Masacre en Texas 3D (Texas Chainsaw 3D)

texas 1

Año: 2013

Director : John Luessenhop

Por: Cesar Cortez G.

En 1974, como dice el lema de promoción, “Una película cambió la cara del terror”. Han pasado casi cuarenta años de eso, y muchas cosas han pasado en el camino. Si bien, “La Masacre en Texas” es un ícono del cine de terror, con este film, no le muestran el respeto que se merece.

La trama se inicia inmediatamente después de los sucesos de la película original, cuando Sally (Marilyn Burns) escapa de Leatherface y huye en la camioneta. El jefe de policía Hooper (Thom Barry) es el primero en llegar a la casa de los Sawyer y pide que le entreguen a Jed, nombre original de Leatherface. Pero junto con él, llegan los pobladores del lugar, liderados por Burt (Paul Rae), que quieren hacer justicia con sus propias manos, y lo logran, incendiando la casa, con todos sus miembros. Uno de los provocadores, ve a un bebe cerca del lugar y se lo lleva. Ha transcurrido, a mi parecer unos 20 o 25 años, y nos encontramos con Heather Miller (Alexandra Daddario) que recibe una carta donde se le explica que es nieta de Verna Carson, familiar de los Sawyer, e inmediatamente se da cuenta que ella fue adoptada. Decide ir a Texas, acompañada de unos amigos, a ver de qué se trata, y para su sorpresa, hereda una mansión lujosa que perteneció a la familia. Pero lo que no sabe, es que en el lugar reside Leatherface, y desatará una nueva “Masacre en Texas”

El inicio es muy bueno, el prólogo de la historia y lo que pasó en la casa al menos, ya que estamos ante una “verdadera” secuela de “Masacre en Texas” y no una “variación” de la historia. Todas las “secuelas”, contando con el remake y su precuela, nunca explicaron que pasó después de la original. Mas bien, lo que hicieron fue darle un sabor fresco a la historia sin desarrollarla más de la cuenta. Mas o menos, salvando las distancias, lo que hizo Sam Raimi con “Evil Dead 2”, que más bien fue un remake de la primera, pero con un resultado muy superior a lo que había hecho previamente. Este es el gran mérito del film, ya que nunca habíamos visto la resolución de la primera parte. Siempre nos hemos quedado con las preguntas del caso, y aquí se resuelven esos enigmas, o al menos hicieron su mejor esfuerzo.

Cuando digo “al menos”, es que “lo intentaron”, ya que el resto de la historia es lo mismo que hemos visto en las demás de películas del título. Pero, lo que si llama bastante la atención, son las situaciones que se presentan. Primero, no se precisa en qué año se desarrolla, pero todo hace indicar que es el 2013. Entonces, por qué los actores no reflejan los 40 años? A lo mucho se les nota de 25. Y eso sumado a los autos y, sobretodo, a los celulares con cámara, no refleja tal período de tiempo. En segundo lugar, ¿De dónde salió tanta gente en la casa de los Sawyer, si, originalmente, solo eran 4 personas? No le encuentro una explicación lógica a eso.  Y, obviamente, la madre de todas las preguntas, ¿Los Sawyer tenían familiares millonarios? ¿Podrían decirme que parte me perdí? Estas y demás cosas se ven en la cinta sin una “buena” explicación. Faltó más fuerza en el argumento.

En cuanto a las actuaciones, no hay mucho que decir en verdad, ya que si uno ha visto esta clase de películas, no difiere mucho de las anteriores. Podríamos decir que Alexandra Daddario, al menos la primera hora no hace mucho, pero luego adopta una personalidad muy distinta. Otro que se destaca es Paul Rae como el alcalde del pueblo, con un rol muy arrogante y de querer implantar la “justicia”, así sea con sangre.

Mención aparte, podríamos mencionar, una serie de cameos de actores que participaron en “La Masacre en Texas – 1974”.  Tenemos al Leatherface original, Gunnar Hansen, como uno de los Sawyer. Igualmente Bill Moseley como Drayton Sawyer. Ambos mueren en el incendio de la casa. Podemos apreciar además a Marilyn Burns. Primero como Sally en el inicio y luego como Verna Carson. También, podemos darnos cuenta de algunas escenas que sirven como homenaje a la película original, por ejemplo el tipo que lo cuelgan del gancho o cuando recogen a un sujeto pidiendo “aventón”. Buen detalle por parte de los realizadores.

Esta película pudo haber sido mejor, pero no sé porque, la industria no desea arriesgarse un poco más en esto y sacar una historia agradable e inteligente, en vez de seguir haciendo lo mismo una y otra vez. Realmente, solo la recomiendo para fanáticos de la saga y para aquellos que gustan del terror. Casi lo olvido, el 3D no aporta casi nada, solo sirve para ver el primer plano de la sierra. Un total desperdicio tecnológico. Esto al menos pudo haber alzado un poco el valor de la cinta.

Calificación: 2.5 de 5