El Veredicto…’Alien Covenant’

Por: Cesar Cortez

Hace cinco años el director Ridley Scott, nos trajo de vuelta al mundo ‘Alien’, pero desde otra perspectiva, ya que la idea rodeaba el origen de la raza humana y el encuentro con el “Alien” fue algo que se encontraron en el camino. A estas alturas, decir “el encuentro” puede resultar un juego, porque el Alien nunca se manifestó, apareciendo solo al final del filme. Esta perspectiva que dio el director, para muchos fue decepcionante, porque si una película trata del Alien, este debía aparecer, pero no todos compartieron esa visión. Personalmente, me considero dentro del grupo que si gusto de ella, ya que ese enfoque teórico , si es que vale la palabra, sirve para llegar al verdadero objetivo.

Ahora, Scott nos presenta la secuela de esta historia titulada Alien Covenant, donde ha tenido que sucumbir a los deseos y peticiones de los fans dándoles el gusto de presentar a los xenomorfos que tanto nos gustan. Ignoro si esta era la idea original, en este punto de la historia, cuando se planteó hacer estas precuelas, pero tenía que congraciarse con el público, y si bien, el resultado no es el mismo a comparación de ‘Alien’ y ‘Aliens, El Regreso’, nos entrega dos horas de acción, intriga y dosis de horror, así que el precio de la entrada está más que justificada.

La trama se ubica diez años después de los hechos vistos en ‘Prometeo’, con una nueva tripulación en la nave de exploración Covenant cuyo objetivo es colonizar un nuevo planeta para la raza humana. En el trayecto, se encuentran con una señal de auxilio y estos se desvían de su curso fijado y llegan a un extraño planeta que, a simple vista, parece el hábitat perfecto. Lo que no saben, es que en su superficie, contiene una extraña sustancia dentro de una especie de huevos que ni bien entra en algún organismo, se apodera de su huésped hasta volverlo un capullo para que engendre a unas sangrientas criaturas. Lo que vendrá luego es la manera de cómo salir de este planeta sin ser afectado o que estas criaturas no acaben con sus vidas primero.

Scott con esta película de las tres que tiene en mente hacer antes que enlacen con Alien, fue primero disculparse con la audiencia y entregarnos a un equipo parecido al Nostromo, como para que ellos se sientan identificados desde un inicio con estas personas. Lo malo de esto es que la conexión no es equilibrada, porque parecería que cada uno actúa por su lado, a pesar que trabajan y hacer todo en equipo. Katherine Waterston como “Daniels”, es una buena actriz pero no es Sigourney Weaver, ya que su papel pintaba para que fuera un emulo de “Ripley” pero se quedó lejos de lograrlo. No es una líder nata, pero asume el rol luego de ciertas circunstancias.

El protagonista principal es sin duda Michael Fassbender, de quien se sabía, iba a interpretar tanto a “David” de ‘Prometeo y el nuevo androide “Walter”. Su desenvolvimiento es genial, y si todos recordamos lo que hizo en ‘Prometeo’, creo que no es muy difícil de imaginarnos que es lo que aquí trata de conseguir, aunque sorprende la postura que toma. Sin duda algunos de los mejores momentos es cuando él se hace presente. El resto del elenco cumple con los requisitos que le dice el guion, aunque esperaba más de actores como Billy Crudup o el mismísimo, Danny McBride. El último no lo hace mal, pero pudo ser mucho mejor. Por supuesto que no puedo dejar fuera al xenomorfo, el verdadero motivo por el que estamos viendo la cinta, y es algo para celebrar en grande.

Un dato que no puedo dejar de lado son los escenarios que se utilizaron, especialmente cuando llegan al planeta llamado “Paraíso”. La fotografía es muy buena, y los parajes que presenta son majestuosos. Muy bien escogidos.

Alien Covenant deja un sabor que lo que vimos estuvo solo bien, pero al tener a bordo al maestro, Ridley Scott, uno se imagina una obra de mayor calibre. A pesar de lo expresado, espero con ansias desde este momento, la nueva secuela ya que ese final, si bien previsible, es perturbador. A corregir los errores, porque el techo de Alien todavía está muy alto. Los fans y amantes de la ciencia ficción serán recompensados (lo firmo). Solo espero que haya Ridley Scott para rato.

Calificación: 3.3 de 5

El Veredicto…’La Morgue’ (The Autopsy of Jane Doe)

Por: Cesar Cortez

Una de las películas de terror que más se comentó en el último tercio del 2016 fue The Autopsy of Jane Doe, conocida en nuestro territorio como La Morgue, cinta que fue muy aclamada en su paso por los festivales, siendo reconocida, por todo lo alto, en el famoso festival de Sitges, celebrado en Octubre en Cataluña, así que venía con todos los pergaminos suficientes como para no decepcionarnos, y luego de, por fin, haberla visto, hay que decir que es una de las cintas de horror más importantes que se hayan estrenado en nuestra cartelera en lo que va del 2017.

La trama se centra en un padre e hijo, ambos médicos forenses, que tienen a su cargo una morgue en el pueblo. Todo transcurre con normalidad, hasta que el comisario del condado llega con el cuerpo de una joven, cuyo nombre se desconoce, y la nombran “Jane Doe”. En principio, el cadáver no presenta ninguna seña de maltrato, golpes, lesiones o algo como para ir descartando opciones, pero será cuando empiezan a examinar el interior donde se llevaran la gran sorpresa de su vida cuando noten que su muerte no fue por alguna causa natural sino por alguna fuera de todo lo humana y medicamente conocido. ¿Qué será lo que esconde?

Luego de la experimental Trollhunter, el director noruego Andre Ovredal se embarca en una historia bastante original, algo que le selle el paso al mercado gringo, consiguiendo con esta producción, ese sueño de cruzar el charco, ya que esta no es una obra más, a pesar de ser un filme que no está financiada por un gran estudio, que resulta, usualmente un fiasco, pero que aquí esa palabra queda muy dejada de lado. Lo que hace es emplear un escenario como una morgue, ubicada en un frió sótano (lo suficiente como para salir corriendo para cualquiera), volverlo aún más tenebroso y claustrofóbico, al no tener luz y tener muy pocas salidas, luego de conocerse que el cadáver que les trajeron no es de una simple muchacha, sino de alguien que puede estar poseído por una fuerza desconocida para el ser humano.

Los personajes, el padre e hijo forense, interpretados por Brian Cox y Emile Hirsch respectivamente, poseen una buena química en pantalla, lo que permite que el espectador se comprometa con lo que está pasando en pantalla y que los sustos (y si que los hay) que esta por recibir no sean gratuitos sino que es como si lo viviera en persona, con el agregado de converger con la oscuridad que embarga estar en un lugar tenebroso como ese. Ambos cumplen con el objetivo de apoyarse cuando se requiere, que es casi en toda la película, y que a veces no hay tiempo siquiera de respiro, algo que celebro mucho cuando una película sabe lo que debe ofrecer. Si debo resaltar una escena que crece en tensión, es cuando ambos empiezan a hacer la autopsia al cuerpo y empieza un camino ascendente y tenebroso, por descubrir que es lo que encierra. Muy bien lograda.

Un aspecto que no puede dejar pasar, que no desmerece para nada lo visto ya que es un producto bien elaborado, es su homenaje al cine de John Carpenter quien, nuevamente, sirve de inspiración para una obra moderna de terror, en este caso con ciertos guiños hacia La Niebla, con una escena en particular donde se nota, claramente, que es extraída del filme y otra llegando casi a la parte final (no es spoiler).

Celebro la llegada de un filme como La Morgue, porque confirma que el cine de terror aun no alcanza su techo y está muy lejos de hacerlo, aun así muchos digan lo contrario, sino que puede ofrecer historias muy inteligentes e interesantes como esta. Estaré atento a la siguiente cinta de Ovredal, porque ha demostrado ser muy competente y puede ser, si sigue por el buen camino, otro buen representante del genero de estos tiempos.

Calificación: 3.7 de 5