El Veredicto…’La Posesión del Diablo’: Una más del montón

Por: Karen Pérez León

poster

La Posesión del Diablo (Exeter) es una película de horror sobrenatural que cuenta la historia de un grupo de adolescentes, quienes desatan por accidente una fuerza demoníaca dentro de lo que fue un centro de salud mental.

Fue estrenada en febrero del 2015 en el Glasgow Film Festival del Reino Unido y en Estados Unidos en julio de ese mismo año a través de Direct TV.

La trama gira en torno a Patrick (Kelly Blatz, ‘4 Minute Mile’) un muchacho que ayuda en la Iglesia local, quien es convencido por su amigo Brian (Nick Nicotera, ‘The Purge: Anarchy’) para hacer una fiesta en el antiguo y abandonado psiquiátrico “Exeter”, el cual está a cargo del padre Conway (Stephen Lang, ‘Avatar’) Al principio, Patrick se niega, pero finalmente acepta, pues en los alrededores no hay vecinos ni monitoreo policial.

Durante la fiesta, el joven ayudante conoce a una chica misteriosa (Brittany Curran, ‘Monster House’) por la que siente una gran atracción física. Junto a cinco amigos más, deciden continuar la reunión hasta el día siguiente, entre drogas, alcohol y temas subidos de tono. Todo va de acuerdo a lo planeado, hasta que Amber (Gage Golightly, ‘Cabin Fever’) motiva al grupo a realizar una práctica misteriosa, que rápidamente traerá graves consecuencias.

maxresdefault

Las actuaciones son aceptables, aunque no dejan nada memorable y, por momentos, llegan a ser exageradas. Lo más interesante es el maquillaje utilizado para las posesiones, ya que genera esa sensación de incomodidad (y de asco) pero que no es muy bien aprovechado por los actores.

Después de tener éxito con el remake de ‘La Masacre de Texas’ en el 2003, para el director Marcus Nispel esta cinta representaría un nuevo tropiezo en su carrera, luego de su decepcionante remake de ‘Conan el Bárbaro’ en el 2001. Esto, debido a las duras críticas que ha recibido porque no consigue nada novedoso al utilizar los trillados sustos que provocan sonidos abruptos y un escenario tenebroso, detrás de una historia macabra. Lo único que se puede resaltar es su inesperado final, que aunque tiende a dejar algunos cabos sueltos, cierra bien la historia.

Desde los años 80, los escritores de cine terror incluyeron en sus guiones historias sobre un grupo de adolescentes víctimas de una serie de eventos sobrenaturales que los terminan llevando a la muerte, uno a uno. Tal es el caso que filmes como ‘Pesadilla en Elm Street’ o ‘Chucky, el muñeco diabólico’, tuvieron un gran éxito en taquilla. Desde entonces, no se han dejado de producir películas del conocido ‘terror adolescente’.

1280x720-Sgm

Sin embargo, como se espera de las películas de terror de los últimos años, esta cinta ofrece los mismos clichés de siempre que terminan provocando momentos cómicos, que de seguro el Sr. Nispel no deseaba incluir, pero que finalmente se dieron, además, de los típicos encuentros sexuales, drogas, alcohol y rebeldía juvenil. Obviamente, no se puede considerar a este filme como uno de “horror”, sino simplemente como a una historia de suspenso con un final muy distinto.

Un último detalle a resaltar: el póster de la cinta indica que está basada en hechos reales, pero la verdad es que nada de lo que ocurre en la trama sucedió realmente. Lo único real es la existencia de “Exeter”, que es la capital del condado de Devon, considerada una de las ciudades más antiguas de Gran Bretaña.

Calificación: 2 de 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s