El Regreso de los Muertos Vivientes (The Return of the Living Dead)

El regreso

 

Año: 1985

Director : Dan O´ Bannon

Por: Cesar Cortez G.

¿Quien dijo que fusionar el terror con la comedia era mala idea? Pues antes de Scary Movie, y sus múltiples secuelas, en 1985 se hizo este experimento, y funcionó. Bueno, no se podía esperar más de Dan O´Bannon, escritor de Alien, que aquí hace su debut como director.

El regreso de los muertos vivientes, es una muy buena película, y bastante original para la época en que se hizo. El tema, como su título bien dice, gira alrededor de los zombies, que en la década de los 80´s, con tantos Freddys y Jasons, prácticamente no tenían un espacio dentro del género, ya que su “época dorada” fue en la década de los setenta. Sin embargo, vieron la manera de crear algo único, e impensado, y hacer pasar a la platea, un momento más que agradable.

Todo se inicia en un depósito de medicina donde trabajan Freddy y Frank. Ambos se dirigen al sótano donde Frank le enseña un contenedor, donde se encuentra un cadáver, luego de haberle contado a Freddy, que este fue un experimento del ejercito para revivir a los muertos. Pero un error involuntario, hace que del barril, emane un gas toxico dejando a ambos inconscientes por un momento. Al volver en sí, llaman a Burt, su jefe, y le explican lo sucedido. Dicho gas ha infectado el lugar y ha reanimado un cadáver en el recinto. Ven la manera de contenerlo, pero no logran neutralizarlo del todo a lo que proceden a descuartizarlo y lo llevan a un crematorio del cementerio que está cerca de dicho depósito. Le explican a Ernie, amigo de Burt, que debe deshacerse del cuerpo y accede a hacerlo, pero mientras lo incinera, el humo junto con el gas, sale de la chimenea, y acompañado de la lluvia, esparce esto sobre el cementerio, reviviendo así a los muertos. Ahora ellos, acompañados por unos jóvenes que se encontraban en el lugar, tratarán de sobrevivir a esta gran amenaza.

Si uno empieza a leer la trama, se dará cuenta que es una típica película de zombies del montón, pero su contenido es lo que la hace especial. Al principio, Freddy le pregunta a Frank, si alguna vez ha sabido o visto algo extraño, y este le cuenta sobre los barriles con cadáveres. Igualmente, le dice si ha visto “La noche de los muertos vivientes” y le cuenta una anécdota sobre la película, que se basó en algo real y tuvieron que distorsionar la historia por cuestiones legales. Aunque en realidad, dichos experimentos con cadáveres, hasta la fecha, es solo un mito pero hay gente que asegura, que eso si se da.

Lo segundo que vemos, y llamativo, es que los muertos “no mueren”. Nuevamente tomando como referencia “La noche….” donde nos explican que matando el cerebro, estos morían. Pues aquí esto no se cumple, ya que si está muerto “no puede morir”. Mas bien, el cerebro es lo único que comen de la gente. Nada de brazos, piernas u otro órgano, solamente cerebros, ya que eso alivia el dolor de la muerte. Tal vez lo más resaltante sea que los zombies hablan, tienen personalidad, piensan, y corren, así que los que pensaban que esto se vio recién en “28 días después”, pues hicieron mal “su apuesta”. Todo esto, es lo que hace, aún, más interesante a la cinta por las situaciones que se dan. Y déjenme decirles, que la mayoría de ellas son graciosas pero bien elaboradas, ya que se ha cuidado este aspecto en lo más mínimo, ya que, hay que creérsela para que funcione.

Como era algo habitual en la década, sobretodo en una película de terror, la mayor parte del reparto eran actores desconocidos. Solo los de la época, reconocían a Clu Gulager, que luego se convirtió en un personaje habitual en las futuras producciones de horror, al igual que James Karen, que ofrece una muy buen actuación. Don Calfa, como el dueño del crematorio tampoco desentona en lo que se le requiere. Mientras que con el grupo de punks, cada uno en lo suyo. Digamos que son un buen “ingrediente” de acompañamiento.

Uno de los hechos que tiene la película, es que George Romero la iba a dirigir. ¡Que paradójico habría sido que el mismo se burlara de su producto! Nunca sabremos si hubiera resultado. Aunque Wes Craven no tuvo problema cuando hizo Scream diez años después. Pero, a pesar de todo, “El regreso de los muertos vivientes”, es una película que ha pasado la barrera del tiempo, y ha captado seguidores aquí y en cualquier parte del mundo. Como es obvio, luego vinieron las secuelas, pero ninguna estuvo a su nivel. Nuevamente Hollywood metiendo “la pata”. Los zombies, al menos en ese año, si que supieron divertirse………comiendo “Cerebrooooos”.

Calificación: 3.6 de 5

 

 

Advertisements