Dead’ o “Dr. Tongue” y “Bud” de ‘Day of the Dead’.

George Romero inspiró a muchos, ese es mas que obvio, pero solo habra uno como el y el futuro no se ve muy inspirador o mejor dicho, alguien que este a ese nivel en las nuevas generaciones (a no ser que me equivoque). Su partida deja un gran vacío en el cine de terror. Muchos se han sumado en las condolencias, como Stephen King, con quien trabajo en Creepshow y The Dark Half. También se suman a este grupo el maquillador Greg Nicotero, para quien Romero es su mentor y maestro, ya que el le dio su primera gran oportunidad en el cine siendo parte del equipo de maquillaje en Day Of The Dead en 1985.

La lista es larga y sigue, pero eso es muestra de lo mucho que lo respetaban e idolatraban. Tal vez muchos no lo entiendan porque un gran sector no les gusta el horror, pero para los que lo AMAMOS, su partida será muy difícil de digerir, al igual que la de Wes Craven, otro capo del genero que falleció en el 2015. Solo me queda decir que disfruté mucho de sus películas y lo seguiré haciendo porque aquí no se acaba su obra, sino que ahora se volverá inmortal, y nos corresponde a nosotros (los fans del terror) mantenerlo así. Descansa en paz maestro y gracias por todos los sustos que me hiciste pasar (si que fueron muchos).

George Romero (1940-2017)

 

 

 

El Veredicto…’Spider-Man: De Regreso A Casa’

Por: Cesar Cortez

Este año se cumplen quince años del estreno del primer filme del Hombre Araña que fuera dirigido por Sam Raimi y que derivara en una trilogía finalizada en el 2007, con un final que no gusto a muchos. En el 2012, se dio una segunda adaptación iniciando de cero con un nuevo elenco e historia, dando pie dos años después a su secuela que obtuvo criticas diversas. Sony decidió no continuar con la historia hasta que llegara a su rescate “su” superhéroe llamado Marvel.

En el 2016, se decidió integrar a El Hombre Araña al Universo de Marvel, y así hizo su estreno en ‘Capitán América: Guerra Civil’, participando de la gran batalla entre Los Vengadores. Luego de este suceso, nos encontramos ahora en el verdadero inicio de una nueva aventura del famoso “trepamuros”, lo que sería la tercera adaptación del superhéroe en pantalla, algo que para algunos alegra bastante y para otros, imaginamos, ya han visto suficiente de El Hombre Araña en su vida.

La idea que tuvieron ambas partes fue primero, darle un aire nuevo y fresco a la historia, y con su inclusión dentro de Universo Marvel (por fin) iniciando por tener a un mismo actor que lo interpretara por varios años, como es el caso de Tom Holland quien cumplió hace poco 21 años, en comparación a sus colegas Tobey Maguire y Andrew Garfield que en su primera película ya pasaban los 25 años. Igualmente, si este era joven, también lo iba a ser su entorno, como el caso de Marisa Tomei como “Tía May”, que a sus 52 años puede presumir que los tiene muy bien llevados.

La historia coloca a un Hombre Araña que, a pesar que dice tener estos poderes desde hace unos meses, aun no los ha explotado de la mejor manera, y eso se nota en la falta de escenas donde antes se le veía columpiarse por los rascacielos y aquí eso se ha perdido por ejemplo, o tal vez para no volverlo todo un acróbata como si lo hizo Sam Raimi, aunque eso no perjudico el argumento que tuvo en su momento. Lo que aquí se trata de reflejar (y lo resalto) es ver, paso a paso, los inicios de Peter Parker como el famoso superhéroe, sus obstáculos que tiene en su camino (la adolescencia, los amigos y demás) y que no desde el primer día tuvo a un peligroso enemigo en su camino, y eso se ve en que trata de ser algo al estilo de los boy-scouts: proteger a la gente y ser alguien servicial para la comunidad. Todo eso está bien hasta que llega su primera gran prueba: Adrian Toomes, mejor conocido como “El Buitre”.

Cuando se anunció a Michael Keaton como “El Buitre” (¿Se habrán inspirado en Birdman?), debo reconocer que me entusiasme mucho, ya que era la oportunidad de verlo en un papel no tan común porque, mayormente, ha realizado papeles de ser el bueno de la película y no hay que rebuscar mucho en su filmografía, sino nombrar su rol más emblemático: Batman. Dicho esto, no creo que haya dado la talla como tal al igual que Bokeem Woodbine como “Shocker” (también esperaba mucho de el) que solo aparece unos cuantos minutos, haciéndome recordar a “Electro” de ‘El Sorprendente Hombre Araña 2’ que parecía un simple adorno. Por otro lado a Keaton le falto ser más convincente, pero el guion no se lo permitió, y es que los encargados tuvieron miedo de crear alguien realmente temible (¿Acaso “Batman” no puede ser malo?). No sé si esto hubiera ocurrido si otro hubiera sido el actor pero quiero pensar que sí.

Por último, no sé si me estoy arriesgando en decirlo, es que hemos visto un nuevo grupo de héroes que “podría” darse a conocer en el futuro, como es el caso de los amigos de escuela de Peter (si los reconocieron, sabrán de quienes estoy hablando). Sobre el caso Zendaya (algo que no me disgusta) si es o no, en el fondo Mary Jane Watson, creo que eso lo sabremos en la secuela.

El director Jon Watts trato de darnos su visión del Hombre Araña, que no esta mal, pero creo que le falto darle fuerza a las actuaciones, especialmente, a los villanos. Su reto no era el mismo de Sam Raimi y Marc Webb, sino mayor, porque tiene en su espalda la mochila del Universo Marvel y debía mantener un nivel (y reputación), algo que no pudo hacerlo compeltamente, sino por partes, en las más de dos horas que dura la cinta. Parece esas situaciones que uno quiere hacer algo pero solo se arriesga un poco por miedo a perder. Esto ha tenido que servirle de prueba, en especial, si desea continuar en la franquicia. Veremos que sucede con él en el futuro.

Calificación: 3.3 de 5

El Veredicto…’Mi Villano Favorito 3′ (Despicable Me 3)

Por: Karen Pérez León

Mi Villano Favorito 3 es la tercera entrega animada de la famosa franquicia que vio la luz en el 2010. Se estrenó el 30 de junio de 2017, fue producida por la productora Illumination Entertainment y distribuida por Universal Studios. Dirigida por el mismo director de las anteriores sagas, Pierre Coffin y Kyle Balda, y escrita por Cinco Paul y Ken Daurio.

¡Alerta de Spoilers! Cuando se publicó el primer avance de la tercera parte de esta saga, se mostró a un Gru, quien al lado de su excéntrico hermano gemelo, regresaba a la villanía. Por supuesto, evitando que su esposa Lucy se dé cuenta, lo cual tenía los ingredientes perfectos para ser una gran trama y continuar la historia de una manera estupenda. Sin embargo, esto no sucede, ya que Gru jamás regresa a ser el villano que conquistó al público en la primera entrega.

Lejos de esto, Gru está más dedicado a su familia y se rehúsa a volver a cometer actos delictivos, tanto así que sus Minions terminan por abandonarlo. Algo totalmente lógico porque después de ver la película de ‘Los Minions’, se entiende que ellos buscaron toda su vida al mejor villano del mundo, entonces permanecer al lado de un Gru, quien ahora está enfocado en su familia y en capturar villanos, ya no va con ellos.

Lo más notable de la película es la aparición del nuevo villano, Balthazar Pratt, un antiguo niño estrella obsesionado con el personaje que interpretó en los años 80, hasta la cancelación del programa. Vive obsesionado con esa época, incluso viste la moda clásica de los 80s y cada aparición que tiene está acompañada por música retro como “Take On Me”, “99 Luftballons” o “Into the Groove”, e infaltables pasos de baile que contagian a toda la audiencia. No obstante, se podría decir que por momentos trae a la memoria al primer villano “Vector”.

En conclusión, es una película entretenida, pero su originalidad se ha perdido un poco y algunos personajes se presentan flojos. No obstante, deja un sinsabor en el público, que se queda con las ganas de ver a un Gru volviendo a ser villano, impulsado por su hermano y su tradición familiar; y a una Lucy decidiendo si apoyarlo o hacerse a un lado.

Calificación: 3.5 de 5